Economía macrista: más champagne y vinos premium; menos leche y carne

macri globo

“El número realmente asombra: en la Argentina, cada 60 minutos en promedio, se consumen 7.000 botellas de espumantes. Esto arroja un total de 163.000 a lo largo de un día, lo que a su vez equivale a la friolera de 59,5 millones de botellas en todo un año.

Economía macrista: más champagne y vinos premium; menos leche y carne

Sergio Villone/indiepolitik // Sábado 05 de noviembre de 2016 | 19:07

A contramano de una economía que por ahora avanza con el freno de mano puesto, la comercialización de espumantes alcanzó un nuevo récord en el primer trimestre.

Según datos del Observatorio Vitivinícola Argentino, durante los primeros cuatro meses, los despachos al mercado interno desde las bodegas alcanzaron los 7,7 millones de litros, equivalente a casi 10,3 millones de botellas, marcando así un salto del 22% respecto del año pasado”.

“El vino no vive su mejor año y la venta a mercado interno de vino cayó un 7,3% hasta septiembre, pero no cae el consumo de todos los vinos; se da algo curioso, porque mientras se reduce la venta de vinos de menor precio, los de alta gama continúan ganando consumos y adeptos.

Según datos de la consultora Nielsen, la venta en supermercados de vino de bajo precio, de 35 pesos, cayó un 5%, mientras los vinos llamado Premium que son de precio menos, 70 pesos, crecen 13%. A eso se suma este fenómeno que se está dando, que muchas bodegas ante la pérdida de rentabilidad de los segmentos más bajos, están sacando al mercado etiquetas de mayor valor”.

“Los datos que a diario analiza la Asociación de Supermercados Argentinos (ASU) reflejan cierta expectativa de que en diciembre y los días previos a fin de año haya un repunte en las ventas en unidades, pero que no alcanzará a cortar una caída interanual que será superior al 3%.

La venta de carnes rojas en comercios -dependiendo de cada cadena- retrocedió entre 6 y 7% en el último período. Los datos que fuentes de ASU otorgaron a BAE Negocios muestran que hubo allí migración al pollo o a cortes más económicos como la falda.

El diagnóstico coincide con los datos de la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (CICCRA), que reportó una baja del consumo de 7,7% durante el primer semestre. Pero el fenómeno no es sólo migración, sino reemplazo de marcas: hoy, de cada 100 productos que venden los super, 13 son segundas marcas o marcas propias de las cadenas.

De acuerdo al último informe del Instituto de Estudio de Consumo Masivo (Indecom), los lácteos más básicos, como la leche fluida en sachet, cayó 3,5% en volúmenes entre enero y abril”.

“Desde el Centro de Almaceneros de Córdoba difundieron los números que surgen del sondeo mensual que realizan en los diferentes barrios de Córdoba sobre la evolución de los precios que conforman la Canasta Básica Alimentaria y la Canasta Básica Total.

Entre los productos que más escalaron en materia de precios durante septiembre fueron la yerba, el azúcar y algunas marcas de fideos. Precisamente sobre este último producto se ha incrementado el consumo en los últimos meses, junto a la papa y la batata. Como contrapartida, preocupa la merma en la compra de otros productos de mayor valor nutritivo como la carne y los lácteos.

La caída en lo que va de 2016 según Ruiz es la siguiente: 20% en leche fluida; 24% en yogures; 18% en quesos frescos. En tanto la carne cayó interanualmente “cerca del 20%” y ya se registra el mismo fenómeno en pollos con baja del 10%”.

Fuente:http://www.enorsai.com.ar/politica/20055-economia-macrista–mas-champagne-y-vinos-premium–menos-leche-y-carne.html