De Hillary a Trump: PAC, Super PAC y otras sospechas Made in USA

Hasta 2010, los Comités de Acción Política (PAC, en sus siglas en inglés) eran las organizaciones creadas en USA por partidos políticos, grupos de interés, lobbys o empresas para financiar a candidatos. Un individuo puede donar un máximo de US$ 5.000 al año a uno de estos comités. Los PAC pueden gastar un máximo de US$ 5.000 al año en un candidato y la misma cantidad para financiar otro PAC. Pero en 2010, una sentencia de la Corte Suprema en el caso ‘Citizens United vs. FEC’ abrió el grifo a contribuciones ilimitadas de individuos y empresas a las campañas electorales: nació la era de los Super PAC, organizaciones que recaudan fondos y los destinan a apoyar a un candidato. No hay límites en la cantidad que se dona y se gasta y que abre las puertas a contribuciones de compañías y sindicatos. En definitiva, permite a las grandes compañías y a los multimillonarios verter tanto dinero como deseen en sus campañas preferidas. De eso trata esta nota del economista especializado en planeamiento estratégico, Pedro Miguel Garassino.

Por PEDRO MIGUEL GARASSINO

Miércoles 02 de noviembre de 2016

20:49 hs