El caza furtivo de Hitler

En abril de 1945, un pelotón del ejército estadounidense descubría un hangar abandonado y en él se encontraron una docena de aviones inacabados con forma de boomerang, con motores a reacción y construidos casi enteramente en madera. Eran los Horten 229, los aviones invisibles de Hitler, una proeza de la ingeniería bélica que se adelantaba varias generaciones a cualquier otra aeronave del mundo.