Rusia y China, preocupadas por los planes de Trump para Al-Quds

Rusia y China, preocupadas por los planes de Trump para Al-Quds
El presidente de EE.UU., Donald Trump, en el Despacho Oval de la Casa Blanca, 5 de diciembre de 2017.

Moscú y Pekín han expresado su preocupación por la intención del presidente de EE.UU., Donald Trump, de reconocer a Al-Quds como capital del régimen israelí.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha manifestado hoy miércoles la inquietud de Moscú por las consecuencias —incluido el riesgo de deterioro de la situación en los territorios ocupados palestinos— del posible reconocimiento por Trump de Al-Quds (Jerusalén) como capital de Israel y el traslado a la ciudad santa de la embajada estadounidense.

“La situación no es simple. En la conversación con Abás se expresó la preocupación por esta situación y por su posible agudización”, ha manifestado Peskov refiriéndose a una conversación telefónica que mantuvieron ayer martes sobre la cuestión los presidentes de Rusia y Palestina, Vladimir Putin y Mahmud Abás, respectivamente.

A su vez, la Cancillería china ha reaccionado a la polémica posible decisión de Washington a través de su portavoz, Geng Shuang, que ha considerado el estatuto de Al-Quds un asunto complicado y sensible.

La situación no es simple. En la conversación con (el presidente palestino, Mahmud) Abás se expresó la preocupación por esta situación y por su posible agudización”, afirma el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

“Todas las partes deberían hacer más por la paz y la tranquilidad de la región, comportarse con cautela y evitar afectar a las bases de la resolución de la cuestión palestina iniciando una nueva hostilidad en la región”, ha dicho Geng, antes de indicar que al gigante asiático le preocupa que la decisión de la Casa Blanca “pueda agudizar el conflicto de la región”.

Trump tiene previsto anunciar este miércoles su reconocimiento de Al-Quds como capital israelí y ordenar que se traslade allí la embajada estadounidense, según ha adelantado la Casa Blanca.

La medida proisraelí ha disparado voces de alarma en distintas partes del mundo, que alertan de que la medida provocará la ira de los musulmanes y bloqueará cualquier esfuerzo para lograr una paz duradera en los ocupados territorios palestinos.

Las facciones palestinas, por su parte, han anunciado tres “días de odio” a partir de este miércoles para condenar el posible traslado de la embajada. Han llamado a sus simpatizantes de todo el mundo a reunirse en los centros de las ciudades para expresar su odio al régimen sionista.
ml#
hispantv

Fuente:http://www.laverdadoculta.com.ar/2017/12/rusia-y-china-preocupadas-por-los.ht