Giustiniani arma un partido en Rosario y amenaza con abandonar el socialismo

El sector liderado por el ex senador y actual diputado provincial, Rubén Giustiniani, llamado Igualdad y Participación, potencia sus críticas a las gestiones socialistas -provincia y ciudad de Rosario- que las consideran funcional y cercanas al macrismo.

“No compartimos las gestiones de Binner, Bonfatti y Lifschitz” sostuvo Giustiniani sin rodeos en diálogo con LPO quien señala que los sucesivos gobiernos a cargo de socialistas se alejaron de los principios éticos y políticos del partido centenario.

A su vez, las críticas se concentran en el Frente Progresista que “está muy complicado porque de los dos partidos mayoritarios, uno está abiertamente comprometido con Cambiemos” recordó el legislador.

Más categórico fue Miguel Zamarini, el principal referente de Igualdad y Participación en la ciudad de Rosario quien aseveró para este medio que “el Frente Progresista tiene los días contados. esto está herido de muerte”.

Para Zamarini, quien fue presidente del Concejo Municipal durante los últimos diez años hasta diciembre cuando quedó afuera del cuerpo colegiado, “el único que sostiene el Frente localmente es la agrupación de Javkin porque el radicalismo está en otro proyecto”

Es que las diferencias entre Giustiniani y los principales dirigentes del socialismo se vienen arrastrando desde el 2011 cuando por primera vez, luego de la escisión de Héctor “Tigre” Cavallero en la década menemista, las internas en el PS se hicieron visibles y el entonces senador decidió enfrentar a Binner en las primarias.

Tras la profusa victoria de Binner, el sector de Giustiniani pasó a ocupar lugares marginales dentro del partido y muchos de sus aliados políticos se terminaron alineando a la lista triunfadora.

A partir de allí, las tensiones se fueron incrementando y Giustiniani renovó su decisión de enfrentar a la mayoría partidaria en cada elección. Lo mismo hizo en las PASO del 2015 para diputados provinciales donde pudo colar dos escaños y formó el bloque de Igualdad y Participación junto a su alfil Silvia Augsburger.

En Rosario, ese mismo espacio ahora trabaja para concretar una personería distrital que les permita contar con una herramienta electoral para las próximas elecciones, escindido del Frente Progresista.

“A nivel Rosario vamos a tener una estrategia electoral totalmente separada al oficialismo. Veremos las posibilidades de alianzas, pero no por adentro del Frente Progresista” adelantó para Lapolítica Online, Miguel Zamarini.

A su vez, desde el socialismo también hay reproches hacia el ex senador. “Cuando atacaron a Bonfatti en su domicilio, Rubén no se solidarizó ni brindó su apoyo. Habían atacado como nunca a uno de los nuestros, esas son cosas difíciles de perdonar” recordó una alta fuente del PS a este portal.

En cuanto a su posición en la Legislatura, Giustiniani se opuso a que Santa Fe adhiera a la ley de blanqueo, medida pedida por el gobernador Miguel Lifschitz y en general, “sus principales propuestas son firmadas por el Frente Social y Popular -que conduce Carlos del Frade- y nos invita a acompañar muy pocas iniciativas” se quejó un compañero de la Cámara Baja.

Una corriente interna nacional

A pesar de la críticas al Frente Progresista y a las decisiones de gestión, Giustiniani no piensa abandonar el Partido Socialista donde trabaja para consolidar una corriente interna opositora a su conducción actual: Antonio Bonfatti.

“El amplio campo de la izquierda está vacante, hay un espacio que hay que ocupar, del otro lado se ubica el Frente Renovador y Macri” explicó Giustiniani.

En ese escenario, el diputado busca acuerdos dentro del partido y ya trabaja con dirigentes de distintas provincias para consolidar Igualdad y Participación como una corriente interna que dispute con Bonfatti.

“Formamos una corriente interna con otros distritos del país, de varias provincias, opositoras al oficialismo que lidera Bonfatti, no nos vamos del Partido porque a nivel nacional vamos a seguir participando como opción” aseveró Miguel Zamarini.

Es que la principal crítica que le hacen a su actual dirección es que no “compartimos para nada la conducción y su metodología, no es crítico al gobierno municipal -de Rosario- ni al provinical -por Santa Fe- que son bastante funcionales al macrismo” agregó el dirigente.

Sin embargo, la propuesta de formar un partido municipal en Rosario y la conformación de un bloque independiente en la Legislatura podrían generar un nuevo cruce que deriven en la desafiliación del histórico dirigente socialista, según manejan como posibilidad en las altas esferas del partido.

Fuente:http://m.lapoliticaonline.com/nota/101384-giustiniani-arma-un-partido-en-rosario-y-amenaza-con-abandonar-el-socialismo/