Emiten alerta por robo de fuente radiactiva peligrosa en el centro de México

Por Sputnik

Una alerta por el robo de un densímetro nuclear que contiene material radiactivo peligroso para la salud en la ciudad de León, en el estado de Guanajuato y alrededores del centro de México, fue emitida por la unidad Coordinación Nacional de Protección Civil del Ministerio del Interior.

“La Comisión Nacional de Seguridad Nuclear y Salvaguardias, dio a conocer el reporte del robo de un densímetro nuclear que contiene las fuentes radiactivas Américo—241/Berilo y Cesio—137”, reportó la dependencia federal en un comunicado.

El robo ocurrió cuando el equipo fue extraído el 9 de febrero de un vehículo, propiedad de la empresa Geogrupo del Centro, en el municipio de León, Guanajuato, en el centro del país latinoamericano.

El organismo federal alertó a la población que “la fuente representa riesgo en caso de ser extraída de su contenedor”.La advertencia indica que si esta cantidad de material radiactivo no se encuentra blindada, no se maneja en condiciones de seguridad tecnológica o no se protege con seguridad desde el punto de vista físico, “podría lesionar a quien la manipulara, estuviera en contacto con ella durante horas prolongadas o la conservara por semanas”.

Las unidades Estatales de Protección Civil de los estados centrales de Guanajuato, Querétaro, Jalisco, Michoacán, San Luis Potosí, Aguascalientes y Zacatecas fueron alertadas.

El reporte también fue enviado a las instancias federales de Seguridad Nacional integrantes del Sistema Nacional de Protección Civil, debido a que la fuente radiactiva “puede ser peligrosa para la salud humana si se extrae de su contenedor”.En otras ocasiones, las alertas por robo de material radiactivo han contribuido la entrega del material, o al abandono de los vehículos robados, con la recuperación de la fuente radioactiva.

En aquellos robos de los vehículos que trasladan ese tipo de material, las autoridades de salud indicaron la exposición directa a ese tipo de objetos radiológico pude causar “nauseas, vómitos, cefalea, astenia, adinamia, diarrea, así como el desarrollo de lesiones cutáneas en el área de contacto”.

Desde 2013 han sido robados al menos una decena de vehículos con fuentes radiactivas en México, pero en todos los casos el material fue recuperado sin incidentes.El año pasado 2017 fueron robadas sin consecuencias camionetas que trasladaban ese tipo de material en tres ocasiones: en febrero en Celaya, en abril en Guadalajara y agosto en Monterrey.

Generalmente en vehículos que trasladan pequeñas fuentes móviles radiactivas, utilizadas para radiografía industrial o estudios geológicos.

Fuente:https://periodismo–alternativo.com/emiten-alerta-por-robo-de-fuente-radiactiva-peligrosa-en-el-centro-de-mexico/