¿Cambiará el negocio petrolero entre Venezuela y EE.UU. con Donald Trump?

petroleo

Estados Unidos sigue siendo, con mucho, el principal destino de las exportaciones petroleras de la nación latinoamericana, por lo que siempre se mira con atención los cambios en la Oficina Oval.

Imagen Ilustrativa

Imagen IlustrativaMarco BelloReuters

El principal negocio de Venezuela es el petróleo y su principal destino de exportaciones sigue siendo Estados Unidos. Datos publicados en el informe oficial 2015 (página 70) de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) indican que durante ese período se exportaron 804 millones de barriles diarios (MBD) a Norteamérica.

De ellos, 731 MBD (un 38% del total de exportaciones) fueron de petróleo crudo que llegó directamente a Estados Unidos y los restantes 70 MBD se enviaron en productos refinados. Apenas 2 MBD llegaron a Canadá y 1 MBD a México.

Esos números dan razón más que suficiente para que un cambio de Administración en la Casa Blanca genere una serie de especulaciones en materia petrolera. Mucho más si se toman en cuenta las tensas relaciones diplomáticas existentes entre Caracas y Washington.

Existe incertidumbre, porque pareciera que las medidas que tomará EE.UU. en materia de mercado interno pudieran ayudar, y esto es una especulación, contribuir a fortalecer los precios. Habrá que esperar a que pase el tiempo

Durante la campaña electoral, el electo presidenteDonald Trump habló de lograr una autosuficiencia energética. Una política iniciada desde la gestión de Bush hijo y continuada por Barack Obama.

Sin temores

Desde Caracas se cree que el problema “no es Venezuela, sino lo que piensa el presidente electo en materia energética para Estados Unidos”. Así lo dijo a RT el experto petrolero David Paravisini.

Al anunciar su programa para los primeros 100 días de gobierno, Trump anunció que va a “eliminar las restricciones presentes de extracción de gas y petróleo” en territorio estadounidense y que estimularía “proyectos de grandes infraestructuras, como oleoductos”, con los que planea crear nuevos puestos de trabajo.

En opinión de Paravasini, es importante señalar que de concretarse la eliminación de esas restricciones internas prometidas por el nuevo presidente se verán beneficiados cerca de 200.000 pequeños productores de petróleo, “que son en su mayoría republicanos, que se ubican entre Texas y Oklahoma, y que necesitan de precios estables de crudo para poder ser rentables”.

Paravisini observa que los anuncios de Trump, hasta ahora, se basan de una serie de medidas aplicadas al mercado interno de ese país, por lo que a Venezuela “no le afectan esas medidas ya que exportamos a Estados Unidos, mayoritariamente crudos pesados y extrapesados, que van directos a las refinerías venezolanas” en ese país.

El negocio petrolero entre ambas naciones, explica el experto, “está bastante confinado. Nuestra exportación llega de forma directa a Citgo [una petrolera venezolana en EE.UU]. Nuestra expectativa actual está referida a los precios”.

No depender de EE.UU

Desde tiempos de Hugo Chávez, PDVSA trabaja para diversificar la cartera de clientes petroleros y que el país no dependa únicamente de Estados Unidos, por razones estratégicas.

En el mismo informe de PDVSA se da cuenta de que el 41% de las exportaciones netas de crudo venezolano, equivalentes a unos 802 MBD, llegaron al continente asiático. Los principales destinos fueron India (415 MBD) y China (316 MBD). El resto de las exportaciones se destinaron al Caribe (13%), Europa (7,6%), Suramérica (0,2%) y Centroamérica (0,3 %).

A lo interno del país, el Gobierno bolivariano instruyó a PDVSA a la luz de la nueva Ley de Hidrocarburos para la creación de empresas mixtas con socios extranjeros que comparten las tareas de extracción con la estatal venezolana.

Crisis y mercados

Citado por el diario ‘Panorama‘, el ministro venezolano de Petróleo y Minería, Eulogio Del Pino, informó que “Venezuela, al cierre auditado del año 2015, produce 3,8 millones de barriles de petróleo”, pero la producción en Venezuela no solo se basa en crudo “sino también en gas, condensados, y líquidos de gas natural”.

David Paravisini agrega que, a pesar de la fuerte caída de los precios del barril de petróleo, “Venezuela no perdió ni un solo barril en sus mercados”.

Cosa distinta a lo que les ocurrió a países como Arabia Saudita y Nigeria, que perdieron 590.000 barriles diario y un millón respectivamente en el mercado estadounidense.

No obstante el experto venezolano señala que existe “incertidumbre, porque pareciera que las medidas que tomará Estados Unidos en materia de mercado interno pudieran ayudar, y esto es una especulación, contribuir a fortalecer los precios. Habrá que esperar a que pase el tiempo”.

Ernesto J. Navarro


Fuente:https://actualidad.rt.com/actualidad/223462-negocio-petrolero-venezuela-eeuu-trump