Señalan como complicada la situación judicial de los hermanos Peuscovich tras lo ocurrido en el recital

La situación de la empresa organizadora del recital de Carlos el “Indio” Solari quedó más complicada, luego que declararan el intendente Ezequiel Galli y dos de sus funcionarios.

Fuentes judiciales señalaron que la firma En Vivo SA, de los hermanos Marcos y Matías Peuscovich, oriundos de Tandil, debía hacerse cargo de la seguridad dentro del predio La Colmena, justo donde se produjeron las dos muertes.

Si bien aún la fiscal Susana Alonso no tomó ninguna determinación, salvo la de mantener el secreto de sumario, no se descarta que en las próximas horas ordene la imputación de los empresarios.

En tanto, durante la mañana de ayer el segundo fallecido en el recital fue identificado como Juan Francisco Bulacio, de 42 años y oriundo de Garín (partido bonaerense de Escobar), tras permanecer más de 24 horas como un NN. Bulacio se sumó así como víctima fatal a Javier León, de 42 años y oriundo de Los Polvorines.

El apellido de la segunda víctima fatal rápidamente fue asociado al de Walter Bulacio, el joven que en abril de 1991 fue detenido ilegalmente por la Policía Federal, golpeado, torturado y asesinado tras un concierto de los Redonditos de Ricota en Obras.

El intendente de Olavarría rechazó cualquier responsabilidad por las dos muertes en el recital y apuntó contra la productora que organizó el show, a la que acusó de mentirle al municipio con la cantidad de gente que iba a concurrir.

Horas antes de presentarse a declarar en calidad de testigo ante la fiscal Susana Alonso, Galli explicó que “siempre se estuvo organizando un recital y un operativo máximo para 200.000 personas, pero la productora había dicho que había vendido entradas para 80.000 personas a una semana del show”.

“Yo no asumo la responsabilidad, la responsabilidad es de la productora que nos mintió considerablemente durante los días previos al show”, aseveró el jefe comunal en declaraciones periodísticas.

Además, el Intendente afirmó que maneja “información extraoficial de que se vendieron 325.000 entradas” por parte de En Vivo SA, la empresa responsable de la organización del megarrecital.

Allanamientos

La fiscal que investiga los incidentes y las dos muertes en el recital ordenó ayer el allanamiento de las oficinas de la productora que organizó el show y operativos en otro lugares, como el hotel donde se hospedó el músico.

Fuentes judiciales señalaron que Alonso dispuso que personal de la Policía Bonaerense también lleve a cabo procedimientos en otros lugares vinculados a la noche trágica, entre ellos un rastrillaje en el mismo predio del recital.

Los allanamientos en las oficinas de la productora En Vivo SA tienen como fin buscar información del contrato firmado para la organización del show y otras cuestiones.

Heridos y más muertes

Dos personas permanecían internadas en grave estado en la terapia intensiva del Hospital de Olavarría, aunque según el parte médico difundido en las últimas horas “se encuentran estables y sin asistencia respiratoria mecánica”.
Se trata de Antonella Falcón, de 22 años y oriunda de Florencio Varela, y Daniel Esteban Robles, de 30 y de Tierra del Fuego, quienes este lunes recibieron la visita de sus padres.

En tanto, durante esta jornada fueron dados de alta Luciano Farías, de Buenos Aires, que ingresó “alcoholizado, con epilepsia de base”, y Jorge Ortiz, afectado por una intoxicación.

Por otra parte, la tragedia siguió girando alrededor del concierto del Indio Solari, luego de que una mujer muriera y su marido quedara grave en terapia intensiva al chocar el automóvil que los trasladaba en la Ruta 3 cuando iban a buscar a sus hijos, asistentes al show.

El matrimonio, oriundo de Berazategui, salió desesperado de su casa tras haberse enterado de los incidentes y protagonizó una colisión frontal.

Posteriormente, se confirmó que los adolescentes se encontraban bien.

Fuente:http://eleco.com.ar/policiales/senalan-como-complicada-la-situacion-judicial-de-los-hermanos-peuscovich-tras-lo-ocurrido-en-el-recital/