DARPA muestra sus nuevos sistemas para derribar drones

La Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de EEUU (DARPA) anunció que había demostrado con éxito su nuevo sistema de Protección de Fuerza Móvil (Mobile Force Protection, MFP), que lanzan interceptores semiautónomos capaz de obstruir los hélices y rotores de los drones enemigos y derribarlos.
En un comunicado de prensa sobre MFP, DARPA menciona un interceptor específico denominado CUGAR (no está claro qué significa este acrónimo), configurado por la tecnológica Dynetics.

Actualmente, el sistema de demostración posee seis tubos de lanzamiento de interceptores impulsados por sistemas eyectores neumáticos de aire comprimido. Cada interceptor lleva múltiples “tubos efectores” llenos de lo que se ha descrito por DARPA como “sustancia viscosa rosada” o “serpentinas fuertes y fibrosas” que pueden desactivar el sistema de propulsión de un dron hostil, explica al portal The War Zone el gerente del programa MFP, Greg Avicola.
El sistema es orientado y controlado por un operador humano, pero el objetivo de la agencia es diseñar un sistema autónomo que pueda manejar una gran cantidad de amenazas entrantes de drones a la vez. Actualmente cada interceptor individual es capaz de tener múltiples enfrentamientos con drones hostiles en un solo lanzamiento.
Generalmente el sistema utiliza un radar de banda X para detectar e identificar drones dentro de su espacio aéreo, pero los interceptores probados hasta ahora también están equipados con otro sistema de radar a bordo. Después de que la unidad MFP maestra asigna y dirige un interceptor hacia un objetivo, este radar toma el control para atacar al objetivo con sus ráfagas de efectores.
Una vez que los interceptores MFP gastan sus efectores, pueden aterrizar solos para posteriormente ser recuperados. Una vez recuperado, cada interceptor reutilizable puede rearmarse y cargarse con nuevos paquetes de baterías en menos de veinte minutos.
De acuerdo con Avicola, los interceptores Dynetics CUGAR son capaces de permanecer en el aire decenas de minutos. Una vez que un interceptor ha derrotado una amenaza entrante o múltiples amenazas, escoltara al vehículo desde el cual fue lanzado hasta que se quede sin batería y aterrice.
El sistema fue diseñado de tamaño pequeño principalmente para ser móvil y capaz de operar en terrenos accidentados. Podría implementarse dentro de contenedores modulares, a bordo de barcos o vehículos blindados como Hummvee.

MORFIUS

Además de CUGAR la agencia también probó otro interceptor de drones, el supresor de sistemas aéreos no tripulados integrados por radiofrecuencia móvil de Lockheed Martin, o MORFIUS, añade Avicola.
Lockheed Martin describe a MORFIUS como un “interceptor de microondas de alta potencia, reutilizable”. Se afirma que es capaz de derrotar múltiples amenazas simultáneamente en un solo ataque utilizando microondas de alta potencia (HPM).

Los HPM, a su vez, son una forma de armamento de energía dirigida que es capaz de interrumpir o incluso destruir la electrónica dentro de drones o sistemas de armas, literalmente friendo sus circuitos desde dentro.
Las capacidades exactas de Lockheed Martin MORFIUS en términos de qué tipos de drones puede derrotar o interrumpir siguen siendo desconocidas, pero las limitaciones de cualquier interceptor existente motivan a DARPA desarrollar un sistema capaz de transportar y lanzar múltiples tipos de interceptores a la vez.
Con el nuevo sistema MFP, la agencia claramente opta por un enfoque modular anti-drones que le permitiría agregar capacidades nuevas y expandidas a medida que evolucionan los sistemas de los drones.