“La siembra récord que tenemos nos va a permitir salir de la pobreza”

Mauricio Macri fue recibido en Córdoba por el mandatario local, Juan Schiaretti. Es la sexta visita del Presidente a esa provincia en diez meses de gestión. En la localidad de Hernando inauguró la Fiesta Nacional del Maní.

Mauricio Macri fue recibido en Córdoba por el mandatario local, Juan Schiaretti. Es la sexta visita del Presidente a esa provincia en diez meses de gestión. En la localidad de Hernando inauguró la Fiesta Nacional del Maní.

El presidente Mauricio Macri volvió a viajar a Córdoba por sexta vez desde que asumió y visitó una fábrica de tractores, donde reiteró un apoyo al campo y a uno de los objetivos de su gobierno: la Pobreza Cero. Además, se metió en la polémica con el senador Miguel Ángel Pichetto y defendió la inmigración que llegó a la Argentina.

El mandatario ingresó a la planta de Pauny en la localidad de Las Varillas abordo de un tractor. Allí, fue recibido por el gobernador Juan Schiaretti. Minutos antes, un grupo productores rurales afectados por las fuertes inundaciones que azotaron la zona durante el año le expresaron sus quejas por la falta de asistencia. Según revelaron medios cordobeses, los chacareros indignados le entregaron un petitorio a los asistentes más cercanos del Presidente, con demandas explícitas de obras urgentes para salir de la dificultosa situación que viven.

Por las excesivas lluvias, crecidas y desbordes, este viernes el Gobierno nacional declaró el estado de emergencia y/o desastre agropecuario en distintas zonas agrícolo-ganaderas de las provincias de Buenos Aires, Tucumán y la propia Córdoba. La resolución 353-E/2016 del Ministerio de Agroindustria dispone el estado de emergencia y/o desastre agropecuario en explotaciones agrícolas, ganaderas, tamberas y apícolas perjudicadas por el anegamiento de suelos por lluvias extraordinarias en suelo cordobés.

Esta situación afectó las cuencas hidrográficas de Río Carnero y Salsipuedes; Río Jesús María y Río Pinto; Río Totoral y Arroyo Macha; Corral de Bustos y Arroyo del Pescadero; Río de los Tártagos y Río Seco y Sistema Río Dulce. Asimismo, se prorrogó el estado de emergencia y/o desastre agropecuario para las explotaciones agrícolas afectadas por el fenómeno de anegamiento de suelos por lluvias extraordinarias en la cuenca hídrica de Río Carcarañá, Sistema Vicuña Mackenna, Arroyo Santa Catalina, Sistema de Canals, Río Quinto (Popopis), Sistema de General Roca, Sistema Morteros, Río Segundo y Sistema San Francisco.

Durante un breve discurso ante autoridades locales y los empleados de la firma, Macri recordó el conflicto entre la gestión kirchnerista y los ruralistas y lo calificó de “estúpido”, según reprodujeron medios de la provincia mediterránea.

“Cuando estén los resultados de esta siembra récord que tenemos en Argentina, va a haber más producción y más crecimiento. Y eso nos va a permitir salir de la pobreza, generando trabajo de calidad”, aseguró.

Además, resaltó obras para alcanzar una “Argentina federal”. “Hay que apostar que con estas infraestructura vamos a conectar al país como corresponde, y que cada uno desde su lugar, haciendo su máximo esfuerzo va a contribuir a construir la Argentina que todos soñamos, con oportunidades de progreso para todos”, dijo, y aseguró que espera “ver tractores de Pauny por todo el mundo, no solo por Hungría, Holanda y Rumania y América latina.

Al recibirlo, Schiaretti lo saludó afectuosamente: “Usted Presidente se declaró cordobés. Bienvenido a casa, entonces”, señaló. “Este Presidente le sacó el pie de encima al campo. Trabajando juntos vamos a salir adelante”, agregó el gobernador.

A su turno Macri le devolvió la gentileza. “Apoyamos a Córdoba con mucha obra pública porque es el motor productivo del país”, dijo antes de finalizar su visita de 17 minutos a Las Varillas. El Presidente viajó escoltado por el presidente de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó, y el ministro de la Producción, Francisco Cabrera.

La primera actividad de Macri fue presentar el tractor 15.000 de la empresa “Pauny”. Luego, se trasladó a la ciudad de Hernando, a 152 kilómetros al sudeste de la capital provincial, donde asistirá a la 61° Fiesta Nacional del Maní. En Hernando el jefe de Estado inauguró una planta equipada con tecnología de primer nivel de la firma Servicios Agropecuarios, que desde hace 24 años elabora distintos productos en base a maní y que invirtió u$s 2,5 millones para la ampliación de la empresa. “Queremos exportar cada vez más productos con valor agregado, con trabajo argentino, que llegue al mundo entero. Porque los argentinos sabemos, podemos”, enfatizó durante otro breve contacto con los vecinos y la prensa.

“Vine hasta acá a decirles felicitaciones por la nueva Fiesta del Maní. Creo en ustedes, jamás estaría aquí parado si no hubiese estado convencido de lo que son capaces de hacer. Los protagonistas son ustedes, no es un Presidente, un gobierno, un intendente”, sostuvo, y agregó que los funcionarios públicos “somos facilitadores del desarrollo de cada uno” de los ciudadanos.

“Trabajando juntos es que vamos a ser grandes de verdad y vamos a dejar atrás años de que nos digan: ‘¿Ustedes, con la gente talentosa que tienen, con los recursos que tienen, cómo puede ser que tenga tanta pobreza y exclusión?'”, reflexionó.

“Vamos a cambiar la historia y construir la historia grande de la Argentina, con todos estos chicos protagonistas del futuro que construimos hoy”, remarcó.

Pero además, el líder de PRO se metió de lleno en una polémica abierta por el senador Pichetto, quien fue denunciado ante el INADI por descalificar la inmigración de peruanos y bolivianos. “El hacer es lo que nos dignifica, que cada uno tenga esa fuerza emprendedora. Muchos dicen que Córdoba fue regada por esta inmigración piamontesa, que generó esta locura por hacer en cada rincón. Pero esto mismo pasa en todo el país con las distintas corrientes inmigratorias que tuvimos después de la Segunda Guerra Mundial. Lo bueno es que estamos acá, convencidos que esta es nuestra hora, aquí y ahora”, dijo en referencia a los italianos que llegaron al país a mitad del siglo pasado.

Antes de volver a mostrar sus dotes como bailarín, también se refirió a las negociaciones salariales en marcha. “Las paritarias, en cada empresa, en cada gobierno y en cada lugar son resortes de las partes donde el gobierno nacional no se mete”, remarcó al dejar en claro que no va a interceder en esas discusiones.

Con respecto a los argumentos de la inflación que plantean los distintos gremios para exigir nuevas paritarias, el Presidente dijo que “la inflación ha bajado drásticamente y va a seguir bajando, y va a dejar de ser un tema central en la agenda de los argentinos”.

En ese sentido, resaltó que hacia adelante “vamos a focalizarnos en lo más importante como lo es la generación de trabajo de calidad, cómo crecer y cómo mejorar la calidad de la educación pública y de la seguridad”.

Fuente:http://www.ambito.com/861381-la-siembra-record-que-tenemos-nos-va-a-permitir-salir-de-la-pobreza