SOSPECHAN QUE LOS AGROQUÍMICOS PROVOCARON CÁNCER EN JOVEN DE ALVEAR

Mariano Yacucci fue diagnosticado de cáncer por “cuestiones ambientales”. Se trata de un adolescente de 18 años que se hizo el tratamiento y tuvo una pronta recuperación.

Un adolescente de 18 años, hijo de una conocida docente nativa de nuestra localidad, relató a El Norte en movimiento que su problema de salud está controlado. “Terminé con las ‘quimios’, fueron menos de las pronosticadas en un principio, es un buen diagnóstico, pero hay que estar muy atento, una vez pasó y puede volver a pasar”, sostiene.

La nota del periódico norteño señala que:

“En todo este tiempo me he preguntado ¿por qué a mí? y es cuando le echás la culpa a alguien, a algo, se busca eso”, dijo. “Mi mamá preguntó por el origen de mi problema y le respondieron que era ambiental”, afirmó e hizo hincapié en la cantidad de casos de cáncer que conoció de Intendente Alvear durante el tratamiento. “Es anormal, preocupante, para una población de diez mil habitantes más o menos. El medio ambiente en nuestro pueblo tan lindo no está siendo bueno”, subrayó.

Mariano Yacucci, hijo de Sergio Yacucci y Silvina Hevia (docente nativa de Intendente Alvear), nació el 24 de setiembre de 1998 en Gualeguay, Entre Ríos. “Tengo dos hermanos, Emiliana y Andrés, este último por parte de mi padre, yo soy el del medio”, fue lo primero que dijo el pasado lunes por la tarde que dijo en contacto con El Norte en movimiento.

“Con mamá nos vinimos a Intendente Alvear en el 2000, tenía 2 años. Fui a la guardería, después hice jardín de 5 años y toda la primaria en la Escuela 17 y los estudios secundarios en el Colegio Heguy”, agregó.

“Me quedan algunas materias del año pasado, que tengo que rendir ahora en febrero. Quedé libre por las faltas…por todo eso…”, dijo el adolescente de 18 años de edad y el ‘todo eso’ fue para entrar directamente en el terreno del problema de salud que lo afectó a mediados de 2016.

CINCO DE SEIS

“Lo que más me impresionó y me llamó la atención la cantidad de gente de Alvear que había, ¡que raro!!!, -enfatizó- “un día de quimio estábamos seis esperando la llegada del oncólogo y éramos cinco del pueblo. Cuando le conté a Matías (el oncólogo) de donde era me dijo: “otro más de Alvear, ¿sabés cuantos tuve ya, comparando con General Pico?”, relató el adolescente.

“Mi mamá preguntó por el origen de mi problema y le respondieron que era ambiental. Una persona puede tener esta enfermedad donde hay muchos reactivos químicos y el campo tiene mucho de eso. Vivo muy cerca de un lugar donde se guardan productos y cosas de fumigación, los generadores también emanan mucha radiación, también el agua puede estar contaminada…no culpo a nadie en especial, pero hay mucho de eso…”

“Hay muchos nacimientos prematuros, bebés con deformaciones, que nacen y deben estar un mes en incubadoras, es muy normal con gente de nuestro pueblo, eso me lo contó un médico”.

“Lógico que el apoyo de la familia, de tus seres queridos es fundamental para estos casos, soy muy abierto con mi mamá y ella conmigo. Pero quiero que me traten de manera formal, normal, es lo que más quiero, además de salir con amigos, despejarme, divertirme, seguir haciendo lo que hace una persona de mi edad. Estaba entrenando otra vez para volver a jugar al fútbol cuando me detectaron el problema”, recordó.

“Terminé con las quimios, fueron menos de las pronosticadas en un principio, también es un buen diagnóstico. Ahora, durante cinco años tengo que hacerme controles, al menos dos veces al año, en julio y diciembre”, dijo

“Lo que tiene de bueno, si vale la expresión, un cáncer de testículo o de mamas es que se extrae el tumor, si no ramificó es todo más favorable”, explicó con total madurez.

Fuente:http://www.planbnoticias.com.ar/pb/index.php/2017/02/21/sospechan-que-los-agroquimicos-provocaron-cancer-en-joven-de-alvear/