Chile se hace rico: una nueva forma de turismo podría revolucionar la economía del país

chile

El ‘Turi-shopping’ o turismo de compras está aumentando el número de visitantes hacia Chile, que observa feliz como su economía se re-activa.

Santiago de Chile

Chile está atravesando muy buenos momentos en su industria turística. Ya no son sólo los atractivos naturales y culturales los que atraen a los extranjeros a la capital chilena, Santiago, sino que se está desarrollando otra modalidad de turismo que está funcionando muy bien: el llamado “turi-shopping” o turismo de compras atrae cada año a decenas de miles de turistas.

Esta es la visión y los datos que se desprenden de la entrevista que concedió a la BBC Bernardita Silva, gerente de estudios económicos en la Cámara Nacional de Comercio de Chile, quien aprovechó para comparar a su país en este sentido con Miami, ya que ésta es “la ciudad estadounidense en la que los centros comerciales ofrecen buses que llevan a los viajeros latinoamericanos directamente del aeropuerto a los almacenes y centros comerciales, sin preocuparse por visitar nada más”.

Afluencia de visitantes argentinos

“Los argentinos empezaron a llegar el año 2015 -explica Bernardita Silva-. Se aceleró por el cambio de gobierno, cuando [el presidente argentino Mauricio] Macri les quitó un impuesto que tenían que pagar del 35% cuando hacían compras con tarjetas en el extranjero”. Por otra parte, la gerente de la Cámara de Comercio chilena también señaló que “en Argentina la inflación y los impuestos han hecho que muchos productos se hayan puesto más caros que en Chile”.

Santiago es, además, una alternativa especialmente atractiva para los compradores argentinos por ser una ciudad cercana, a la que incluso se puede ir en automóvil sin emplear mucho más tiempo que un par de horas.

En los centros comerciales de Santiago de Chile, que cada vez cuidan más su oferta y su presentación -conscientes del reto creciente al que se enfrentan, ahora a nivel internacional- se consiguen muchos productos a mitad de precio de lo que estarían en Buenos Aires, según informa la propia BBC.

Sin embargo, no sólo de compradores argentinos se compone la clientela de los comercios chilenos. Al menos un 12% de los visitantes de los centros comerciales -según estimaciones de la propia Cámara de Comercio local- son brasileños. Y también reciben visitantes de todos los demás países del entorno, especialmente uruguayos, colombianos, mexicanos y venezolanos.