El Gasoducto se postergó para Corrientes hasta el 2022

 

El director de Gas de la provincia, José María Tomaselli recordó que el titular del Plan Belgrano, José Cano, dijo que se postergó “la proyección del Gasoducto en Misiones” y que junto a Corrientes serán las únicas dos provincias que no tendrán gas natural “por un buen tiempo”.
El Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA) podrá estar finalizado en diciembre o enero del año próximo de acuerdo a la previsión de la empresa Energía Argentina SA (Enarsa), la que relicitará en los próximos tres meses el último tramo de 100 kilómetros inconclusos.

 

Hace algunos años el diseño de la obra estaba pensado para abastecer de gas natural a más de 3,5 millones de habitantes en las provincias de Salta, Formosa, Chaco, Santa Fe, Corrientes y Misiones; pero después de la llegada de Cambiemos al Gobierno nacional se revisó el proyecto y se postergó la extensión de la obra a las últimas dos provincias. Esto fue confirmado por el director de Gas de Misiones.

 

Por su parte, el coordinador del Plan Belgrano en Misiones, Hernán Damiani dijo que para diciembre de 2022 se prevé la ejecución de la obra en Misiones y Corrientes. Actualmente Enarsa  está desarrollando las etapas 1 y 2 del Gasoducto del NEA, que consta de gasoductos troncales de transporte y ramales en alta presión que alimentan las provincias de Santa Fe, Chaco, Formosa y Salta.

 

El proyecto contempló originalmente una inversión de 2.375 millones de dólares para construir 4.144 kilómetros de gasoducto (el troncal de 1.468 kilómetros, y el resto para conectar 168 localidades), con una capacidad de transporte de 11,2 millones de m³/día adicionales destinados al consumo residencial e industrial.

 

“El gas natural es un derecho”
El integrante del Foro del Gas del NEA, Isaac Lenguaza, opinó que “hasta hace poco las cuatro provincias del NEA (Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones) eran las que no contaban con el acceso a este servicio público. Ahora, con  la construcción de Gasoducto del Nordeste, se avanzó en obras de transporte en el territorio formoseño y chaqueño, y a esto hay que sumarle el existente Gasoducto Aldea Brasileña-Uruguayana, que tiene un ducto de aproximación a la Ciudad de Paso de los Libres y que hoy podría proveer de gas natural a gran parte de la provincia de Corrientes si media una decisión política”. Sentenció: “queda claro entonces que Misiones es la única provincia para la cual la llegada del Gas en redes sigue siendo apenas una esperanza”.

 

“Ya creíamos en 2007 que el gas en poco tiempo podría ser una realidad cuando se declaraba de Interés Público Nacional la construcción del ‘Gasoducto del Noreste Argentino’, cuyo objetivo era promover el abastecimiento de gas natural en estas provincias no cubiertas con dicho servicio, contribuir a asegurar el abastecimiento doméstico de energía, y aumentar la confiabilidad del sistema energético. También pensamos que se avanzaba cuando el poder político respondía con más promesas a la presión que se ejercía desde el Foro del Gas del NEA. Esto nunca pasó. Y por lo visto, no pasará, al menos en los próximos años”, aseguró Lenguaza.

 

El referente del Foro agregó: “Una década después, el titular del Plan Belgrano, José Cano, admitió que la llegada del gas natural a Misiones no será resuelta por la presente gestión de Mauricio Macri, y que será imposible antes del 2022. ¿Por qué seguimos discriminados los misioneros? ¿Por qué no se activa la construcción del Gasoducto del Nordeste en el trayecto Chaco-Misiones?, ¿Por qué esta obra, que puede ser la más importante en los últimos 50 años, no genera un fuerte reclamo de nuestros representantes nacionales?”, se preguntó. Sin respuestas, Lenguaza concluyó: “Lo cierto es que seguimos con la garrafita al hombro, buscando gas a un valor diez veces más caro que lo que pagan quienes tienen gas en redes. No podemos acostumbrarnos a no tener y a que nos ninguneen, más allá de quién hace la promesa y quién no la cumple. El gas natural es un derecho”.

 

Medidas para un país federal
Por su parte, el ingeniero y especialista en la materia, José Sesma, indicó que “hace más de 20 años regresé a mi región para eliminar las asimetrías e intentar lograr traer el gas natural, pero no hay interés ni unión en la sociedad, siendo esto uno de los principales parámetros que el político percibe. Al ver que la gente necesita pero no reclama, fija sus posiciones en las prioridades de las grandes urbes y es por ello que siempre priorizan las necesidades de esa masa electoral que sale a reclamar lo que le hacen falta”.

 

“Si es para el uso residencial, para las empresas distribuidoras de gas la construcción de redes no da mucha rentabilidad y el retorno de inversión es a largo tiempo, es por ello que se otorga la licencia por 25 años o más. Entonces es importante que el Gobierno determine políticas de Estado que perduren con el tiempo sin importar quien será su sucesor del mismo partido u otro”, dijo.

 

“Hoy si los misioneros quieren contar con gas natural, en menos de un año lo pueden tener, digo en menos de un año porque la Argentina es un país gasífero dado que cuenta con 24 cuencas sedimentarias con gas, pero solo cinco están en producción. De esas cinco cuencas, solo 2.000 pozos de los 55 mil hoy están conectados al sistema de transporte de gas natural. Hoy en día existe tecnología de última generación que permitiría la extracción de gas natural de esos pozos y poder ser utilizado en cualquier lugar ya sea inyectando a las redes existentes o en la puerta de la ciudad para realizar la distribución”, finalizó Sesma. Primera Edición

Fuente:http://www.corrienteshoy.com/noticias/view/171383