Eléctricas piden subas de hasta 51% para los hogares y del 80% para comercios e industrias

edenor y edesur
ESOS PORCENTAJES NO INCLUYEN EL ALZA EN EL PRECIO MAYORISTA
Las propuestas de ajuste para Capital Federal y Gran Buenos Aires fueron confusas y ahora deberá intervenir el ENRE para establecer los cuadros tarifarios, lo que puede restar validez legal a la audiencia del viernes.
Silvia Peco
Silvia Peco
Puerta abierta al aumento. En el Teatro de la Ribera, el viernes, donde se realizó la audiencia pública con Edenor y Edesur.
Puerta abierta al aumento. En el Teatro de la Ribera, el viernes, donde se realizó la audiencia pública con Edenor y Edesur.

La audiencia que se realizó para tratar las nuevas tarifas de electricidad en Capital Federal y Gran Buenos Aires sólo dejó la certeza de que habrá fuertes aumentos que probablemente se apliquen a partir del 1 de febrero, pero no permitió dilucidar a cuánto ascenderá el ajuste efectivo en cada factura.

Esto es así en primer lugar porque los ejemplos brindados por Edenor y Edesur parten del supuesto de mantener el mismo precio de la energía que está vigente en la actualidad, y el aumento para ese rubro se discutirá en una próxima audiencia. Ese valor implica casi el 35% de una factura en conjunto con el margen para el transporte en alta tensión. En tanto el valor agregado de distribución que perciben Edenor y Edesur es el 40% y los impuestos, el 25% restante.

De este modo, el alza del 51% que Edenor aseguró tendrá un usuario residencial que consume 300 kilovatios por mes resulta inferior al que se va a terminar pagando, pidiendo llegar a cerca de un 80% si el precio mayorista de la energía tiene un aumento del 100%.

El otro problema es que Edenor y Edesur presentaron cuadros tarifarios muy distintos. Según un informe de la Fundación Sur, Edesur focaliza las subas en los hogares y Edenor, en comercios e industrias, de modo que el 52% de los ingresos demandado por la primera provienen del sector residencial mientras que en la segunda ese porcentaje es del 27%.

En el ejemplo brindado en la audiencia Edesur plantea un aumento del 18% para hogares que con el ajuste por mayores costos de 2016 llega al 30%, pero dejó claro que tiene otros dos escenarios posibles con incrementos mayores.

Además, Edenor propuso un plan de inversión en 5 años de $26.000 millones y Edesur de $14.000 millones. La primera dijo que la tarifa no financiará la inversión sino los gastos de operación y mantenimiento y las amortizaciones, y la segunda, que la tarifa tiene que financiar las obras.

Ni el ente regulador (ENRE) ni el Ministerio de Energía exigieron propuestas más claras y entendibles para los usuarios considerando que los cuadros tarifarios deben ser uniformes en toda el área metropolitana salvo variantes mínimas. Tampoco parece haber habido diálogo sobre las obras necesarias para los próximos cinco años, lo que explica la diferencia entre los desembolsos comprometidos por las dos distribuidoras aunque operan redes con similar grado de deterioro.

Inversiones

El titular de Edesur, Juan Carlos Blanco, aseguró que con las inversiones a realizar, al fin del quinquenio la duración de las interrupciones del servicio se reducirá en un 50%. Pero las entidades de consumidores o las organizaciones sociales que estuvieron en la audiencia no tienen elementos para determinar si las obras prometidas son las necesarias y si tienen el costo que se programa.

Como consecuencia, el Gobierno debería ahora unificar las dos propuestas y explicar las obras a realizar, los resultados que se conseguirán y el costo que tendrán, a menos que sólo se pidan metas de calidad del servicio y no se evalúe si los ingresos que reclaman las operadoras están bien estimados.

La confusión de las cifras planteadas en la audiencia y la necesidad de que deban terminar siendo definidas por el ENRE o el ministerio a cargo de Juan José Aranguren crean dudas sobre la validez legal del encuentro, a lo que se suma que los aumentos dispuestos en febrero pasado todavía son causa de litigio judicial por haberse resuelto sin previa audiencia pública.

De acuerdo con lo expresado en el encuentro, Edesur propone un alza del 29% para un hogar que usa 200 kilovatios mensuales con lo cual la factura pasaría de $176 a $228, si se toma un 15% de ajuste de costos de 2016 y el costo de la energía no tiene cambio.

Con las mismas condiciones, el aumento para pequeñas demandas comerciales es del 59%, para pequeñas industrias del 76% y para medianas industrias del 61%.

Edenor sostuvo que un hogar con un consumo de 300 kilovatios mensuales, que equivale a más del 60% de los atendidos por la empresa, pasará de pagar $241 a $364 con un alza del 51%, considerando el mismo precio que rige actualmente para la energía.

Según la propuesta de Edenor, si se toman en cuenta los usuarios con tarifa social y los ahorros por menor consumo, más del 60% de los hogares pagará una factura promedio de $231 con un máximo de $343 siempre en términos mensuales. Bajo iguales condiciones, el 30% de los hogares deberá afrontar un gasto de $640 con un máximo de $696, y el 10% pagará más de $1.180.

Edenor enfatizó que propone “valores unitarios crecientes en función del consumo”, con la salvedad de que el valor mayor se aplicaría sobre el excedente a partir de 650 kilovatios. Pero al mismo tiempo pidió la unificación del cargo fijo en $76 con fuerte impacto de más del 1.000% sólo en este ítem en los que utilizan hasta 150 kilovatios mensuales. Para comercios e industrias, esta distribuidora pidió un alza del 86%.

Fuente:http://www.ambito.com/860673-electricas-piden-subas-de-hasta-51-para-los-hogares-y-del-80-para-comercios-e-industrias