La masonería ataca al Frente Nacional

Tras la Segunda Guerra Mundial, la masonería francesa se convirtió en un firme referente ideológico de los políticos franceses. Los años ochenta, con François Mitterrand como presidente, fueron la época dorada de esta asociación “discreta”.

Juan E. Pflüger / La Gaceta– “Los valores del Frente Nacional son contrarios al humanismo que está en el corazón de la filosofía masónica”. Son palabras de Pierre Mollier, conservador del Museo de la Masonería de París y miembro destacado del Gran Oriente de Francia, la principal logia masónica del país. Tanta importancia tiene esa logia que el propio François Hollande acudió a ella el pasado lunes y pronunció un discurso de más de media hora en el que alabó a la masonería y dijo que “mi presencia constituye un reconocimiento lo que habéis hecho por la República. La República sabe cuanto os debe y siempre estaréis ahí para defenderla”.

Justo después de estas palabras, cuando la candidata del Frente Nacional a la presidencia de Francia empieza a ser firme candidata a ganar las elecciones la próxima primavera, los voceros de la masonería atacan a la formación identitaria francesa. La consideran la principal enemiga de la filosofía masónica.

Es más, desde las logias masónicas se asegura que todos los candidatos, menos los del Frente Nacional, están invitados a participar en sesiones y conferencias organizadas. Y, aunque la masonería no quiere identificarse con alguno de los candidatos: “Ninguno de los aspirantes a ganar las elecciones del 23 de abril es masón activo” -ha dicho Mollier-, sí que tienen claro quién es su enemigo: el Frente Nacional y los grupos provida.

Pero ¿a qué se refieren exactamente? Tras la Segunda Guerra Mundial, la masonería francesa se convirtió en un firme referente ideológico de los políticos franceses. Los años ochenta, con François Mitterrand como presidente, fueron la época dorada de esta asociación “discreta” y muchos de sus postulados fueron incluídos en los programas electorales y de gobierno de Mitterrand y del propio Jacques Chirac (hijo de un reputado masón). Eran los años de la extensión del aborto, los ataques a la familia y la eutanasia.

Después la masonería se globalizó, y los ataques van contra los postulados que pretenden defender la identidad de las naciones y un concepto de Europa contrario a la pérdida de soberanía de los estados. Ese es el enfrentamiento que plantean en sus entrevistas los principales masones franceses como Mollier o el mismo Chistophe Habas, gran maestre del Gran Oriente de Francia.

Pero los ataques de la masonería no solamente se concentran en el Frente Nacional y su candidata a la presidencia, Marie Le Pen. La movilización para la recuperación de la familia tradicional y por la defensa del derecho a la vida, Manif Pour Tous, también ha sido objeto de las críticas masónicas y ha señalado que los ataques contra el “matrimonio gay” y el aborto son contrarios al laicismo que es “la esencia del régimen”.

Fuente:https://infovaticana.com/2017/03/04/la-masoneria-ataca-al-frente-nacional/