¿Ricos y comunistas? La ciudad china donde sólo viven millonarios

Hace 50 años era una aldea empobrecida y hoy es un emporio de lujo, a menos de dos horas de la capital, con chalets de 400 metros cuadrados. La ciudad china de Huaxi se ha convertido en una meca del buen vivir con tres reglas inquebrantables: inversión en la comuna, arraigo y trabajo.

No hay que preocuparse por pagar el colegio, la salud o el auto: son gratis. Las viviendas -confortables chalets de 400 metros cuadrados- también son cortesía.

Se trata de Huaxi, una villa china donde todos los habitantes son millonarios. A dos horas de la capital, la curiosa ciudad se caracteriza por el desfile de autos último modelo, el ostentoso nivel de vida de sus nativos y su famoso buey de oro macizo que pesa una tonelada.

¿Las únicas reglas para disfrutar el confort?

Pertenecer a las 400 familias fundadoras de la aldea, trabajar en las empresas cooperativas de Huaxi, reinvertir más de 80% las ganancias en la ciudad y jamás traicionar el terruño. Si alguien intenta irse de la localidad para otra cosa que no sea turismo, perderá todos sus beneficios, detalla un reportaje de The Independent.

 Villas en Huaxi, Jiangsu, China, el 31 de mayo de 2010.Sean YongReuters


Villas en Huaxi, Jiangsu, China, el 31 de mayo de 2010.Sean YongReuters

La villa fue fundada hace poco más de medio siglo con unos 1.000 pobladores en precarias condiciones de vida, inherentes a la mayoría de las localidades campesinas en China. Su modelo de desarrollo, inspirado en el de Dubái, fue convertido en realidad por un fabricante de tornillos llamado Wu Renbao, que llegó al poder con apoyo del Partido Comumista.

Cambio de modelo

En Huaxi, muchos edificios y monumentos emulan a otros en el mundo. Así, hay una réplica de la Gran Muralla, del Capitolio norteamericano y de la Ópera de París. Sus habitantes pueden sentirse cosmopolitas en su propio territorio.

La visión de Renbao -quien murió en 2013 y dejó a su hijo como sucesor- fue innovadora hace medio siglo, pero se ha quedado corta. Una nota del portal mexicano La Información considera que uno de las urgencias de Huaxi es “cambiar el modelo de producción”, altamente contaminante y barato, a uno más especializado y ecológico.

Huaxi, Jiangsu, China, el 2 de diciembre de 2010.Carlos BarriaReuters

Huaxi, Jiangsu, China, el 2 de diciembre de 2010.Carlos BarriaReuters

Sin embargo, su curioso desarrollo ha despertado la curiosidad de los turistas, que año a año visitan por millones la localidad para conocer “el modelo de villa socialista”. Pero algunos de sus habitantes consideran que la prensa extranjera ha fabulado demasiado sobre la realidad económica.

“Es cierto que vivimos muy bien, pero muchas veces la prensa extranjera exagera un poco (…) Vivimos tranquilamente, trabajamos mucho, pero la nueva generación de Huaxi no es tan sacrificada como la anterior”, declaró un habitante de la localidad a La Nación de Argentina.

RT

Fuente:http://www.laverdadoculta.com.ar/2016/11/ricos-y-comunistas-la-ciudad-china.html?utm_source=dlvr.it&utm_medium=facebook