Joven, brillante, de derechas y anti-islamista: así es Sebastian Kurz, el nuevo canciller austriaco

Sebastian Kurz se convierte a sus 31 años en el jefe de Gobierno más joven de la Unión Europea gracias a su giro proteccionista y antiinmigración. Será el 24º Canciller de Austria.

Sebastian Kurz saludando tras su victoria / EFE.
Sebastian Kurz saludando tras su victoria / EFE.

El Partido Popular Austriaco (ÖVP) con Sebastian Kurz como candidato ha ganado las elecciones generales en Austria con cerca del 32 por ciento de los votos. Los socialdemócratas (SPÖ) y los derechistas del FPÖ acercan posiciones con poco más del 26 por ciento.

Lo más probable es que los conservadores pacten gobierno con los derechistas, lo que supondría un giro de 180 grados en la política austriaca, dominada por los socialdemócratas en la última década.

De ser así, sería la primera vez que el FPÖ entre a formar parte de un gobierno tras el batacazo contra todo pronóstico de Nortbert Hofer en las elecciones a la presidencia de Austria de 2016 en las que ganó el ecologista Alexander Van der Bellen.

Gráfico representativo de los votos por regiones en Austria. Fuente: Suddeutsche Zeitung.
Gráfico representativo de los votos por regiones en Austria. Fuente: Suddeutsche Zeitung.

En una encuesta online de la página de noticias T-Online, el 64 por ciento de los participantes desea que Kurz se una con el FPÖ para formar gobierno.

Pero quién es Sebastian Kurz, un joven de sólo 31 años, el jefe de Gobierno más joven de la Unión Europa.

1. Será el mandatario más joven del planeta

Nacido en Viena en 1986, va a alcanzar su primer record dentro de un mes -porque en noviembre, Vanessa D’Ambrosio, 28 años, abandonará su cargo de  capitán regente de la República de San Marino- y le dejará a Kurs el título de gobernante más joven de todo el planeta.

2. Fue ministro de Exteriores, con sólo 27 años

Ya batió un record anterior cuando, con sólo 27 años, fue nombrado ministro de Asuntos Exteriores en diciembre de 2013.

2. Católico heterodoxo

Es católico, pero vive con su novia, Susanne Thier, de 30, desde hace años, y a la que conoce desde que iban al colegio. ¿No debería estar casado el líder conservador que además se declara católico?», le preguntaron en la televisión pública OFR. A lo que respondió: «Si algún día me caso, será una boda muy íntima a la que acudirán solamente mi familia y unos pocos amigos”.

3. Trabajador incansable: sólo duerme seis horas

Duerme una media de seis horas: se acuesta a las 12 y a las 6 de la mañana ya está en pie. Y trabaja entre 18 y 20 horas al día. Su deporte consiste en salir  a correr e ir al gimnasio, lo que hace dos veces por semana.

4. Carrera meteórica, desde las juventudes del Partido Popular

En 2009, con sólo 23 años, Kurs fue elegido presidente de la sección juvenil del Partido Popular Austríaco. En 2010, ya era miembro del consejo de la ciudad de Viena; y en 2011 fue secretario de Estado de Integración, (enmarcado en Ministerio de Exteriores).

5. Austria lo primero, quizá por eso los alemanes le llaman anti-Merkel

No es euroescéptico, está favor de una UE fuerte, pero dando prioridad a la identidad de Austria. En concreto ha sido muy claro con el riesgo de que la inmigración diluya o perjudique la idenntidad nacional.

“La inmigración que se ha visto en los últimos años está cambiando nuestro país, no de manera positiva, sino negativa. La inmigración descontrolada destruye el orden de un país”, afirma.

Y ese mensaje ha contribuido de forma decisiva a su victoria en las urnas.

Quienes no lo ven tan bien son los medios alemanes que ya le tildan como “el político anti-Merkel”.

5. Emigración: si los musulmanes quieren venir… ¡que se integren!

Su proyecto estrella es la nueva Ley de Inmigración, que lanzó cuando era ministro de Exteriores. Una Ley de Integración muy estricta que establece, entre otras cosas, el veto a los velos musulmanes integrales en los espacios públicos y la prohibición a los islamistas radicales de distribuir el Corán.

Los inmigrantes tienen que aprender el idioma y asistir a cursos básicos del orden jurídico de Austria

La idea es que si el musulmán quiere instalarse debe integrarse, lo que incluye conocimiento del idioma alemán y asistencia a  cursos en “valores básicos del orden jurídico y social de Austria”.

Y los inmigrantes que no demuestren estas habilidades en un plazo de dos años podrán ser multados con 500 euros, dos semanas de cárcel, e incluso la pérdida de las prestaciones sociales.

Una mujer viste un niqab en un establecimiento.
Una mujer viste un niqab en un establecimient

 

“No vamos a tolerar ningún símbolo que pretenda construir una sociedad paralela a la nuestra”

6. No al multiculturalismo

Integración sí, multiculturalismo no. Sebastian Kurz lo tiene claro. “No vamos a tolerar ningún símbolo que pretenda construir una sociedad paralela a la nuestra”, señaló Kurz al ser preguntado sobre el endurecimiento de las condiciones.

La población musulmana en Austria se acerca al millón de habitantes

La postura del nuevo mandatario tiene su lógica, dada la elevada población musulmana de Austria. Según datos recogidos por la Universidad de Viena, la población musulmana en Austria supera los 700.000 habitantes lo que supone más del 8 por ciento del total. El país centroeuropeo tiene 8’7 millones de habitantes.

En apenas 30 años, los mahometanos se han multiplicado por seis. De los 150.000 en 1990, se pasó a 340.000 en 2001.

En ciudades como la capital Viena, los musulmanes ya suponen el 12,5 por ciento de la población, son el colectivo mayoritario en escuelas de secundaria y están a punto de serlo en escuelas primarias.

Fuente:https://www.actuall.com/democracia/joven-brillante-de-derechas-y-anti-islamista-asi-es-sebastian-kurz-el-nuevo-canciller-austriaco/