Incertidumbre en las provincias sobre los 40.000 millones que ganaría la administración de Vidal

Los montos que recibiría la Provincia de Buenos Aires provocaron asombro en los oficinas de distintas gobernaciones. No se mencionaron en la reunión que tuvo Macri con los mandatarios en Olivos. ¿Pueden complicarse las negociaciones?
Incertidumbre en las provincias sobre los 40.000 millones que ganaría la administración de Vidal

Primero 20.000 millones, luego 40.000 millones. De cifras no se habló nada durante la reunión que tuvieron los mandatarios provinciales el jueves pasado en la Quinta Olivos, junto al presidente de la Nación y la gobernadora demandante, María Eugenia Vidal y las que trascendieron ahora siembran incertidumbre sobre la negociación.

Según trascendió, los gobernadores se llevaron sólo un compromiso a futuro de cómo compensar a la Provincia de Buenos Aires, sin que el mecanismo a adoptar impacte en sus cuentas. No obstante, la difusión posterior de lo que recibiría la administración de la dirigente con mayor imagen del país dejó a más de uno boquiabierto.

“Hay poco tiempo y muchas cosas para hablar”, afirmó un gobernador a La Nación de cara a las cuestiones a resolver para el próximo jueves, fecha fijada para la firma del Pacto Fiscal Federal. Allí se prevé que los gobernadores den su consentimiento para compensar a Buenos Aires sin que nadie pierda nada, a no ser la Nación.

De todas maneras, es una incógnita que puede ocurrir hasta el jueves. Varios gobernadores manifestaron su asombro del monto con el que se alzaría Vidal, bajo el recurrente argumento de que siempre se prioriza la Provincia antes que el resto del país.

La noticia cayó mal. Tanto como el aumento de coparticipación que recibió la Ciudad de Buenos Aires el año pasado por el traspaso de la Policía Federal. Desde el bando beneficiado, la administración bonaerense defiende a capa y espada el reclamo. De hecho, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, dejó en claro que van por la totalidad del Fondo del Conurbano: 65.000 millones.

En las últimas horas se conoció que el gobierno bonaerense pasaría de recibir 20.000 millones, como se había informado inicialmente, a 40.000 millones en 2018. la mitad será por Impuersto a las ganancias y la otra mitad por asignación específica del Tesoro.

La Provincia reclamó ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación 65.000 millones, que es lo que le correspondería si se volviera al reparto inicial del Fondo del Conurbano, pero ese monto recién lo recibiría en 2019. En la actualidad recibe sólo 650 millones de pesos, debido a un tope impuesto para el distrito en los últimos años.

La ecuación genera un déficit recurrente que Lacunza se encarga de explicar en cada contacto con los medios. Y de hecho, el pedido de endeudamiento para el próximo año es de una cifra cercana a esos recursos perdidos. La Provincia aporta el 40% de la recaudación nacional y exige, por tanto, que ese estatus le sea respetado en el reparto.