Se extiende el conflicto mapuche al área petrolera de la Patagonia

Con una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF, la RAM exigió la liberación de Facundo Jones Huala; es el segundo sabotaje en una semana; tomaron un predio de Parques Nacionales en Bariloche

Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF

Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF.

na amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF, presuntamente colocada en la madrugada por miembros del grupo Resistencia Ancestral Mapuche (RAM), que lograron burlar la seguridad del yacimiento, puso hoy en alerta a las empresas hidrocarburíferas que operan en la Patagonia al hallarse esta mañana materiales inflamables camuflados en la Estación Fernández Oro, que explota YPF, en la localidad rionegrina de Allen.

Fuentes de YPF confirmaron a LA NACION el hallazgo de un objeto sospechoso en el pozo número 128 del yacimiento -a unos 15 km de la ciudad de Cipoletti-por lo cual se montó rápidamente un operativo de seguridad, del que participaron efectivos policiales y de bomberos. Los equipos lograron desactivar el artefacto.

Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF

Voceros de compañía señalaron que la amenaza se camufló mediante dos objetos: una lanchera naranja depositada sobre una de las maquinarias extractivas, dentro de la cual había una “carga explosiva mínima” sin detonar y a través de una mochila negra dejada en el predio. Al ser inspeccionada por expertos, ésta contenía un reloj, a modo de amedrentamiento-precisaron las fuentes- junto con una nota de la RAM exigiendo la liberación del lonko mapuche Facundo Jones Huala, preso en Esquel a la espera de un juicio de extradición a Chile.

El intento de sabotaje, que es investigado por la Justicia Federal de General Roca, alteró la tranquilidad de ese paraje rural, donde coexisten la producción hortícola y frutal con uno de los proyectos más ambiciosos de extracción de hidrocarburos. También puso en alerta a las empresas extractivas, ya que se trata del segundo sabotaje a plantas gasíferas en la última semana. 

El jueves pasado, también en horas de la madrugada, la empresa Pluspetrol informó sobre “un intento de sabotaje, ajeno a la compañía, en el pozo 1390 ubicado en la meseta del Yacimiento Centenario”, en la provincia de Neuquén.

Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF
Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF.

“El incidente-dijo la multinacional en un comunicado, sin precisar el tipo de artefacto explosivo colocado-, produjo un leve incendio cercano al pozo productor el cual no se propagó por los sistemas de protección de la instalación”.

“De inmediato se activó el protocolo de seguridad de la empresa, controlando la situación a la brevedad y notificando el hecho a las autoridades policiales y bomberos, quienes asistieron al lugar para realizar los peritajes correspondientes”, agregó la empresa.

Pluspetrol radicó la denuncia que, por el tipo de hecho delictivo, también está siendo investigada por la justicia federal.

Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF
Una amenaza de bomba a un pozo gasífero de YPF.

Fuentes policiales dijeron a LA NACION que el foco ígneo en el pozo de bombeo mecánico fue producto de atentados mediante bombas molotov. “Tras detectar el principio de incendio, el jefe de seguridad de la empresa encontró en el lugar una botella con líquido inflamable y una nota firmada por RAM, donde se exigía la liberación de Huala y se proclamaba que el Wall Mapu (territorio ancestral mapuche) debía ser también liberado”.

desde que comenzaron los atentados de RAM en 2013 a puestos de estancias, enclaves productivos, maquinarias y refugios de montaña, entre otros, es la primera vez que los ataques tienen como foco a las empresas hidrocarburíferas, lo que suscita gran preocupación también a las autoridades nacionales.

Lejos de aplacarse, el conflicto con el ala mapuche más radicalizada se propaga en distintos parajes patagónicos, con distintas modalidades, y bajo un mismo reclamo territorial que incluye de forma excluyente la exigencia de la liberación de Huala.

Toma en Parques Nacionales

En Villa Mascardi, a unos 35 km de Bariloche, un grupo de unos 30 mapuches, proclamaron el domingo pasado “la recuperación de tierras ancestrales” dentro del Parque Nacional Nahuel Huapi. La nueva ocupación, bautizada Lof Lafken Winkul Mapu, según rezan las banderas colocadas, abarca un área todavía no determinada de hectáreas, en el km 2006 de la Ruta Nacional 40, en Río Negro.

Personal del parque indicó que personas con los rostros cubiertos ocuparon el predio donde se almacenan los insumos logísticos, vehículos, combustibles, material de rescate y embarcaciones y que en un diálogo informal con los ocupantes, estos manifestaron que no se retirarán, puesto que los asiste un derecho ancestral y que en el del lugar ya viven más de 100 individuos de esa etnia.

