Echegaray hizo borrar todo el disco rígido de su computadora oficial

El ex jefe de la AFIP dio la orden tras la primera vuelta electoral de 2015; eliminó datos clave para la Justicia

En una de sus últimas decisiones como titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) , Ricardo Echegaray mandó borrar todo el disco rígido de su computadora oficial. Eliminó así múltiples documentos y correos electrónicos que podían resultar de interés para la justicia penal, según reconstruyó LA NACION sobre la base de fuentes del organismo y judiciales.

La orden de Echegaray y el formateo posterior de su disco rígido fueron detectados por el área de auditoría interna de la AFIP, luego de que la justicia federal de Bahía Blanca solicitó peritar esa computadora oficial en una causa penal que apunta contra el supuesto testaferro de los Kirchner, Lázaro Báez.

La eliminación de esos archivos podría constituir un delito en sí, aunque resulta discutible. Dos penalistas afirmaron que sí, ya que podría implicar la destrucción de pruebas, prevista en el artículo 255 del Código Penal, aunque un tercer jurista estimó que no. Sin embargo, los tres coincidieron en que podría resultar un indicio en su contra en varios expedientes. Entre ellos, el caso Ciccone o la causa por presunta administración fraudulenta en perjuicio del Estado que tiene a Echegaray como protagonista por la deuda fiscal que la petrolera de Cristóbal López acumuló por más de $ 8000 millones.

Ricardo Echegaray
Pero no es la primera vez que queda bajo la lupa por la presunta eliminación o adulteración de archivos. En 2009, el ex funcionario cosechó una denuncia penal por supuestas irregularidades en la entrega de subsidios a productores agropecuarios mientras lideraba la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca), con la presunta destrucción de registros informáticos al imponer un nuevo sistema, denominado “Jauke”.

Ahora, el formateo de la computadora de Echegaray comenzó a salir a la luz a raíz de un expediente que se tramita en Bahía Blanca, donde se busca determinar si el ex funcionario eliminó la regional de la AFIP de esa ciudad para impedir que los sabuesos avanzaran contra Báez por acumular facturas truchas de firmas locales por decenas de millones de pesos.

Consultado por LA NACION, Echegaray evitó a través de un allegado confirmar o desmentir la información. Se limitó a indicar que “desde que salió de la función pública no hace declaraciones a los medios”. A su lado, sin embargo, relativizaron la importancia de esa supuesta acción. “Si ocurrió, el equipo informático de la AFIP puede recuperar todos sus mails”, indicaron.

Lejos de la Argentina, una decisión similar provocó en Estados Unidos la apertura de una pesquisa del FBI en contra de la entonces candidata presidencial demócrata Hillary Clinton. El FBI concluyó que Clinton no había cometido ningún delito, pero, según afirmó ella luego de los comicios, resultó un factor determinante para perder frente al republicano Donald Trump.

En Buenos Aires, en tanto, el resultado de la primera vuelta electoral de octubre de 2015, que llevó a Daniel Scioli y Mauricio Macri a disputar un mes después el ballottage, también generó secuelas dentro de la AFIP. Echegaray no sólo mandó borrar su computadora, según confirmaron seis fuentes del organismo a LA NACION, sino que, luego del resultado de esa primera vuelta electoral, que dejó a Macri mejor ubicado que Scioli, también ordenó a sus máximos colaboradores que eliminaran otros documentos que pudieran resultar “incómodos” o comprometedores para ellos o para el gobierno saliente.

Echegaray comunicó esa orden en el salón de actos del organismo, en el primer piso del edificio central, frente a la Plaza de Mayo. “Dijo que había que destruir lo que consideráramos y que aquel que quisiera quedarse dentro de la AFIP cuando llegara el cambio de gobierno debía buscarse un lugar para refugiarse fuera de ese edificio”, relató un informante.

El resultado electoral trastocó así los planes que tejía Echegaray. El viernes 23, cuando las encuestas mostraban a Scioli a un paso de ganar en primera vuelta, le había comunicado a su equipo que continuaría al frente de la AFIP. “No sólo dijo que iba a quedarse. Se explayó sobre los cambios que quería en la vestimenta de los empleados” del organismo.

Tras la debacle de Scioli, sin embargo, Echegaray modificó su senda por completo. Eso se propagó por las oficinas de la AFIP, hasta llegar al nivel de asesores y secretarias de funcionarios. “Hubo tiempo hasta el 10 de diciembre -indicó otro informante-, pero la orden fue eliminar documentos y cualquier papel incómodo.”

Fuente:http://www.lanacion.com.ar/1960528-echegaray-hizo-borrar-todo-el-disco-rigido-de-su-computadora-oficial?utm_source=FB-LN&utm_medium=Cali&utm_campaign=1960528