BETO CERIOTTI: “ALMAFUERTE QUEDÓ AL BORDE DE ENTRAR A GRABAR, UN DISCAZO”

slider
Carlos Roberto Ceriotti, o como le llaman todos, Beto Ceriotti, es conocido por ser hace más de quince años el bajista de la reconocida banda de metal pesado de Ricardo Iorio, Almafuerte. Si bien muchos lo conocen a partir del ingreso a dicha agrupación, Beto es uno de los bajistas más prolíficos del Heavy Argentino, pasando por diversas bandas, entre las que se destacan, El Reloj, El Expreso, Cerbero, Logos y Cruel Adicción.  AtrapaSueños envió a uno de sus corresponsales a la sala de ensayo de Drenaje, banda con la que está a punto de sacar un disco mientras espera ansioso el regreso de Almafuerte en  2017. En una extensa charla, Beto nos contó de sus proyectos actuales, sus comienzos en la música, del descanso del Alma de Iorio, y dio detalles del futuro disco de Almafuerte.  A continuación la entrevista.

Entrevitador, corresponsal: Leandro Martin Quiroga

Beto comienza contando que se sumó a Drenaje para hacerle “La Gamba” a los integrantes, pero que realmente le gustó la propuesta; cómo sonaban, componìan y el mensaje de las letras. De esa manera lo que empezó como un favor se transformó en un proyecto sólido que ya cuenta con un EP y temas para un disco pròximo a grabarse. De la elaboraciòn del album, expresa;  “La composición se hizo más tranquila porque en ese momento había que tener un EP para mostrarnos y  salir a tocar y medio que se grabó a las apuradas pero ahora vamos a entrar y grabar una docena de temas como hace todo el mundo. Edu (Cantante) ya compone pensando que él va a cantar, así que si Dios quiere a la brevedad entraremos a grabar el primer CD”

Vamos a empezar la recorrida por tu historia que es demasiado larga pero es necesaria… ¿Cuál fue tu primera cercanía con el arte, con la música o como vos quieras llamarle?

Beto Cerioti: (risas) ¿llenaste el tanque de nafta? Con la música fue de muy pibe. A mí me crió mi abuela, soy hijo de padres separados. Mi abuela lo primero que prendía era la radio con audiciones de tango y estaba todo el día cantando mientras lavaba, planchaba y cocinaba; se sabía todos los tangos habidos y por haber, todos, con la letra de punta a punta. Por otro lado, mi papá era un  bohemio, un cantor de tangos pero que nunca quiso ser profesional, un alcohólico que cantaba tango (risas), y no de ese que se le fue la mina con otro; decía  “jodete por pelotudo, se te fue con otro porque no la cuidaste bien”. Él  cantaba más de atorrantes ¿viste?, de puro curda o sentimentales en otro aspecto, qué se yo “Antiguo reloj de cobre” ¿me entandés?

 A los ocho años Beto junto a amigos del barrio se anotan en un Conservatorio en Ramos Mejía a estudiar guitarra.  A los 14 armaron el primer conjunto con los pibes del barrio y a los 17 tocaba la guitarra y cantaba. Fue por esos días que “el negro Raúl” un músico de San Justo, le pidió que le haga la gamba en tocar el bajo en un par de temas en Capital; “Cuando me colgué el instrumento y pulsé me enamoré del sonido. Después empecé a investigar cuál era la función”

En aquellos años, ¿cómo era el movimiento y qué referentes había? ¿Con que bandas se inspiraban para “copiar” por decirlo de alguna manera?

Nacionales porque de afuera llegaba poca música, así que tenías Pappo y Vox Dei que eran lo que más conocía todo el mundo.  A mí siempre me gustó lo que sea rock pesadito, entonces del flaco Spinetta me gustó más Pescado Rabioso que era más pesado. Mis dos referentes principales de acá son Willy Quiroga, de Vox Dei (Dice que siempre se pone de pie cuando lo nombra, y lo hace) y Eduardo Frezza de El Reloj. Cuando vi El Reloj me partió la cabeza, yo venía escuchando una música  con mucha polenta pero no tan compleja, porque siempre en una banda por lo general tenés una figurita estrella, pero en El Reloj vos no sabías a quién mirar porque eran todos buenos, fue como un cambio abismal lo que ocurrió en mi.

