Economistas prevén volatilidad financiera y el dólar en alza hasta fin de año

dolares
Sebastián D. Penelli
Camilo Tiscornia, Santiago Fraschina y Eduardo Curia
Camilo Tiscornia, Santiago Fraschina y Eduardo Curia

Tres economistas consultados por ámbito.com coincidieron que el salto del dólar a $ 15,80, el valor más alto en desde marzo pasado, se explica principalmente por la victoria de Donald Trump en los Estados Unidos. Eduardo Curia, Camilo Tiscornia y Santiago Fraschina prevén en el corto plazo un camino de alta volatilidad financiera, una exposición del país a los vaivenes internacionales y un tipo de cambio en alza hasta fin de año, incluso, hasta fines de enero. 

“Estamos entreverados en los efectos derivados del triunfo de Trump y eso despierta algunos factores de trasmisiones que se dan por el lado cambiario, la tasa o el riesgo país. El tema cambiario local se inscribe en el marco de otras depreciaciones en otros países del continente, como en Brasil. Es un clima que responde a este acto exógeno”, consideró el catedrático Curia en diálogo con este medio.

“La política que hace Macri espera la dichosa recuperación nunca sabiendo para qué momento y estaba depositada en un esquema de endeudamiento fundamentalmente externo, con un dólar muy calmo, adaptándose a términos reales, entre la tasa del Banco Central y la afluencia de divisas por el blanqueo y propio endeudamiento”, describió.

En ese contexto, Curia estimó que “a prima facie la política de Trump huele a dólar fuerte, un revival de (Ronald) Regan, que va a tratar que fondos americanos vuelvan al país en un esquema de repatriación, y todos esos factores son interpretados como una necesidad de volver al país de referencia en esos términos” por lo que “la política de Macri se expone de entrada, en un ámbito más espeso que el que tenía tiempo atrás”.

Si bien el veterano economista apela a bajar la ansiedad y esperar, estimó cuál será el comportamiento del tipo de cambio. “Si las apreciaciones de Trump empiezan a atenuarse se haría más difícil de diferir que el (efecto) Brexit y estas turbulencias se pueden prolongar. Pero en principio veo una tendencia de empujar el dólar hacia arriba”, dijo Curia a pesar que recalcó que el blanqueo argentino puede actuar como un “elemento compensador” para frenar la escalada. “Veo una inclinación más alcista, no disparatada, pero como trazando un matiz inesperado”, expresó.

El economista de la UCA Camilo Tiscornia coincidió que la ola microdevaluatoria no fue un “fenómeno exclusivo” de la Argentina. “Hay mucha especulación tras el triunfo de Trump, ese es el principal problema. Todas las monedas en los países emergentes están subiendo. Incluso en otros países se devaluó más la moneda que en la Argentina”, sostuvo, y aventuró un pronóstico para lo que se viene. “Desde ahora vamos a ver bastante volatilidad financiera producto de la especulación porque no se sabe bien qué va a hacer Trump”, agregó el asesor financiero.

Tiscornia confesó que le cuesta anticipar un valor del dólar para fines de diciembre, pero remarcó que la incertidumbre se extenderá hasta el 20 de enero próximo, cuando asuma el reemplazante de Barack Obama. “Falta bastante, me imagino que vamos a terminar en un tipo de cambio más alto, probablemente, que el que se hubiese pensado más atrás. Antes esperábamos un dólar a $ 15,60 para fin de año, pero ahora ya estamos arriba de ese valor”, señaló a este medio y no descartó que haya “un retroceso” a mitad del ascenso.

Sin embargo, el analista no cree que la curva se convierta en una escalera al cielo. “El Banco Central lo va a dejar flotar y subir, pero si se complica más y la presión es al alza no lo van a dejar subir indefinidamente porque eso va a atentar con el objetivo de inflación. Cerca de $ 16 es probable que empiece a intervenir. El Central se maneja con inflación esperada. Teniendo en cuenta que no hay mayor información de expectativas (inflacionarias) y con este salto (a $ 15,80) es muy probable que dejen las tasas como están (a 26,25%)”, afirmó el titular de la consultora C&T, las iniciales de su nombre, y master en economía de Di Tella.

Tiscornia evitó atribuir la reciente movida cambiaria a los factores internos, como la rivalidad entre exportadores y los sindicalistas que buscan defender el poder adquisitivo de los salarios. “El dólar no se mueve por esa tensión. El Central se mueve por lo que pasa con la inflación. Que suba un poco no viene mal desde el punto de vista de competitividad. Que se estacione en $ 15,50 viene bien para los exportadores y los que compiten con la importación y no tendría impacto inflacionario. Esta suba mientras no escale demasiado, no viene mal. No veo una voluntad del Gobierno para subirlo, el Central está validando el efecto Trump”.

A diferencia de Tiscornia, uno de los fundadores de la agrupación La Gran Makro Santiago Fraschina encontró más causas internas, que externas. “Lo que llaman el efecto Trump me hace acordar a los noventas con el efecto Vodka en Rusia, el Tequila en México o el Caipiriña en Brasil, y en realidad lo que pasa es que a partir de las medidas económicas del modelo de (Mauricio) Macri la economía vuelve a estar muy vulnerable a los vaivenes de la economía internacional y cualquier cosa que pase en cualquier economía del mundo, como un resfrío a nivel mundial va a generar un tos compulsa en la Argentina. Más que efecto Trump es efecto Macri”, analizó.

Según Fraschina, ese retorno se explica en primer lugar por el creciente endeudamiento externo y por la apertura comercial “indiscriminada”, una medida que busca “depender de las exportaciones como eje central del modelo económico”.

Pero su experiencia al frente de la Red Comprar, que beneficiaba a usuarios y pequeños comerciantes y vendedores con precios bajos, le indica que este contexto tendrá nuevas peleas de alto vuelo. “Somos más vulnerables a la puja entre los grupos económicos, que van a aprovechar cualquier efecto internacional y la vulnerabilidad de la economía nacional para imponer sus objetivos económicos”, advirtió, y citó como ejemplo el sector agroexportador. “Ellos pujan por un dólar más alto y van a aprovechar estos vaivenes, mientras que el sector financiero va a pujar para que no haya una devaluación”, completó el magíster en Sociología Económica, de la UNSAM.

Por último, Fraschina escatimó una proyección del dólar para fin de año a la vez que alertó por el 2017. “Hacer futurología en estas condiciones y bajo este modelo, donde se vuelve a hablar del aumento de riesgo país, que los argentinos ya nos habíamos olvidado, es muy difícil. Veo que el Gobierno nacional iba a tener una contradicción: dejar que la moneda se devalúe, tenga un efecto sobre los precios, y seguir espiralizando la inflación contra uno de los objetivos que es contener la suba de precios, sobre todo para el año electoral. Vamos a ver qué visión predomina en el equipo de Macri”, concluyó.

Fuente:http://www.ambito.com/862539-economistas-preven-volatilidad-financiera-y-el-dolar-en-alza-hasta-fin-de-ano