A pedir de Barrick: archivaron la causa por el segundo derrame de cianuro

Para la Justicia sanjuanina, Barrick Gold no contaminó en su segundo derrame ocurrido el septiembre de 2016. La causa e investigación fue archivada, a pesar de que jamás se determinó el volumen de agua cianurada derramada.

Marcando una clara diferencia entre la Justicia Federal, que procesó a ex funcionarios de Ambiente que favorecieron a Barrick Gold, el Juez de Jáchal (San Juan), Pablo Ortija entendió que durante el segundo derrame que produjo la empresa en la mina Veladero, no hubo contaminación y decidió archivar la causa e investigación, entendiendo que el derrame “no alcanzó ningún curso de agua” Ambas acciones judiciales se produjeron con pocas horas de diferencia.

Barrick Gold domina la justicia y la agenda política de San Juan. Esto queda claro cada vez que la primera debe investigar los continuos derrames que ha cometido en su mina Veladero. En concreto, el derrame que se investiga ocurrió el 8 de septiembre de 2016 cuando un bloque de hielo se desprendió de la montaña y rompió los caños que transportan agua cianurada en el valle de lixiviación, dejando escapar un volumen jamas precisado de esta sustancia, altamente contaminante.

El Juez Pablo Ortija fue siempre cuestionado por la Asamblea Jáchal No Se Toca por ser condescendiente con la empresa canadiense y por mostrarse tibio en momentos en los que apremiaba la urgencia. En su escrito, donde avala el cierre de la investigación, asegura que esta solución que se escapó del circuito de cañaerías, “en realidad fue un material viscoso y saturado de agua, pero no tuvo las mismas consecuencias que el primer derrame.. Ese material salió del valle y llegó a un camino circundante, donde fue contenido”

Lo cierto fue que la empresa intentó ocultar este derrame, metodología que une a todos los derrames. Las noticias de este hecho fueron llegando de los propios operarios, cuando el rumor creció la empresa tuvo que confirmarlo, pero siempre minimizando el hecho y poniendo toda clase de obstáculos para que especialistas se acerquen a la mina para certificar la gravedad del derrame.

“El líquido que emanaba de la cañería desacoplada produjo un derrame de ripio que desbordó el valle de lixiviación y cayó en un camino de servicio, desde donde fue remitido a su lugar a tiempo y no produjo contaminación porque no se desplazó hasta algún cauce de agua”, aseguro el Juez Ortija. Hace unos días atrás el fiscal que investigaba la causa, Sohar Aballay, le había sugerido que la archive, acción que resultó haciendo, al afirmar que este incidente “no encuadra en un delito” El gobierno sanjuanino celebró la medida de Ortija y se apresuró a demostrarlo. El Ministro de Minería, Alberto Hensel aseguró que este segundo derrame “no afectó a las personas ni a la zona, ni perjudicó el agua de los cauces cercanos al valle de lixiviación”

Este misma semana el Juez Federal Sebastián Casanello decidió procesar a tres ex funcionarios de Ambiente que incumplieron con la Ley de Glaciares, dejando que Barrick Gold quebrara el glaciar Almirante Brown para hacer un camino que comunicara en forma interna la mina Veladero con áreas de producción de la planta. La Corte Suprema debe decidir si la Justicia de San Juan o la Federal investiga el tercer derrame ocurrido en marzo de 2017.

Fuente:http://www.elfederal.com.ar/a-pedir-de-barrick-archivaron-la-causa-por-el-segundo-derrame-de-cianuro/