Llevan ayuda humanitaria a las comunidades wichis de Salta

Para llevarles contención y ayuda humanitaria, un equipo que integran los Cascos Blancos y la Fundación Garrahan trabajan en el territorio del chacho salteño asistiendo a comunidades originarias en crítico estado de abandono.

La situación de la comunidades wichis en Salta es crítica, al igual que las demás comunidades originarias. Los gobiernos les han dado la espalda a las culturas que han hecho la identidad de esta tierra. Para intentar llevarles algo de contención y ayuda humanitaria, el gobierno nacional a través de la Secretaria de Protección Civil auxiliará a estas comunidades tan vulnerables y olvidadas del sistema.

Las primeras acciones directas llevaron asistencia a 1200 habitantes de comunidades originarias del Departamento de Rivadavia, en el denominado Chaco Salteño, del equipo también forma parte la Fundación Garrahan. Uno de los objetivos de esta acción es la de prevenir enfermedades crónicas que tienen estas familias, asistir a los niños y a los ancianos. En uno de los casos se tuvo que hacer una evacuación área de un bebé que tenía complicaciones cardíacos. En todos los casos son lugares de muy difícil acceso.

En el paraje La Salvación se hicieron presentes equipos técnicos de los Cascos Blancos para realizar mejoras edilicias en la escuela. Poniendo especial atención en mejorar la parte sanitaria y la calidad del agua del establecimiento. Las localidades y parajes donde se están llevando a cabo las tareas de apoyo son: Pluma de Pato, Talar, La Paz, El Carretón, Montevideo, El Coleto, La Salvación, El Colgado, El Sauce, Campo Argentino, Gritado, Fortín Sarmiento, San Patricio y Los Blancos.

Estas tareas de ayuda humanitaria se hacen en conjunto con los ministerios salteños de Salud y Asuntos Indígenas y Desarrollo Comunitario. El chaco salteño es una de los regiones más complicadas del país, el clima se expresa en extremos, hay grandes sequías seguidas de inundaciones. Esta semana se conoció el caso de una comunidad que debe irse de su asentamiento por la crecida del río Pilcomayo para buscar un lugar seguro tierra adentro.

Muchas de estas comunidades tienen pedido de desalojo que ahora fueron suspendidos por la prórroga de la Ley 26.160 que el Sanado trató y que protege a estas familias que viven en parajes olvidados, víctimas del maltrato de terratenientes.

Fuente:http://www.elfederal.com.ar/llevan-ayuda-humanitaria-a-las-comunidades-wichis-de-salta/