Suecia nombra jefe del Patrimonio Nacional a un inmigrante musulmán que dice “no tener ni idea” del legado cultural del país

La coalición de socialistas y ecologistas que gobierna Suecia ha decidido nombrar como máximo responsable del Patrimonio Nacional a un inmigrante musulmán, de origen paquistaní, que afirma “no haber leído nada ni tener la menor idea” sobre el legado cultural del país nórdico.

Nacido en Lahore, Paquistán, Qaisar Mahmood, de 44 años, ha sido nombrado como jefe del Consejo del Patrimonio Nacional de Suecia a pesar de no tener formación académica o experiencia en historia o arqueología. No solo eso. Mahmood, a lo largo de los últimos años, ha mostrado una abierta hostilidad hacia las tradiciones culturales de la nación que le ha ofrecido acogida, afirmando recientemente en un programa de radio que las antiguas costumbres suecas “esconden sucesos horribles” y que, por ello, el principal objetivo de su trabajo va a ser luchar “contra los suecos que quieren proteger su cultura y que son resistentes al cambio”.

Según el escritor norteamericano y experto en religiones comparadas, Robert Spencer, Mahmood utilizará su puesto “no para resaltar y celebrar un patrimonio cultural que no conoce y desprecia, sino para minimizarlo, así como para desvirtuar la historia de Suecia, y para crear una narrativa falsa que ha de ayudar a los suecos a aceptar la inmigración musulmana en masa, narrativa que ha de ayudar, además, a que los migrantes musulmanes sean ‘parte de algo’”.

Suecia, en manos de los socialistas y ecologistas, parece empeñada en aniquilarse a sí misma. Suecia ha caído, decíamos hace algunos meses. Los delitos violentos y las violaciones se han incrementado en el país al mismo ritmo que centenares de miles de inmigrantes musulmanes cruzan la frontera. De hecho, Suecia se encuentra hoy en los puestos de cabeza entre los países del mundo donde se cometen más delitos sexuales.

¿Qué medidas ha tomado el Gobierno? Acusar, arrestar y condenar a las personas que afirman que el incremento de la violencia en las calles del país es debido a la llegada de miles y miles de inmigrantes musulmanes. Tal y como se informa desde Infowars, “un sueco de 55 años de edad ha sido juzgado recientemente y multado con 1.265 dólares por cometer un ‘delito de opinión’, después de haber publicado en Facebook que los musulmanes “son responsables de muchos de los crímenes cometidos por bandas en Suecia”. Y es que tal y como afirma el periodista Paul Joseph Watson, “esencialmente, Suecia está procesando a las personas por decir la verdad, mientras lava el cerebro del resto de la población con cuentos de hadas postmodernos políticamente correctos que promueven la ‘diversidad’ mientras relegan el patrimonio histórico del país a una vergonzosa nota al pie de página”.

Fuente: La Tribuna del País Vasco

Fuente:http://www.alertadigital.com/2018/02/11/suecia-nombra-jefe-de-su-patrimonio-nacional-a-un-inmigrante-musulman-que-dice-no-tener-ni-idea-del-legado-cultural-del-pais/