De Deep Purple aprendí la palabrita heavy metal, porque nosotros le decíamos rock pesado, estaba el rock pesado y el rock elaborado, se dividía así nada más, no había tantos rubros. El rock cuadrado era el de Pappo y después tenías Aquelarre, Almendra, a eso ya le decíamos rock elaborado.

¿ Y cómo vivís después con los años teniendo a El Reloj como una referencia grande, haber sido parte de la banda, haber sido convocado por la banda?

Fue de lo mejor que me pasó en mi vida. Una anécdota es estar tocando temas en la noche del debut con la piel de gallina todo el tiempo. Yo tenía bajo pero no equipo y entonces cambié mano a mano mi Fiat por un equipo Peavey de bajo, porque no me podía perder eso una vez que me convocaban de una banda de San puta. Orgulloso de haberlo hecho, para mí fue fantástico.

 Y hoy en día haciendo un retroceso en lo que fue tu carrera, que llegaste a tocar con músicos que hoy en día son referentes para nosotros, la gente joven o los nuevos movimientos ¿ Que sentís mirando para atrás y haber tocado con tipos como el “Tano” Marciello desde los 80, con “Tano” Romano, con  músicos que hoy en día son  referentes para la juventud? ¿ Que balance hacés?

Es bueno, no sé qué nombre le pondrá un psicólogo ¿viste? pero nosotros estamos felices, porque todo el mundo nos decía que éramos una manga de mogólicos haciendo una música de mierda que nunca íbamos a llegar a nada. Yo no sé si hay algo de venganza en eso, que lo analicen los que saben, pero a mí me da una alegría enorme.

Me he emocionado hasta las lágrimas cuando empecé a recorrer el país haciendo música, y la vez que llegué a Jujuy y vino un nenito con la remerita de V8, (Beto intenta mostrar cómo se le pone la piel de gallina cuando lo cuenta)  me quedé mirándolo y se me llenaron los ojos de lágrimas porque te vienen infinidad de recuerdos a la cabeza en un segundo, te pasa la vida en un segundo, es una pepa que te clavaste ¿viste?

De repente, el veterano bajista de la vieja escuela del rock pesado, recuerda que es el cumpleaños de Osvaldo Civile aludiendo que es motivo de brindis, y cuenta que fue asistente de V8 y tuvo la oportunidad de hacerle sonido también en más de una ocasión al recordado guitarrista de V8 y Horcas. Tras un pasaje por viejos tiempos, vuelve al presente para reafirmar sus convicciones:

Hoy tengo 54, soy abuelo, y ver a una criaturita con una remerita de V8  se me llenan los ojos de lágrimas, de emoción, porque quiere decir que no estábamos tan errados, nuestra propuesta fue buena y yo sigo hoy nombrando frases de aquella época. Cuando me empiezan a hablar de los políticos les digo “Ya no creo en nada, ya no creo en ti, ya no creo en nadie si nadie cree en mi”. O sea todavía veo que nosotros en esa época salimos a decir un “basta” ya rotundo…”

Viniendo ya más acá en el tiempo ¿Cómo se dio tu ingreso a Almafuerte y en qué momento de tu carrera te agarró?

Musicalmente en lo mejor,  pero en lo monetario en el peor, porque estaba pasando un momento malo. Hacia fletes y se me había roto la camioneta y sin plata para arreglarla. Entonces el “Tanosaurio” (Claudio Marciello) mi compadre, que pasamos por varios momentos de yo estar bien y el estar mal, y yo ir con comida a su casa, y yo estar mal y el estar bien, y él venir con comida a mi casa, y es el día de hoy que nos estamos preguntando ¿cómo estás amigo? ¿necesitás algo? Entonces en ese momento Claudio me propone grabar un par de temas en lo que iba a ser su primer disco solista, en el 2001.

Llegó el momento donde tenía que poner la voz Ricardo y él ya andaba con problemas con el bajo, había un muchacho que creo que tocó en dos conciertos, pero se ponía nervioso y al final pifiaba más que Ricardo. Entonces resulta que Ricardo va a escuchar la voz,  y le pregunta al Tano, “ ¿y acá quien grabó el bajo?” y le dice “Beto”. Al dia siguiente cuando van a la sala de ensayo de Almafuerte, les dice “che muchachos decidí decirle a Beto que toque el bajo”. Y bueno el Tano se puso re contento. Si ves la grabación del vivo del 2001, en la foto no me vas a encontrar, pero quedaron tres temas de los seis que toqué, todos temas del disco “Piedra libre”. Llegó un momento que Ricardo solamente tocaba el bajo en el medio en tres o cuatro temas hasta que un día me dice: “mirá, vamos a hacer una cosa, tocá todos los temas vos y  nos vemos”.  Así que bueno el primer disco que yo grabo entero con la banda aunque no esté en la foto es “Ultimando”.

