Otra vez la campaña antártica en problemas

Las tareas de planificación de la próxima Campaña Antártica de Verano (CAV) 2017/2018 nuevamente están en el ojo de la tormenta. Al día de hoy, y según fuentes especializadas consultadas por Zona Militar, desde el Ministerio de Defensa no se habrían garantizado la provisión de víveres, insumos y combustible para las distintas dotaciones argentinas en el continente blanco.

A pocas semanas de que deban comenzar las operaciones logísticas, las autoridades en el Edificio Libertador no han avanzado con las licitaciones necesarias, cayendo una vez mas en los problemas acaecidos el año pasado durante la gestión del Ing. Martinez. En la etapa de planificación de la campaña antártica del año pasado, y al tener demoras en los procedimientos administrativos, el Ministerio de Defensa quedó envuelto en un escándalo al haber terminado por concluir con firmas extranjeras el abastecimiento de las bases con un costo mayor al esperado con el peso de haber informado a la opinión publica que la misma campaña se realizaría con medios nacionales y con un costo presupuestario considerable. Esto no sucedió finalmente, y el Ministerio descansó a ultimo momento con sistemas aéreos y navales de otros países.

Durante esa Campaña Antártica de Verano, el peso del traslado de suministros recayó sobre buques menores de la Armada Argentina y en el esfuerzo de los C-130 de la Fuerza Aérea Argentina, quienes realizaron un puente aéreo sin descanso llevando al limite la capacidad de las aeronaves.

Para la actual campaña se presentaba al ARA Almirante Irizar como una herramienta para realizar el traslado de suministros y combustible, sin embargo el buque presentaría algunas limitaciones para realizar las tareas. Algunas voces calificada sostienen que el navío tendría dificultades para llegar hasta la Base Belgrano por problemas en la potencia de sus motores, los cuales no estarían cumpliendo los estándares para ruptura de hielos. 

Teniendo en cuenta estas limitaciones, la CAV 17/18 implicará un esfuerzo de última hora similar al ocurrido durante la gestión de Martinez, utilizando al máximo el parque de aviones de transporte de la Fuerza Aérea. La Armada, si bien en un máximo esfuerzo todavía por encontrar el ARA San Juan, comprometería sus buques restantes para el abastecimiento.

El agravante está en las condiciones del parque de aeronaves comprometido. Con  capacidades restringidas para llevar el material por vía marítima y con sistemas limitados y anticuados, la Fuerza Aérea tendría serios condicionamientos para operar en vuelos de carga y de lanzamiento sobre la Base Belgrano.

A poco tiempo de que sea necesario un esfuerzo mancomunado de las fuerzas, el Ministerio de Defensa cae en un error no forzado poniendo en juego el suministro de víveres a los ciudadanos argentinos que se encuentran en la Antártida. Si bien en una situación de crisis dramática con la búsqueda del ARA San Juan, los funcionarios en Defensa deben atender sus obligaciones y poner las cosas en su lugar para que la campaña de verano no sufra complicaciones.

Fuente:https://www.zona-militar.com/2017/12/06/otra-vez-la-campana-antartica-problemas/?utm_content=bufferac825&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer