Siria: sigue la falsa propaganda de los Cascos Blancos

cascos-blancos
Lunes, 28 Noviembre, 2016 – 11:00

La organización autodenominada Defensa Civil siria, conocida como los Cascos Blancos, ha vuelto a protagonizar otro escándalo a cuenta de su falsa propaganda en el conflicto de Siria.

En esta ocasión, tras haber publicado un vídeo falso en internet en el que se muestra a dos miembros de esa organización pseudohumanitaria intentando ayudar a un hombre enterrado entre los escombros que, de repente, vuelve a la vida. El hombre es sacado de los escombros y evacuado. La organización ha justificado la falsedad del vídeo enmarcándolo en la reciente moda del maniquí (MannequinChallenge), publicando un comunicado en el que pide disculpas y califica la operación de “error de juicio”

El vídeo de la falsa operación de rescate fue puesto en la red por vez primera por la Oficina Mediática de las Fuerzas Revolucionarias de Siria (RFS), un medio vinculado a la oposición anti-Assad.

Tras una serie de indignadas reacciones, la RFS tuvo que quitar el vídeo de YouTube, pero era ya demasiado tarde. El escándalo del vídeo ha reafirmado las más que fundadas sospechas de que otros vídeos de los Cascos Blancos son también falsos, como otro material fabricado por la organización, el cual es utilizado habitualmente por las grandes agencias de información y los medios de comunicación de masas.

A principios de mes, un periodista sirio probó que las imágenes de una niña siria que los Cascos Blancos afirmaron haber rescatado eran falsas.

Abbas Yomeh publicó tres imágenes de una misma niña pequeña que mostraban el supuesto rescate por parte de los miembros de la Organización Cascos Blancos de esta menor en tres diferentes localizaciones, poniendo así de manifiesto las mentiras de la organización en lo que se refiere a sus rescates de civiles en Siria.

“Los actores de los Cascos Blancos rescatan a una chica en tres lugares diferentes ¿No pueden desempeñar su papel de una forma mejor en este escenario?”, se preguntó Abbas Yomeh.

Por su parte, la periodista Vanesa Beeley acusó a los Cascos Blancos de no ser una organización independiente a pesar de sus afirmaciones, y señaló que recibían apoyos de varios estados occidentales que respaldan a los grupos terroristas en Siria.

“Los Cascos Blancos no son una organización independiente. Ellos trabajan para los intereses de los países occidentales que apoyan a los terroristas en Siria y reciben apoyo financiero de EEUU, Reino Unido y Alemania”, dijo Vanesa Beeley, que señaló que este grupo recibe una amplia cobertura de los medios occidentales y algunos de sus miembros han sido incluso recibidos por el presidente de la República Francesa, François Hollande, en el Palacio del Elíseo.

“Parece extraño que los Cascos Blancos actúen constantemente en las regiones controladas por el ISIL y el Fatah al Sham (el Frente al Nusra) y sus grupos afiliados. Las imágenes tomadas en estas regiones demuestran que los Cascos Blancos cooperan con los terroristas”, continuó Beeley.

“Los Cascos Blancos no sólo ofrecen servicios médicos a terroristas sino que han sido filmados participando en la ejecución de un civil en Alepo y también trabajan para derrocar al gobierno sirio”, añadió la periodista. “Ellos difunden vídeos en sus páginas de ejecuciones de soldados y civiles sirios”.

Mientras que la organización ha sido nominada para el Premio Nóbel de la Paz, en consonancia con el habitual circo mediático-político-social occidental, no han faltado voces pidiendo que sean también nominados para un Oscar de Hollywood por sus constantes puestas en escena.

El fundador de los «Cascos Blancos» fue James Le Mesiere, un ex oficial del ejército británico y más tarde, mercenario  en el grupo «Oliva».

Fuente:http://katehon.com/es/news/siria-sigue-la-falsa-propaganda-de-los-cascos-blancos