 

¿Cómo manejás el hecho de la masividad de la banda, el reconocimiento de los jóvenes?

Lo manejo tranquilo. Trato de tener siempre los pies en la Tierra,  porque he tenido muchas experiencias en la vida, y he visto la actitud de grosos como Lemmy, de pasar por el camarín de Hermetica y ver que no tenían para tomar y decir “no, no puede ser” y al rato caer con cervezas. Dio (Ronnie James Dio)preguntándole a un asistente que le pasó en el ojo ¿entendés? Trabajé con gente de afuera, en el ’83 tuve la bendición de Dios de trabajar toda la gira con Barón Rojo, y era como que venía Black Sabbath, vino gente de afuera en Obras, cortaron el tráfico, un quilombo bárbaro y yo hice toda la gira; entonces tuve esa cosa de observar el comportamiento de esa gente tan grande.  Observé a esos y también observé a un par de pelotudos que firmaron cuatro autógrafos y se creyeron Jimi Hendrix y hoy no están haciendo nada. Te nombré Motorhead y Dio, ¿me entendés?, la humildad de los grandes.  Pappo venia al taller y era un cagadero de risa todo el día, y también venía Willy Quiroga, otro ser enorme, humilde, impresionante.

Hoy yo soy muy amigo de “los Rengos”, pero yo soy más fanático de las personas que quizás de la música que hacen, porque sé que son tres muchachos de Mataderos, que nunca dejaron de ser tres muchachos de Mataderos. Trato de manejarme de esa manera, de no dejar de ser un muchacho de barrio porque me ha costado tanto estar donde estoy que por eso lo disfruto. Yo soy muy refranero y te lo cierro con esta frase “trata bien a la gente en subida, que la volverás a encontrar en bajada”

Hoy en día el movimiento del heavy metal ha crecido desde que ustedes empezaron, ¿qué bandas escuchas y ves que hay futuro?

Los que me actualizan con las bandas son los pibes y a parte de los pibes yo utilizo Youtube para escuchar todo lo que me perdí cuando era pibe. Yo no sé si es por la tecnología o qué, pero hay un semillero de pibes que tocan como la puta que los parió y suenan bien, quizás a lo mejor por el acceso a información que hay que nosotros no tuvimos, porque nosotros teníamos que experimentar y preguntarle a uno que experimentó con tal cosa.  Gracias a Dios, veo que hay una generación de pibes que vienen a una velocidad de la San puta y eso es bueno, no hay que negarse a lo nuevo, o sea yo soy un amante de la vieja escuela, pero tampoco reniego de la nueva escuela porque veo que salen pibes de la re puta madre que los parió.

ALMAFUERTE, EN UN PARÉNTESIS

Nosotros le veníamos diciendo a Ricardo que frene un poco desde hace rato, le veníamos diciendo “¿por qué  no parás un poco amigo?” Lo veníamos charlando, inclusive él tomó la determinación de golpe y prácticamente sin avisar, por eso sorprende tanto. Es un muchacho que hace más de 30 años no para, porque el tipo todavía no se había terminado de separar de V8 que ya sacó Hermetica, grabó un disco y salió a la cancha y todavía no se había terminado de separar de Hermetica cuando ya sacó un disco con Almafuerte y salió a la cancha y no para y no para. Almafuerte es una banda muy laburante, muy trabajadora,  entonces está cansado y necesita descansar y a parte el loco es el dueño del circo, si él decide descansar ¿Quién se lo va a prohibir? Está bueno lo que está haciendo, el tenía ganas de divertirse un poco, y nosotros también podemos tener el espacio, el aire para poder, en mi caso, grabar mi disco con los chicos.

Si lo de Ricardo es un descanzo, ¿tenemos Drenaje y  Almafuerte en 2017?

