Investigan si muerte del zar en 1918 fue parte de un ritual; indigna a grupos judíos

Investigan si muerte del zar en 1918 fue parte de un ritual; indigna a grupos judíos

MOSCÚ, Rusia(AP )

El director de una comisión de la Iglesia Ortodoxa Rusa que investiga el asesinato del último zar de Rusia y su familia en 1918 dijo que está indagando si se trató de una muerte ritual, una declaración que ha indignado a grupos judíos.

“Una gran parte de los miembros de la comisión de la Iglesia no tiene dudas de que el asesinato fue ritual”, dijo tras la reunión del lunes el padre Tikhon Shevkunov, el obispo ortodoxo que lidera el comité. Un representante de la agencia investigadora estatal rusa dijo que el organismo también investigará esa teoría.

El rabino Boruch Gorin, portavoz de la Federación de Comunidades Judías, expresó el martes su preocupación por afirmaciones que describió como un “regreso a las eras más sombrías”.

Algunos cristianos en la Europa medieval creían que los judíos asesinaban cristianos para usar su sangre con fines rituales, algo que según los historiadores no tiene fundamento en la ley religiosa judía ni en los hechos históricos y solo refleja el antisemitismo de la Europa cristiana.

Nicolás II, su esposa y sus cinco hijos fueron ejecutados por un pelotón de fusilamiento bolchevique en julio de 1918 en la casa de un comerciante en Ekaterimburgo, donde los mantenían presos. La Iglesia ortodoxa rusa los canonizó en 2000.

Grupos antisemitas marginales promueven desde hace muchos años la idea de que los judíos los mataron con fines rituales.

Gorin dijo que su grupo estaba escandalizado e indignado por las declaraciones del obispo y la Comisión Investigadora, que parecen revivir el “mito antisemita” sobre el asesinato de la familia imperial.

El patriarca ortodoxo Cirilo asistió el lunes a la reunión de la comisión eclesiástica. No se refirió al tema del asesinato ritual, pero subrayó que la iglesia necesita encontrar respuesta a todos los problemas pendientes y “no tiene derecho a los errores”.