Con el Gobierno de Macri, la industria textil se desplomó un 5,3%

Según un informe de la consultora IES, la producción textil se derrumbó más de un 5% en los primeros nueve meses del año respecto a igual período de 2015, mientras que la elaboración de prendas de vestir marcó una caída del 11% en el mismo lapso.


La producción de la industria textil registró un derrumbe de 5,3% en los primeros nueve meses del año en comparación con el mismo período de 2015, es decir durante toda la gestión del presidente Mauricio Macri. Además, la fabricación de prendas de vestir también marcó una fuerte caída del 11% en similar lapso, según un informe elaborado por la consultora Investigaciones Económicas Sectoriales (IES).

¿Las causas? Según el estudio, la baja en la producción estuvo ligada principalmente al aumento a la caída del consumo interno, en un contexto de inflación descontrolada del rubro y de fuerte incremento de las cantidades importadas.

En cuanto al incremento de los precios, la suba registró aumentos superiores al 35% en lo que va del año, al tiempo que el crecimiento de las importanciones alcanzó entre enero y septiembre un 14,7%, sumando 198 mil toneladas frente a las 173 mil de 2015.

El estudio indicó que las importaciones del sector textil e indumentaria alcanzaron en nueve meses a 1.116 millones de dólares lo que implica un alza de 7 por ciento interanual, mientras que las exportaciones tuvieron una suba de 2,8 por ciento al sumar 323,3 millones.

Así, el sector textil e indumentaria verificó en nueve meses un saldo comercial negativo de 793 millones de dólares, lo que representa un incremento de 8,9 por ciento en relación al déficit de 728 millones de igual lapso de 2015.

El estudio también señaló que “el aumento de precios ya supera el 35% y se observa una caída en las ventas internas de indumentaria, en línea con el menor poder adquisitivo de los hogares, a pesar de los descuentos y ofertas especiales que realizan los comercios”.

El director de IES, Alejandro Ovando, prevé que “en el mediano plazo, las perspectivas del sector textil e indumentaria dependerán del impacto de la implementación del plan Productivo Nacional impulsado por el Gobierno, que busca una reconversión sectorial”.