Ya te digo, son vacaciones, hay una diferencia entre separar y parar, parar un toque es hacer la gran Riquelme, pisar la pelota no significa que no juego más, pisé la pelota ¿viste? ¿y sabes por qué hacen tanto quilombo? Porque es Ricardo, si fuera otro no pasa nada, esto es parar un poco, pero seguir haciendo, yo lo que hago con los chicos no es ni parecido a lo de Almafuerte, Bin lo mismo, el Tano igual, creemos obviamente que Almafuerte es Almafuerte y llevó 21 años llegar a donde llegó y  van 15 años de mi vida que profesionalmente fueron mis mejores 15 años de mi carrera, sin dudas. Además, entre nosotros está todo bien, estamos hablando por teléfono todos los días, invitándonos entre nosotros a cada rato, parar no es separar, que quede bien claro, parar un poco y seguir haciendo cosas, porque mientras para Almafuerte yo no puedo estar sin tocar, yo tengo que estar tocando, con uno o con otro, con los chicos, con el que me invita, yo no puedo parar y menos a esta edad.

ALMAFUERTE Y DISCAZO EN 2017

Almafuerte quedó al borde de entrar a grabar, un discazo, lo dijo Ricardo en Cosquin; “los muchachos ya tienen toda la música armada, falta que yo escriba las letras” y te puedo asegurar que hay un balance entre los dos primeros discos que es lo que tanto pidió la gente y lo nuevo, espectacular. Este pibe no para de componer, y lo que compuso para el nuevo disco, le hago  reverencia, porque es un discazo. Lo que no  queremos que pase lo que pasó con “Trillando la fina” o “trillando la frula” como decimos nosotros más divertido, que lo grabamos y  Ricardo al año fue a meter la voz, entonces nosotros cuando fuimos al estudio de grabación después de un año había cosas que ya las queríamos cambiar, porque uno es un hincha pelotas. Si Dios quiere la idea para el año que viene es esa, así que estoy muy ansioso, que el 2016 del orto termine de una vez para arrancar el otro con todo.

De acá al futuro más cercano para este fin de año ¿hay fechas próximas con Drenaje?

El 25 de Noviembre hay un evento en Malvinas Argentinas que es el “Maldito Rock” y va a estar Luciano (Napolitano), Chizzo y “los rengos”. El 26 Tenemos lo de Sierras de Saavedra, un encuentro de motos que organiza lo gente de Malón.  No sé puede andar haciendo mucho por el aluvión de bandas extranjeras, la gente no tiene tanto dinero como para pagar tantas entradas y hay cosas que son imperdibles como Black Sabbath y es una entrada carísima, la gente saca la entrada con la tarjeta y después no tiene plata para ir a ver a las bandas de acá. La gente hoy está pasando por un momento duro de bolsillo y tampoco se puede planificar grandes eventos por qué vas para atrás, lo mejor que podemos hacer ahora es un disco.

Bueno para cerrar, agradecerte por tu tiempo y bueno te esperamos el año que viene arriba de los escenarios con Almafuerte, mientras tanto seguiremos con Drenaje.

Si, rockeando por todos lados. Yo te agradezco a vos que te tomes la molestia, vos sabés que yo valorizo mucho más cuando son medios como vos que si me llaman de la mejor radio, porque la mejor radio tiene auspiciantes y gana plata, ustedes lo hacen a pulmón y ponen plata de su bolsillo. Valorizo más este tipo de notas que si me llama Pergolini, ponele, te agradezco mucho, el esfuerzo que hacen los que tienen páginas o radios unders del interior, le doy mucho valor a eso porque sé el sacrificio que se toman, así que en tal caso el agradecido de que te hayas venido desde la Zona Sur a la Zona Oeste soy yo amigo.

LA HUMILDAD DE LOS GRANDES

Cabe destacar, que Martín llegando veinte minutos tarde a la hora pactada para la entrevista, recibe un mensaje de Whatsapp de un número desconocido y resulta que era el Beto con el siguiente mensaje:“Hola amigo, te guías bien para llegar? Cualquier cosa avísame“. Por otro lado, pidió que le pasen la entrevista una vez publicada, asì podìa difundir nuestra pàgina. Beto se formó observando la humildad de los grandes que admiraba, y hoy se convirtió en uno que no la ha perdido. Agradecemos profundamente su buena onda. Larga vida a lo que emprendas maestro.

Drenaje son:

Edu Tobio – Guitarra y Voz 

Gera Villamil – Guitarra

Beto Ceriotti – Bajo 

Adrian Esposito – Bateria

FACEBOOOK: https://www.facebook.com/AtrapaSue%C3%B1os-Los-Toldos-Periodismo-1591213057811900/


Fuente:http://xn--atrapasueosenlared-v0b.com.ar/interna-noticia.php?n=6974ce5ac660610b44d9b9fed0ff9548