Postura libanesa contra amenazas israelíes motiva mediacion de EE.UU. para evitar escalada de tensiones

La postura asumida por las autoridades libanesas contra amenazas del régimen israelí, a partir del interés sionista de construir un muro en la frontera común y de la explotación energética de una zona marítima en disputa, Estados Unidos se ha erigido en mediador entre las partes para evitar una escalada de tensiones.
El presidente de El Líbano, Michel Aoun, recibió al mediador David Satterfiel, secretario de Estado adjunto de Estados Unidos.

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, recibió al mediador David Satterfiel, secretario de Estado adjunto de Estados Unidos.
El secretario de Estado adjunto de Estados Unidos, David Satterfield, viajó la semana pasada a Israel y ahora está en El Líbano para realizar la mediación, según informaron fuentes de ambos países.

Un miembro del Gobierno libanés explicó que Satterfield trató la construcción del muro y alegó que “no había motivo para preocuparse”. Garantizó que Israel no quiere una escalada de las tensiones, dijo la agencia Reuters.

Por la parte israelí, otro portavoz señaló que Satterfield viajó a Beirut para entregar mensajes y ratificó que Israel “no quiere que la situación se exacerbe”.

Esta fuente añadió que, además de Estados Unidos, también hay dos países europeos realizando tareas de mediación.

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, quien recibió Satterfield, explicó ante los miembros del Ejecutivo que las comunicaciones con Naciones Unidas y países amigos deben servir para impedir la codicia israelí en las disputas bilaterales abiertas, según un comunicado de su oficina.

No obstante, Aoun dejó claró que Beirut está dispuesto a actuar y prometió que el país “responderá a cualquier ataque” contra territorio libanés, tanto marítimo como terrestre.

También se conoció que David Satterfield hizo un recorrido en el que visitó a varios dirigentes libaneses de alto nivel tales como el presidente del Parlamento, Nabih Berri, Walid Joumblatt y el Canciller Gebran Bassil.

Según la prensa libanesa, el visitante fue franco durante sus conversaciones con los dirigentes libaneses y les dijo que Estados Unidos “no quiere poner a El Líbano en una situación difícil ya que está muy consciente de la situación interna del país y también de su entorno, pero que El Líbano debe, por su parte, enviar un mensaje, no solo a Estados Unidos, sino al mundo entero, de que está comprometido con el desapego y  con “distanciarse” de lo que ocurre a su alrededor.

Asimismo, Satterfield subrayó la determinación de Washington a “avanzar con el proyecto de sanciones contra Hizbulah hasta el final”, y ratificó que estas sanciones no están dirigidas contra el pueblo libanés, ni contra el Estado libanés, sino contra ese partido que está del lado de los que pelean contra Estados Unidos en el Medio Oriente.


La ocupación israelí continúa contruyendo el muro de separación en la frontera norte con El Líbano.

La ocupación israelí continúa contruyendo el muro de separación en la frontera norte con El Líbano.
También llamó al gobierno libanés a asumir sus responsabilidades en esta etapa, y dar un papel mayor a la institución militar en cuanto a la seguridad estratégica de El Líbano y a salvaguardar sus fronteras y a la aplicación de las Resoluciones 1559 y 1701.

Sobre el tema petrolero, Satterfield expresó el placer de su país de que El Líbano se convierta en un país petrolero, y se comprometió a llevar a cabo sus contactos con Israel para no hacer daño a El Líbano en esta etapa.

Señaló que un equipo de Estados Unidos está estudiando y verificando las afirmaciones de Israel de que el Bloque 9 no es del Líbano.

Satterfield también habló del “lanzamiento y avance del proceso de paz árabe-israelí en la próxima etapa en caso que los “arreglos” (soluciones – compromisos) tengan éxito en la región” y pidió que “El Líbano sea un elemento eficaz” en dicho proceso.

Por su parte, fuentes ministeriales que participaron en la reunión del Consejo Supremo de Defensa informaron que sus resultados consistieron en la afirmación del rechazo renuente de El Líbano al muro de separación que Israel pretende construir en la frontera con El Líbano.

Las mismas fuentes dijeron que los datos disponibles hasta ahora indican que Israel continúa llevando a cabo su plan, mientras que El Líbano está listo siempre para enfrentar cualquier agresión o violación en ese sentido.
Igualmente, trascendió que el comandante del Ejército, general Joseph Aoun, puso una pregunta específica en la reunión: ¿Cuál sería la decisión de los reunidos sobre qué haría la institución militar si los israelíes continúan la obra de la construcción del muro en los puntos objetos de reservas por parte de El Líbano?

Al respecto, se informó que Hariri tomó la iniciativa para responder: “Nuestra decisión es clara, y es la de hacer frente de manera decisiva contra cualquier agresión o violación israelí a  nuestras fronteras”.