Edenor, al borde de la disolución y con pérdidas mayores a $ 1800 millones

La mayor distribuidora de energía del país informó un millonario rojo entre enero y septiembre de este año que la llevó a tener patrimonio neto negativo. De no modificar la situación, podría entrar en proceso de disolución y hasta perder la concesión.

Edenor, al borde de la disolución y con pérdidas mayores a $ 1800 millones

A pesar de los objetivos oficiales de liberar las tarifas de las empresas de servicios públicos para sincerar los precios y permitir a las empresas concesionarias la recomposición de sus finanzas, la situación de Edenor se volvió a tornar complicada. La mayor distribuidora de electricidad del país perdió $ 1842 millones durante los primeros nueve meses del año. Es decir, $ 7,6 millones diarios. Por el contrario, el año pasado durante el mismo período había informado una rentabilidad de $ 938 millones.

La cifra ahora informada la vuelve a colocar muy cerca de su disolución, al tener patrimonio neto negativo. De hecho, la propia compañía informó a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires su complicada situación al presentar los resultados del ejercicio correspondiente al período comprendido entre enero y septiembre de este año.

“Esta situación de incertidumbre junto al incremento en el costo de los sanciones y penalidades, entre los principales efectos, generaron un quebranto que llevó a la sociedad al cierre del período a presentar un déficit patrimonial de $ 317,2 millones”, se sostiene en el documento enviado también a la Comisión Nacional de Valores (CNV).

En este sentido, Edenor advierte que de mantener dicho déficit patrimonial al final del presente ejercicio, “quedará encuadrada en causal de disolución por pérdida del capital social en los términos de la Ley de Sociedades”. Por eso mismo, aclara que su directorio “se encuentra realizando todas las gestiones a su alcance para revertir esta situación”.

Para la compañía, los motivos por los cuales se encuentra nuevamente en una situación de incertidumbre acerca de su futuro se debe a una combinación de situaciones que mezclan las medidas judiciales que frenaron los aumentos tarifarios; las multas aplicadas por el Estado por varios cortes de luz a sus clientes y la devolución de los montos que había cobrado en su zona de concesión que, por los amparos, debieron ser devueltos.

No es la primera vez que Edenor debe afrontar un eventual quebranto que la pone al borde de la pérdida de la concesión. En marzo del año pasado, el gobierno kirchnerista le giró cerca de $ 2000 millones a último momento con el objetivo de impedir la disolución de la distribuidora propiedad del holding Pampa, cuyo principal accionista es el empresario Marcelo Mindlin. En ese momento, Edenor había informado pérdidas por $ 779,71 millones.

El dinero la ponía, como en esta oportunidad, en situación de patrimonio neto negativo y al borde del comienzo de un proceso de liquidación, según las normas de la Ley de Sociedades.

El gobierno kirchnerista le giró entonces el dinero con el cual Edenor pudo maquillar su balance a la vista de los inversores y las autoridades regulatorias. De todos modos, fue un cambio en un asiento contable que le permitió descontar parte de la deuda millonaria que tiene con Cammesa, el organismo a cargo de regular el mercado eléctrico mayorista.

Como el patrimonio neto se calcula mediante la diferencia entre el activo y el pasivo, la reducción del rojo con la administradora del mercado eléctrico le evitó entrar en un proceso de liquidación.

Fuente:http://www.cronista.com/negocios/Edenor-al-borde-de-la-disolucion-y-con-perdidas-mayores-a–1800-millones-20161110-0112.html