El Partido Laborista se sumó al Frente Patriota y generó revuelo en Buenos Aires

Esta semana se confirmó una noticia que causó impacto en las usinas políticas bonaerenses: los armadores del histórico Partido Laborista (PL), que está recuperando su personería jurídica en la Provincia, se sumaron de lleno a la campaña del Frente Patriota (FP) de Alejandro Biondini y desembarcaron con un equipo que incluye más de 40 agrupaciones municipales y hasta concejales en actividad. Sin duda, los nacionalistas sumaron aliados de peso.

La novedad fue informada por el propio Alejandro Biondini, quien anunció la incorporación a las filas del FP de Juanjo Paonessa, un experimentado armador con base en la Quinta Sección Electoral. Para mostrar que el acuerdo va en serio, Juanjo Paonessa llegó a la reunión acompañado por el concejal de San Miguel Sergio Vallejos, un edil que respondía al Frente Renovador pero que ahora busca nuevos aires y acompaña al proyecto laborista.

La primera explosión se produjo en San Miguel, donde kirchneristas y macristas se mostraron desconcertados y alarmados por el pase de Sergio Vallejos, algo que estaba totalmente fuera de los cálculos políticos de todos. Como es de esperarse, al concejal lo atacaron desde varios lados, no es fácil plantarse al mismo tiempo ante el oficialismo y la oposición.

No son pocos los operadores políticos que afirman que detrás de esta jugada están ciertos actores importantes, como Jesús Cariglino y Joaquín De la Torre, que aún no muestran sus cartas ni dónde piensan jugar, pero que comparten con Alejandro Biondini un origen peronista y un activo rechazo a Cristina Kirchner, La Cámpora y a la legalización del aborto. ¿Serán ciertas las versiones que afirman que ya hubo reuniones entre referentes del Frente Patriota y del llamado Peronismo Republicano?

Volviendo al pase de los armadores del laborismo, la noticia también afectó seriamente a la estrategia de otros espacios que buscan “pavimentar la ancha avenida del centro”, debido a que un crecimiento de una fuerza de derecha o ultraderecha como la de Alejandro Biondini trae reminiscencias a lo que sucedió en Brasil con Jair Bolsonaro, un hombre que empezó midiendo menos de 3 puntos y luego se terminó alzando con la presidencia del gigante latinoamericano.

Los nacionalistas afirman que tendrán candidatos en los 135 municipios, por ahora se conocen a sus candidatos en algo más de 60, un número que ya es respetable. “Tenemos reservadas varias sorpresas, poco a poco vamos a ir revelándolas, pero caminamos hacia las elecciones más fuertes que nunca”, sostienen desde el FP. Habrá que esperar y ver qué más sucede.

Fuente:https://www.agencianova.com/nota.asp?n=2021_5_26&id=98702&id_tiponota=4&fbclid=IwAR3_uWxPIcxC01nzgWma-q6WyEepXWPTDFURdoYMZTq7gfxfG61O06Y1ZmE