RUSIA: UN TORPEDO MK 37 DE EEUU EXPLOTO DENTRO DEL SAN JUAN

Sin bien la Armada Argentina y todos los canales de información del Estado señalan que no se puede brindar información precisa sobre el incidente del ARA San Juan y desde la Armada se niega sistemáticamente que el mismo portara armamento, esta circunstancia genera una dicotomía difícil de dilucidar. Si se trata de una “misión militar”, no se comprende por qué esta nave, específicamente de guerra, se desplazara sin su armamento habitual. Por el contrario, si solamente y como se pretendió instalar en la opinión pública, realizaba un patrullaje tendiente al control de la pesca furtiva en nuestra plataforma submarina, no se entiende aquello del “secreto militar”.

Fuentes rusas señalan que lejos de lo que se comenta en Argentina sobre la “actividad” del ARA San Juan, en momentos que se producía esta tragedia, el mismo, estaría realizando ejercicios militares en las Islas de Tierra del Fuego por lo que el submarino se encontraba perfectamente pertrechado con sus correspondientes torpedos.

Por supuesto, estas fuentes realizan un detalle minucioso de lo que para ellos sucedió con nuestro submarino, el qué probablemente sufrió la explosión de un torpedo propio, el estadounidense MK 37.

El submarino argentino de la clase “San Juan” TR-1700, que dejó de comunicarse el miércoles, muy probablemente puso a prueba a los principales expertos militares. El portal de información Moscú 24 recordó causas de desastres similares en el mar  Es posible que el “San Juan” haya sido víctima de un torpedo estadounidense obsoleto y extremadamente peligroso colocado en su tablero.

Recordemos que el submarino desapareció el 15 de noviembre durante la transición desde el puerto de Ushuaia a la base permanente en la ciudad de Mar del Plata. Durante la operación de búsqueda, a la que se unieron la Marina de los EE. UU., Chile, Gran Bretaña, Rusia y otros países, aún no se encontraron rastros del buque. El hecho de que la tripulación no pudiera informar a la costa sobre la situación de emergencia solo puede decir que algo se estaba desarrollando rápidamente”, dijo el ex oficial de submarinos de la Flota del Norte, que pidió permanecer en el anonimato, a Moscú 24, por lo cual podría haber dos versiones: “fue una inundación rápida de compartimentos o una explosión”.

Inundaciones: error de la tripulación o mal funcionamiento

Si bien hemos publicado un informe completo sobre las señales de corrupción en cuanto a la calidad de los trabajos realizados en el submarino, según informa el portal ruso y algunas versiones de profesionales en la Argentina, el submarino “San Juan” en el momento del desastre, tenía todavía una edad apta para cumplir con su misión. Fue adquirido por la marina de Argentina a astilleros alemanes en 1985. Por tal motivo, el buque no se puede llamar un “hierro oxidado”, pues entre 2007-2013 en el Astillero Domecq Garcia el barco se sometió a una profunda modernización, durante la cual se reemplazaron los motores principales, las baterías y una estación de sonar. Como dijo el entonces comando de la Armada Argentina, el renovado San Juan podría servir a la flota por otros 30 años.

En el período de la posguerra, fueron varios los submarinos que se perdieron en el mundo debido a emergencias producidas por la entrada de grandes volúmenes de agua en los compartimentos, los submarinos (N de la R: tal como puede leerse en “Los peores desastres de submarinos del mundo”) se fueron al fondo en minutos sin haber tenido tiempo de informar el accidente a la base. Uno de los casos más famosos es el incidente de un submarino de la Armada Soviética, el K-429, ocurrido en la primavera de 1983. Antes de su inmersión, la tripulación olvidó cerrar el conducto de ventilación de escape, como resultado, la embarcación se hundió a una profundidad de 37 metros en 2-3 minutos. La mayoría de la tripulación logró escapar, muriendo en el intento 16 marineros.

Durante casi ocho años no se supo nada sobre el submarino de misiles S-80 que desapareció en 1961 en el mar de Barents. Las circunstancias de la destrucción del barco se aclararon solo después de su descubrimiento y recuperación en 1969. Según lo establecido por la comisión gubernamental, la causa de la tragedia fue la formación de hielo de la válvula del dispositivo RDP (funcionamiento diésel bajo el agua). Cuando el submarino estaba sumergido, el eje, a través del cual el aire entraba en el motor, permanecía abierto debido al hielo, y el agua del mar se vertía en el compartimiento del motor.

Uno de los peores desastres en la historia de la Armada de los Estados Unidos,  fue el hundimiento del submarino nuclear “Trilladora”, según la versión oficial se había producido debido a la recepción de grandes cantidades de agua de mar a través de la rotura de la soldadura que colapsó la tubería de refrigeración del reactor. El agua provocó un cortocircuito en los circuitos de control del reactor y se silenció automáticamente. Pesadamente e incontrolable, el barco cayó a una profundidad más allá de sus límites en solo cuatro minutos.

La tragedia del ARA San Juan fue debido a la explosión de los “peligrosos” torpedos estadounidenses que lo equipaban

Según el comando de las fuerzas navales argentinas, el submarino “San Juan” regresaba a la base permanente después de que la flota hiciera ejercicios en el área del archipiélago de Tierra del Fuego (N de la R:  ésta es la versión del medio ruso) Por lo tanto, lo más probable es que la nave haya ido a esta misión con su armamento correspondiente. El arma principal del submarino es de 16 torpedos alemanes SSD-4 y seis viejos torpedos antisubmarinos estadounidenses Mark 37 mod. 2. Estos últimos han ganado una reputación ambigua entre los operadores. (N de la R: según un oficial de submarinos de la Armada Argentina: “A los Mk. 37 nunca los vi funcionar bien. Hice numerosos lanzamientos de ejercicio desde los submarinos clase Salta. Siempre algo les falló…” Fuente: “¿Listas para el combate? Armas submarinas en la guerra de las Malvinas de 1982) 

El Mk 37, usa una batería de plata y zinc sobrecalentada, se han registrado varios incidentes de ignición y explosiones espontáneas. Por cierto, la explosión de torpedos Mk 37 se considera la versión más probable del hundimiento del submarino nuclear estadounidense “Escorpión”, que se hundió en diciembre de 1968. También, en junio de 1960, las baterías de los torpedos explotaron en el submarino nuclear estadounidense “Sargo”, como resultado de este evento, murió un submarinista. Por cierto, después del desastre del “Escorpión”, la flota estadounidense comenzó a reemplazar estos torpedos con otros denominados Mk 48 más avanzados. El peligroso Mark 37 fue modernizado y vendido a países del tercer mundo, incluida la Argentina.

 

“Ante la eventualidad de que haya explotado la munición, no existe ninguna posibilidad de supervivencia de la tripulación, ni les da tiempo de reportar el evento a su base, ni siquiera llegan a comprender qué sucedió”, dice nuestro interlocutor, al parecer, “lo mismo que ocurrió en el Kursk, posiblemente sea lo sucedido con el” Escorpión”. “Justo detrás del compartimiento del torpedo hay un poste central y en el caso de una explosión, todas las personas en él, incluido el comandante, perecerán”.

Fuente: M24.Ru


Fuente:https://infoconnoticias.blogspot.com.ar/2017/11/rusia-un-torpedo-mk-37-de-eeuu-exploto.html