Crisis en el ejército israelí: desafección al reclutamiento en unidades de combate

Soldados y tanques pertenecientes al ejército israelí [foto de archivo]

Según datos publicados por el ejército israelí, se constata una significativa disminución en la motivación de los reclutas a la hora de enrolarse en unidades de combate y de campo, que son las consideradas como “unidades de élite”.

Así, según datos publicados por el diario Haaretz el lunes, el 23% de los nuevos reclutas en las filas del ejército israelí han expresado su falta de deseo de integrarse en el  “Cuerpo de Blindados”, que a decir de declaraciones de la comandancia mayor del ejército, es una de las armas de combate más importantes del mismo y de la que dependen las fuerzas del ejército de tierra en cualquier posible combate contra “el enemigo” en cualquier guerra futura.
Los datos también revelan que el ejército israelí ha fracasado por quinto año consecutivo a la hora de conseguir un aumento en las cifras de reclutamiento de ciudadanos judíos ortodoxos. La cifra de soldados reclutados entre los haredim desde el comienzo del año no excede los 2.850 soldados, lo que supone  un incremento de 50 soldados en comparación con el año pasado. Esta cifra queda muy lejos del techo establecido por el ejército durante los últimos dos años para este sector de la sociedad civil israelí, que es de 3.200 reclutas.

Los datos muestran también que la tasa actual de reclutamiento de hombres en el ejército israelí es del 72%. El porcentaje restante se distribuye entre religiosos ortodoxos, personal perteneciente a unidades médicas, y unidades que se encuentran fuera de los territorios ocupados.

Estas estadísticas señalan la posible existencia de una verdadera crisis en las filas del ejército durante los próximos tres años; en tanto que el déficit en el número de reclutas llega a los 5.000 efectivos cada año. Y esta situación aparece incluso después de la instauración de diferentes beneficios y facilidades en la prestación de este servicio, como la reducción del periodo de prestación del servicio militar a sólo 30 meses.

El número de soldados israelíes encarcelados desde el comienzo de 2017 hasta el pasado noviembre es de 10.618 soldados, en comparación con los 14.051 soldados que permanecían encarcelados durante el año pasado.

Los datos también muestran que continúa el fenómeno de la deserción de soldados del ejército. Así, el 47% de los soldados encarcelados lo son por delitos de deserción, el 34% debido a la comisión de faltas disciplinarias, el 7% por haber cometido otros delitos, y el 12% por otras razones.
Según el Departamento de Recursos Humanos de las FDI, el 14,8% de los soldados abandonan el servicio militar obligatorio durante el tiempo de su prestación, en comparación con el 7,6% de las mujeres.
El año pasado, más de 7.000 soldados, hombres y mujeres, fueron rechazados por el ejército menos de un año y medio después del momento de su reclutamiento.

Por otra parte, el diario Yediot Ahronot, ya reveló anteriormente los resultados de una encuesta que mostraba un descenso en el “entusiasmo” de los israelíes a la hora de servir en unidades de combate. Estos datos ya señalaban que durante el último verano, y por tercer año consecutivo, los jóvenes israelíes no se mostraban dispuestos a participar en el servicio militar y a enrolarse en las unidades de combate.

Fuente:https://www.monitordeoriente.com/20171206-crisis-en-el-ejercito-israeli-desafeccion-al-reclutamiento-en-unidades-de-combate/