La única planta de energía nuclear en construcción de EE.UU. enfrenta nuevos retrasos y sobrecostos

Se prevé que el costo aprobado del proyecto, de 17.100 millones de dólares, aumentará en aproximadamente en otros 2.000 millones.

La Comisión de Servicios Públicos del estado de Georgia (EE.UU.) ha concluido que es poco probable que la expansión de la central Vogtle, la única planta de energía nuclear en construcción en el país norteamericano, se complete en el plazo previsto y sin sobrecostos.

Se prevé que el costo aprobado del proyecto, de 17.100 millones de dólares, aumente en aproximadamente otros 2.000 millones, según expertos de supervisión independientes, reseñan medios locales.

Sus informes y estimaciones fueron entregados a la comisión la semana pasada, pero no fueron hechos públicos hasta este lunes.

Desde que comenzó la construcción en 2009, la expansión de la planta de energía nuclear Vogtle situada cerca de la ciudad de Augusta, ha estado plagada de retrasos y sobrecostos y estuvo a punto de cancelarse en 2017.

Las nuevas unidades de reactores están siendo construidas por Southern Nuclear (SNC), una subsidiaria del ‘holding’ de servicios públicos de gas y electricidad Southern Company. El contratista insistió en editar partes del informe entregado a la comisión para proteger sus secretos comerciales, pero las secciones puestas a disposición del público siguen siendo bastante críticas y describen una serie de problemas que surgieron entre enero y mayo.

El crucial Hot Functional Testing (“prueba funcional en caliente”), actualmente en curso, “ha sido significativamente más problemático” de lo que anticiparon los expertos basándose en su experiencia con proyectos similares en otros países, afirmó uno de ellos. La fase de prueba comenzó en abril, con tres meses de retraso, y se espera que dure hasta principios de julio, según los supervisores.

Hasta hace poco, SNC aseguraba que su primer reactor nuevo suministraría electricidad a los clientes de Georgia a más tardar en noviembre y que el segundo reactor estaría operativo a más tardar en noviembre de 2022. El mes pasado, se informó al regulador que esperara que la Unidad 3 estuviera operativa en algún momento de fines de diciembre. Sin embargo, una segunda revisión una semana después pospuso la fecha de lanzamiento hasta el primer trimestre de 2022.

Los supervisores esperan que la Unidad 3 entre finalmente en funcionamiento en verano de 2022. La Unidad 4 podría comenzar a operar comercialmente en algún momento entre junio y agosto de 2023, ya que “ha sido tratada como una prioridad menor” que la Unidad 3.

Problemas similares de costos disparados y fechas de lanzamiento cambiantes condenaron al otro gran proyecto nuclear iniciado en Estados Unidos en este siglo. La expansión de dos unidades de la estación generadora nuclear Virgil C. Summer, en Carolina del Sur, se canceló en 2017, cuatro años después de que comenzara su construcción. Su costo inicial de 11.500 millones de dólares había aumentado a un estimado de 25.700 millones de dólares cuando se cerró el proyecto.

Fuente:https://actualidad.rt.com/actualidad/394589-planta-nuclear-construccion-eeuu-retrasos-sobrecostos