Por cada dólar que entra para la economía real ingresan 5 más para la especulación financiera

Los fondos en portafolio alcanzaron un récord de u$s491 M en febrero.

Los fondos en portafolio alcanzaron un récord de u$s491 M en febrero.

Por cada dólar que ingresa del exterior para la economía real entran 5 dólares destinados a la inversión en activos financieros.

El Informe de Balance Cambiario de febrero, difundido ayer por el Banco Central, reveló que el mes pasado la inversión extranjera directa alcanzó -en términos netos- los u$s98 millones, contra el récord de u$s491 millones de inversiones de portafolio.

Las inversiones de no residentes en títulos públicos y acciones registraron una fuerte suba en febrero, de la mano de la inclusión de los activos locales en el radar de los principales fondos internacionales y las atractivas emisiones de deuda pública y privada. A fines de febrero, JP Morgan incluyó tres bonos argentinos en su índice de mercados emergentes mientras que se espera que a mediados de año Morgan Stanley vuelva a dar al país la categoría de emergente.

De acuerdo a los datos del BCRA las inversiones de portafolio tuvieron un incremento el mes pasado de u$s435 millones, mientras que las inversiones extranjeras directas cayeron u$s45 millones.

Para Fausto Spotorno, economista de Orlando Ferreres, este movimiento es “lógico”, ya que las inversiones se van dando siguiendo determinados pasos de acuerdo a los niveles de riesgo.

Argentina ha salido de un Gobierno que no era nada confiable para los inversores y está entrando en un proceso que en general sería más atractivo para los inversores, pero siempre el primero que invierte es el más arriesgado, es ahí que entran los fondos de riesgo; después comienzan a llegar los fondos de acciones y luego cada vez entran fondos un poco más grandes que los anteriores“, explica.

Luego de ese proceso, según indica Spotorno, debería verse un crecimiento en las fusiones y adquisiciones -que ya empezó a notarse- y recién después vendrá la inversión extranjera directa en la economía real.

Se va evolucionando en un proceso de inversión, que arranca por aquellas inversiones más líquidas, de las que se pueda salir con mayor facilidad“, agregó el economista.

El informe del Central señala que los ingresos brutos en concepto de inversiones directas de no residentes del sistema privado no financiero se ubicaron en u$s104 millones en febrero y que los principales receptores de estos fondos fueron los sectores “Petróleo”, “Industria Química, Caucho y Plástico” y “Electricidad”, con u$s18 millones, u$s13 millones y u$s10 millones, respectivamente.

En enero, la inversión extranjera directa bruta había alcanzado los u$s256 millones.

Por un lado tenemos la buena noticia de que se incrementó la inversión extranjera en el país respecto de meses pasados, el salto a u$s588 millones en total es un número que sólo fue superado en junio de 2016, pero cuando vamos al detalle vemos que de cada 5 dólares apenas uno va a ampliar una fábrica o a establecer nuevas firmas extranjeras. Sólo una quinta parte está ligada al aparato productivo y puede tener efecto sobre la actividad y el empleo“, afirmó Amilcar Collante, economista de Cesur.

Según el especialista, la tardanza en la llegada de los dólares productivos puede estar ligada a la incertidumbre que generan las elecciones legislativas de este año y las dudas respecto a las metas de inflación del Banco Central.

Los números señalan claramente que el mayor interés de los fondos internacionales por los activos locales comenzó después de la asunción a la presidencia de Mauricio Macri y el levantamiento del cepo cambiario. En 2016 fue la primera vez desde 2008 que la inversión financiera extranjera cerró el año con saldo positivo.

Pese a un desarme de posiciones en diciembre último debido a la incertidumbre que generó la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de Estados Unidos, el ingreso de divisas producto de las inversiones de portafolio de no residentes finalizó el año pasado en u$s1.539 millones, contra una salida de u$s47 millones en 2015.

Fuente: Diario BAE.