La ocupación motivó la intervención del juzgado federal de Bariloche, a cargo del juez federal de Neuquén y subrogante en esa ciudad, Gustavo Villanueva, quien esta tarde envió un contingente de la Policía Federal con drones para evaluar la situación. Se trata del mismo magistrado que entiende en el juicio de extradición de Jones Huala, mientras se dirime en la Cámara federal un planteo por competencias entre los tribunales de Esquel y Bariloche.

Por la medida judicial, difundida en redes sociales como la antesala a un desalojo “por parte de Gendarmería y la Policía Federal”, la comunidad mapuche solicitó el acompañamiento de la población “ante la amenaza y la arremetida de las fuerzas represivas del estado defensor del capitalismo con el único fin de destruir nuestro WALL MAPU y con él, la vida de todos los que habitamos estos territorios”.

Además de tres telefónos de contacto, la comunidad alienta a que los que apoyen su causa, se acerquen al nuevo lof.

Fuente:http://www.lanacion.com.ar/2082283-se-extiende-el-conflicto-mapuche-al-area-petrolera-de-la-patagonia


Dos nuevos ataques de la RAM a yacimientos de Vaca Muerta despertaron una alerta en el Gobierno

Entre hoy y anteayer hubo dos amenazas de bomba en yacimientos de YPF y Pluspetrol. El Ministerio de Seguridad analiza crear un grupo especial de protección en la zona 

Dos nuevas amenazas de bomba reivindicadas por el grupo de Resistencia Ancestral Mapuche (RAM) en los últimos tres días en pozos petroleros de la zona de Vaca Muerta desataron una fuerte alarma en la Casa Rosada. Además, el Ministerio de Seguridad empezó a evaluar con seriedad la posibilidad de crear un grupo especial de Gendarmería para resguardar el área donde la Argentina proyecta inversiones millonarias.

Según pudo saber Infobae, esta mañana hubo una  amenaza de bomba en el pozo Efo 128 de YPF ubicado en la zona rural de Allen en una estación de shall gas llamada Fernández Oro. Bomberos y personal policial, tras ser alertados de la amenaza, activaron un operativo y al revisar las instalaciones encontraron una mochila con un reloj y una nota pidiendo la libertad de Jones Huala con la firma del grupo RAM.

Desde la empresa YPF explicaron que se trató de una amenaza de bomba concreta que encontraron en una tubería dos operarios del pozo Efo 128 y de inmediato intervino la policía de Neuquén y un fiscal federal. No hubo detenidos hasta el momento y el Ministerio de Seguridad, a cargo de Patricia Bullrich, tomó cartas en el asunto. “Actuaron muy rápidamente desde el gobierno nacional y ahora hay un estado de alerta porque las amenazas se hicieron en un lugar que hay shall gas y si explota el lugar puede ser un desastre”, dijo un vocero de YPF a este medio.

La amenaza de bomba de hoy se sumó a un hecho similar que ocurrió anteayer en un pozo de Plus Petrol en la zona de Vaca Muerta y donde también hubo una reivindicación del hecho por parte del grupo RAM.

Desde el Ministerio de Seguridad explicaron a Infobae que los lugares que fueron amenazados se encuentran vallados y protegidos por las fuerzas de seguridad local y nacional. No obstante, un funcionario cercano a la ministra Bullrich admitió que el tema preocupa mucho al presidente Mauricio Macri por el impacto negativo que estos hechos pueden tener para los potenciales inversores. Ante esto, se evaluó en las últimas horas la posibilidad de armar un grupo especial de fuerzas de seguridad nacional en coordinación con la policía de Neuquén para establecer una suerte de “operativo permanente especial y un cercado en toda Vaca Muerta” a fin de evitar futuros ataques de estos grupos marginales de la comunidad mapuche.

Los recientes hechos registrados en los pozos petroleros de YPF y Plus Petrol se suman a las ocupaciones de grupos mapuches en la zona de Vaca Muerta situados en la planta Futa Trayen, Campo Maripe en Bajada de Añelo (un área de YFP y de Shell) y en el área Tortín de Piedra que opera Tecpetrol.

Según comentó a Infobae un empresario de la zona, los ataques del grupo RAM se potenciaron desde que el caso de la desaparición de Santiago Maldonado dejó de aparecer en los medios y desde que el Congreso   prorrogó la Ley 26.160, que declara la emergencia en materia de posesión y propiedad de las tierras que tradicionalmente ocupan las comunidades indígenas e impide los desalojos de las mismas. 

Fuente:https://www.infobae.com/politica/2017/11/14/dos-nuevos-ataques-de-la-ram-a-yacimientos-de-vaca-muerta-despertaron-una-alerta-en-el-gobierno/