¡EXPLOTA LA BOMBA! Revelan datos del enriquecimiento ilícito de Hugo Moyano ¡LA VERDAD SALE A LA LUZ!

Se pudo conocer que el líder de la CGT Hugo Moyano armó un holding de empresas junto a su familia que él mismo contrata, lo que incluye una gerenciadora de la obra social de Camioneros, una constructora, un taller textil y una compañía de seguridad. Todas son administradas por su mujer y su hijastra.

Según Perfil, Hugo Moyano volvió a diferenciarse esta semana de los “gordos”, los caciques sindicales que respaldaron el modelo neoliberal y que estuvieron al calor de todos los gobiernos de turno. Pero el jefe de la CGT comparte –por lo menos– una característica con sus enemigos históricos: la sospecha de haberse enriquecido con los fondos millonarios de su gremio.
En los últimos tiempos, el sindicato de Camioneros le otorgó múltiples negocios a un grupo empresario de su familia, que está manejado por su propia mujer, Liliana Zulet, en donde participa su hijastra Valeria Salerno y que sólo en los primeros cuatro años ganó más de 12 millones de pesos.

Entre las empresas familiares con suerte, aparecen una gerenciadora que administra sanatorios de la obra social, una constructora que refacciona edificios del gremio, un taller textil que fue contratado como proveedor de uniformes y hasta una compañía de seguridad privada.

El holding comenzó a armarse en 2004, cuando Moyano ya mantenía una excelente relación con Néstor Kirchner y su gremio recibía un trato privilegiado del Gobierno. El 1º de mayo de ese año –Día del Trabajador– empezó a funcionar una administradora de salud bautizada Iarai SA.

La creadora del emprendimiento fue Liliana Esther Zulet, una blonda empresaria de 53 años, que ese mismo año oficializó su relación con Moyano. Muy pronto, Iarai comenzó a gerenciar los geriátricos y luego los sanatorios de la Obra Social de Choferes de Camiones (Oschoca), que maneja una caja superior a los 300 millones de pesos.

Zulet no aparece en el directorio de esa firma, la más rentable de todas porque ganó 6.226.616 pesos en los primeros cuatro años. Condenada en la Justicia por un fraude contra el ex Banco Roberts, colocó a su hija de 32 años, Valeria Salerno, como “presidenta” de lacompañía.

Un esquema similar se aplicó para la constructora Aconra SA, que empezó sus actividades tres meses después, el primero de agosto del 2004. La empresa fue contratada para obras del sindicato, como la refacción del Sanatario Antártida y la remodelación del coqueto Hotel 15 de Diciembre en Mar del Plata.

En el mismo entramado se encuentra Dixey SA, que se dedica a confeccionar ropa de trabajo y que en el año 2006 se expandió con la compra de un galpón. Allí funciona el taller textil que –entre otros negocios– confecciona uniformes para los médicos de la obra social camionera.

El holding se completa con Las Marías SA, compañía habilitada para la investigación privada, vigilancia de transportes y seguimiento de personas. Allí trabaja Roberto Sodini, comisario retirado de la Policía Federal de buena relación con el jefe cegetista. En el año 2008, la gerenciadora Iarai compró la mitad y la firma enseguida consiguió un buen negocio: proteger a todas las demás empresas de la familia Moyano.

Fuente:http://clarin24.com/2016/11/08/explota-la-bomba-revelan-datos-del-enriquecimiento-ilicito-de-hugo-moyano-la-verdad-sale-a-la-luz/