General Villegas, el Distrito que está quedando bajo el agua

La solución del gobierno provincial llegó tarde, cuando ya los pueblos del Distrito están bajo agua. La ausencia de obras hídricas más el desinterés de la clase política y le elección del monocultivo, son las causas de que General Villegas se halla convertido en una inmensa laguna.

Hace dos años, en este mismo medio, un vecino de General Villegas lo advertía: “Algunos pueblos pueden desaparecer“, y la realidad le ha dado la razón a quienes ya sabían lo que estaba por pasar: ya ni siquiera hay tierra seca para mejorar y apuntalar los caminos, por lo que deben secar barro para tratar de salvar lo poco que queda en una tierra arrasada por los efectos del monocultivo y la incapacidad política. Villegas, que durante años fue una tierra rica, hoy se ha convertido en inmensa laguna. 

Secar el barro es lo único que se puede hacer ya que la condición de los caminos rurales impide que entren camiones cargados de tierra seca”, reconoció el Coordinador de Defensa Civil de General Villegas, Juan Pablo Del Vecchio. La problemática de Villegas es compleja, pero tiene un origen totalmente reconocible y todo lo que está pasando se pudo haber evitado en gran parte. “La provincia de Buenos Aires es la única que no ha hecho obras hídricas, La Pampa y Córdoba han canalizado y entonces nos hemos convertido en la puerta de entrada de toda el agua de ambas provincias. El problema acá es la poca tolerancia que tiene la gente a seguir aguantando esto“, afirmó en su momento Horacio Lorenzo, abogado y vecino interesado en resolver la problemática hídrica de su Distrito. “Hay riesgo de que algunos pueblos de Villegas puedan desaparecer”, sentenció en la última entrevista que le hicimos. Desgraciadamente su sentencia no fue tenida en cuenta.

General Villegas recibe agua de las provincias linderas y también en forma subterránea. La nula capacidad de absorción de su tierra ha transformado a sus cuarteles en inmensas lagunas. CharloneEmilio E. Bunge, Villa Saboya, Santa Eleodora, Santa Regina y Piedritas son los pueblos del Distrito que están bajo agua. Los caminos de acceso a estas localidades, en algunos casos, hace veinte meses que tienen agua. Muchas familias se han tenido que ir de sus casas para continuar sus vidas en Santa Fe, Córdoba o La Pampa. “Lo primordial aquí es la recuperación de los caminos, que están más bajos que los campos, por lo tanto actúan como si fueran canales. Desde febrero de 2016 no ha parado de llover y el problema se ha agudizado. Hay pueblos que han quedado varias veces anegados y casi todos tienen agua desde hace más de un año. Nosotros presentamos un amparo para que el Municipio le asegure a Santa Regina una salida al pueblo”, explicaba hace un año Lorenzo.

Otro de los grandes problemas que cruzan a todos los municipios bonaerenses, pero en especial a Villegas es la centralización. Todas las máquinas y servicios se hallan en la ciudad cabecera, por lo tanto cuando se inundan los caminos las retroexcavadoras quedan a las pocas cuadras de la plaza principal del Distrito. Lo solución hubiera sido, además de hacer las obras hídricas, trasladar hacia todos los pueblos las máquinas y herramientas necesarias para que desde los pueblos mismos se puedan encarar los trabajos de mantenimiento de los caminos.

Con casi dos años de agua encima, la solución que encontró el gobierno provincial llegó tarde y no es práctica. Los tiempos de la política, no son humanos, se suele repetir en las pequeñas localidades y en Villegas quedó demostrado. “El gobierno bonaerense contrató una empresa, por medio de una licitación, para, como decimos nosotros, ‘hacer tierra’, y hacer las contenciones definitivas de los pueblos y de Villegas mismo, ya que con máquinas sacan tierra muy húmeda y van colocándola aparte, formando un montículo. Luego, con máquinas retroexcabadoras lo van rotando hasta que el barro se seca y se puede usar como tierra seca, lo que se hace varias veces al día. Desde el municipio se hacen pequeños cordones de tierra húmeda y se deja secar de un día para otro, y luego la usamos”, detalló al diario El Día Del Vecchio.

El despoblamiento ya está sucediendo“, afirma Horacio Lorenzo, acaso resumiendo el peor escenario que puede suceder: que las familias abandonen sus lugares en el mundo. Las causas, como gran parte de los problemas que afectan al país, tienen su origen en el poco interés de los gobiernos de llevarles soluciones reales a la gente. Ahora, con el agua hasta el cuello, es imposible hacer cualquier obra hídrica, los propios campos que rebosaban de soja, hoy son un mar de agua dulce: las consecuencias de la desidia y de elegir un modelo productivo inapropiado, están a la vista. La familia rural, es la principal perjudicada.

Fuente:http://www.elfederal.com.ar/general-villegas-el-distrito-que-esta-quedando-bajo-el-agua/