EE.UU. se aleja de su proyecto de cañón estratégico capaz de disparar proyectiles a 1.800 kilómetros

Pese a esta decisión, es posible que se continúen financiando ciertas actividades relacionadas con el programa Cañón Estratégico de Largo Alcance.

Estados Unidos podría haber descartado un ambicioso proyecto de investigación que buscaba el desarrollo de un arma capaz de lanzar un proyectil a una distancia de más de 1.800 kilómetros. Se trata en concreto del programa Cañón Estratégico de Largo Alcance (SLRC, por sus siglas en inglés), que el Ejército estadounidense ha eliminado de su presupuesto planteado para el año fiscal 2022, de acuerdo con un informe del portal The Drive.

“Se proyecta que este esfuerzo [SLRC] terminará en el año fiscal 2021”, señalan los documentos presupuestarios publicados el pasado 28 de mayo. En su lugar, se han solicitado fondos por 72,6 millones de dólares para la iniciativa TMI (Technology Maturation Initiative), cuyo objetivo es ayudar a “madurar” varias tecnologías avanzadas.

Esta realineación financiera permitirá la planificación y realización de prototipos en las áreas de “sistemas de municiones, municiones de ataque profundo, capacidad avanzada de navegación, redes, capacidades avanzadas de soldados, vehículos y plataformas”, detalla el Ejército.

Pese a esta decisión, es posible que se continúen financiando ciertas actividades relacionadas con el SLRC, pues entra dentro del apartado de sistemas de municiones. No obstante, la cantidad de dinero no sería comparable con los 62,8 millones de dólares que recibió él solo en 2020 y 2021. De cualquier modo, se planea completar varias pruebas antes de que finalice este año fiscal, que incluyen trabajos en el proyectil que se suponía que le daría al cañón su alcance.

Un diseño preliminar del SLRC que surgió el año pasado mostraba la pieza de artillería sobre una plataforma conectada a dos unidades transportadoras de equipo pesado. Un concepto y un sistema operativo muy similar al utilizado por el famoso M65, el único cañón atómico probado en la historia, en el que el arma se dispararía desde una posición fija después de ser desplegada.

El desarrollo del SLRC se anunció por primera vez en 2018, y a finales de 2019 John Rafferty, encargado de la modernización de las armas de precisión de largo alcance, anunció los planes de probar el prototipo de cañón en 2023. El pasado marzo, el coronel expresó su optimismo con respecto al diseño y a la construcción del arma, aunque confesó que gran parte de los trabajos estaban pausados a la espera de un estudio de viabilidad técnica. La tecnología necesaria para alcanzar esas capacidades es tan avanzada que los investigadores militares todavía desconocen si la distancia de disparo deseada se puede conseguir a un coste apropiado.

Fuente:https://actualidad.rt.com/actualidad/394216-eeuu-alejarse-proyecto-canon-disparar-proyectiles-kilometros