Argentina: ¿Todo envenenado? Descubren más ríos que contienen glifosato

Las aguas que bajan por el litoral no son claras ni limpias ni potables, investigadores del Conicet realizaron un profundo estudio de las aguas de los ríos Paraguay, Paraná y Bermejo y del agua potable que beben en la localidad chaqueña de Pampa del Indio, los resultados determinaron que las aguas que pasan por el Chaco tienen altos niveles de metales pesados y restos de agrotóxicos.

Pampa del Indio es una localidad chaqueña de 5000 habitantes, muchos de los cuales pertenecen a comunidades originarias, con preponderancia de los tobas. El desmonte y el avance la frontera agropecuaria allí ha modificado el medio ambiente y el estilo de vida de los pobladores, según difunde la agencia de noticias Infogei, Alcira Trinelli de la UBA, y miembro del equipo de investigación que realizó el estudio en el Chaco, “nos permitió ver el mal uso y abuso de los agroquímicos y sobre todo la falta de respeto al derecho humano que es contar con agua de consumo de calidad”

Los productores agropecuarios no tienen ninguna culpa en rociar con agrotóxicos a las poblaciones sino también a los cursos de agua, en este sentido la investigadora admitió “hay muchos vacíos que hacen que estas cosas caigan en la buena voluntad del que las usa. Pero de ninguna manera es permitible que se contaminen los cursos de agua, de donde se toma agua para consumo y para las personas mismas”.

“Los problemas asociados al uso de agroquímicos son muchos. Por un lado, tenemos la mala instrucción de las personas que lo utilizan y que se exponen a la toxicidad de estos productos concentrados. Por otro lado, no hay regulación en la forma en la que hay que aplicarlo; entonces, desde la forma hasta las cantidades transgreden lo que permiten las leyes. Y, además, en poblaciones vulneradas, directamente pasan los aviones por encima de la gente y no hay ningún tipo de reparo a la hora de preservar la salud humana” explicó Trinelli.

El problema con el río Paraná también lo ha notificado el periodista Patricio Eleisegui, especialista en nuestro país en la difusión y estudio de las consecuencias de los agrotóxicos en el medio ambiente y en el ser humano, autor del libro Envenenados, en julio del año pasado dió a conocer una noticia alarmante: en toda la cuenca del río Paraná había rastros de glifosato.

La investigadora de la UBA reconoció que los niveles de glifosato en los cursos de agua en donde se sacaron muestras mostraron son altos. A pesar de trabajar puntualmente en la localidad de Pampa del Indio, advirtió que “es una problemática que abarca un montón de lugares en la provincia y otras provincias del país también”.

El abuso de los agroquímicos y sus consencuencias para la salud humana se viene difundiendo cada vez más, “aunque todavía hay mucha gente que ignora. El lobby sojero es muy fuerte en el país, semanas atrás la justicia falló a favor de no suspender las fumigaciones con glifosato. Es una lucha desigual, pero son cada vez los pueblos y habitantes de la familia rural que están denunciando fumigaciones o que dejan de usar agroquímicos para trabajar la tierra con métodos agroecológicos.

Fuente:http://annurtv.com/argentina-todo-envenenado-descubren-mas-rios-que-contienen-glifosato/