Prat Gay podrá tomar u$s 3.000 M de bancos

GRACIAS A UN CAMBIO NORMATIVO QUE APROBÓ EL BCRA
El Gobierno dispondrá de una nueva fuente de financiamiento en la plaza local. Ahora los bancos quedan autorizados a destinar parte de los argendólares a comprar deuda pública en dólares.
Jorge G. Herrera

Jorge G. Herrera
En la última reunión de directorio, los máximos reponsables del Banco Central decidieron extenderle una mano al Palacio de Hacienda. Se trata de una nueva fuente de financiamiento para el Tesoro, estimada en unos u$s2.500 a u$s3.000 millones.

Fue otra reunión maratónica la del jueves pasado. Duró más de cinco horas, nada común para el directorio del ente monetario. Pero el tema lo ameritaba. El orden del día fijaba como tema casi excluyente -más allá de las cajas de ahorro y tarjetas de débito para chicos, entre otros- la posibilidad de que el sector público nacional accediera a la capacidad prestable del sistema financiero en moneda extranjera. Así, tras varias horas de análisis y debate, el directorio del BCRA accedió, con ciertos límites, a los deseos implícitos del Palacio de Hacienda. Eso implicó la modificación de la normativa actual a través de la Comunicación “A” 6105, sobre política de créditos. Ahora los bancos que operan en el mercado doméstico quedan habilitados para poder prestarle fondos en dólares al sector público nacional de su capacidad prestable en dicha moneda.

Según establece la nueva normativa, eso se podrá plasmar a través de la suscripción primaria de títulos públicos. Para el sistema financiero, el cambio implica que los bancos podrán destinar parte de los dólares captados vía depósitos (argendólares) al Tesoro nacional. Antes la norma establecía que los bancos sólo podían prestar de los depósitos en dólares aproximadamente el 70% del total (el resto se destinaba a cubrir el encaje exigido) a los exportadores o por ejemplo también a proveedores de empresas exportadoras. Es decir, a aquellas empresas que podrían justificar el repago del crédito en la misma moneda.

Este cambio se da en el marco de un fuerte crecimiento de los argendólares. En lo que va del año el stock de depósitos privados en dólares creció más de 95% (y un 137% interanual al 23 de noviembre pasado según datos del BCRA). El total de depósitos en dólares asciende a u$s27.071 millones, de los cuales u$s20.736 millones corresponden al sector privado. Más allá del efecto blanqueo, la estabilidad cambiaria y el atractivo de las altas tasas de interés reales en pesos explican el boom de los argendólares, que suman ya el equivalente a más de $330.000 millones. Claro que de ese monto el sistema tiene una capacidad prestable de alrededor de $230.000 millones. De acuerdo con la información del BCRA, el stock de préstamos privados en dólares asciende a u$s8.925 millones (unos $140.000 millones). Esto implica un crecimiento de casi 201% en lo que va del año y del 177% interanual.

Ahora, en momentos en que el contexto internacional dio señales de poder complicarse en términos de acceso a los mercados de capitales, el Gobierno tendría una fuente adicional de financiamiento en la plaza local. Esto no está relacionado con señales de que los inversores extranjeros pondrían mayores reparos a la hora de poner a disposición del tándem Alfonso Prat Gay-Luis Caputo los recursos necesarios para cerrar el año 2017, sino que, entre la suba de la tasa en EE.UU. y otros datos locales e internacionales, podría no estar todo el financiamiento requerido por la Argentina a las tasas que estima pagar el Palacio de Hacienda. De modo que poder contar con unos u$s3.000 millones (unos $ 48.000 millones) no deja de ser un dato menor para el programa financiero de 2017 e incluso para el monetario del BCRA, que aspira a cumplir las metas fijadas lo más posible. Porque si bien el Estado tiene cómo justificar que contará con dólares para cancelar dichos préstamos, si el Palacio de Hacienda usa estos fondos para afrontar vencimientos de deuda externa no habría casi impacto local pero en el caso de que vendiera los dólares en la plaza local, en ese caso el BCRA se vería obligado a esterilizar para no complicar las metas de emisión.

Se estima que el Gobierno podrá acceder como máximo a unos u$s3.000 millones, ya que los bancos deben ponderar, como requisito de la norma, prestarle al Tesoro un porcentaje sobre el total de los préstamos en dólares de cada entidad. En tal sentido los cálculos oficiales dan cuenta de que será el equivalente al 50% de los préstamos privados del sistema, dado que entran a terciar otras exigencias o límites, como ser el requisito de fraccionamiento de los créditos y su límite en términos del patrimonio neto de la entidad.

Los bancos además deberán evaluar crediticiamente al Tesoro como a otro cliente. Pero en este caso tendrán que como condición revisar la capacidad de repago del Gobierno en función de sus ingresos en dólares por retenciones a las exportaciones y derechos de importación, o sea, los ingresos tributarios vinculados con el comercio exterior (como también Ganancias e IVA retenido por Aduana).

Cabe destacar que los bancos hoy pueden comprar títulos públicos, pero lo pueden hacer con capital propio o con los depósitos en pesos.

Fuente:http://www.ambito.com/863997-prat-gay-podra-tomar-us-3000-m-de-bancos