Eduardo AMADEO, el delegado del Tío Sam

eduardo amadeo
eduardo-amadeo-el-tio-sam2
Eduardo Amadeo es el único argentino miembro de la Sociedad de las Américas, ente que reúne a los principales banqueros de Estados Unidos, y desde ese lugar fue uno de los artífices de la mayor estafa con nuestra deuda pública: el Megacanje de 2001. Lobista de los intereses financieros más concentrados del mercado de capitales mundial, transitó varios carriles de la ancha avenida peronista y fue funcionario desde Isabelita hasta Duhalde. Hoy es diputado nacional por el PRO.

Por Adolfo Struck

aastruck@yahoo.com

Incursionar en la historia política de Amadeo es proponerse darle letra a los guionistas de la serie norteamericana House off Cards. El cabildeo ha sido el motor de la vida de este oscuro personaje de la política argentina.

La Argentina hace 14 años que está en el Veraz y en la peor categoría. Hemos pagado caro este default” declaró Amadeo antes de la sesión que aprobó el pago a los fondos buitres. Esta expresión no fue un sincericidio, más bien fue un grito de victoria de un artista en el lobby parlamentario.

nota-amadeo-final-odt
Amadeo y el presidente Macri

Lo anteriormente narrado fue la movida más reciente del actual diputado del PRO, pero no la más grave. Su más onerosa intervención para todos los argentinos fue su participación durante la planificación del Megacanje de deuda pública en las postrimerías del fallido gobierno de Fernando de la Rúa.

Como miembro de las Sociedad de las Américas y director de “The American Society of the River Plate”, una organización argentina fundada en 1905, formada por norteamericanos y argentinos con el objetivo fortalecer los lazos entre Argentina y Estados Unidos; intercedió a comienzos del 2001 para que Domingo Cavallo volviese a ser el titular del Ministerio de Economía.

Un gran anfitrión

Amadeo fue el anfitrión que recibió en marzo del 2001 a los principales referentes de los grandes bancos extranjeros, cuando se decidió la incorporación de Cavallo al gobierno. La comitiva de financistas estaba encabezaba por David Rockefeller, del JP Morgan Chase; secundado por David Muldford, del Credit Suisse – First Boston; Willian Rhodes del Citibank; y Robert Mac Namara, ex secretario del Tesoro norteamericano.

nota-amadeo-final2

La incorporación de Cavallo al gobierno era un paso decisivo para el éxito del futuro megacanje y fuga de capitales. Los superbanqueros se hicieron presentes en Buenos Aires para que la vuelta del Mingo se concretara.

El Megacanje fue una operatoria por el cual, los bonos de las deuda que estaban en los bancos en el exterior, fueron cambiado por dólares que estaban como Reservas y luego insertados en el sistema financiero argentino. Así las reservas del Banco Central, que a comienzos del 2001 eran de 19 mil millones de dólares, a fin de ese año, se evaporaron.

Ver mas :Prat Gay, el gran encubridor del vaciamiento de los bancos en el 2001

Ademas implicó una renegociación de vencimientos de pagos de nuestra deuda pública que publictariamente se lo vendía diciendo que iba a aliviar los pagos de intereses y de capital, canjeando la deuda por una nueva que permitiera pagar en un plazo mayor. El problemita fue que ese canje tuvo un costo mayor, elevo exponencialmente el capital de nuestros pasivos y el país sufrió un perjuicio valuado en 55 mil millones de dólares.

Si bien Amadeo no fue quien pergeño esta operatoria financiera, si fue el quien negoció para que Cavallo volviera al Palacio de Hacienda y este último hiciera el trabajo sucio.

En los preparativos de la visita de superbanqueros, Amadeo no trabajo sólo, lo hizo con Carlos y José Rohm, dueños del hoy liquidado Banco General de Negocios. En él cual eran socios de Rockefeller y Muldford. Simultáneamente a la consumación del megacanje, los Rohm confiados en la impunidad que les brindaba sus relaciones con la banca norteamericana, pusieron en práctica todas las maniobras de fuga de divisas posibles e imaginables, previas y posteriores a la instalación del corralito de los depósitos bancarios. Por eso uno termino encarcelado, y el otro prófugo de la Justicia.

nota-amadeo-final3

Amadeo apareció nuevamente en escena para asegurar la impunidad de los banqueros, tanto de los locales como de sus socios del país del norte. La derogación de la ley de subversión económica, que logró el mismo Amadeo, hizo que los titulares del Banco General de Negocios queden en libertad y disfruten de la plata que amasaron en el 2001. Actualmente ofició de negociador parlamentario para que el pago a los fondos buitres se efectivice sin chistar y sin cuestionar las condiciones del mismo. Sigue siendo diputado nacional y de aquí a un tiempo sabremos cuál será su próxima movida.

Un muchacho peronista

Dos años antes de recibirse de Economista, y al cumplir la mayoría de edad, comenzó a militar en el PJ en 1968. Siete años después, en 1975, accedió a su primer cargo público durante la presidencia María Estela Martínez de Perón, fue nombrado Presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), puesto que debió abandonar luego del golpe de estado del 24 de Marzo de 1976.

Tras unos años en el exilio en Canadá, dónde fue docente en la Universidad de Quebec, volvió al país con el advenimiento de la democracia en 1983 y se sumó rápidamente a las filas de Antonio Cafiero. Cuando este último fue electo gobernador de la provincia de Buenos Aires, Amadeo fue designado Presidente del Banco Provincia de Buenos Aires desde 1987 hasta 1991.

Durante las elecciones legislativas de 1991, fue electo Diputado Nacional y se desempeñó como Presidente de la Comisión de Educación y desde allí impulsó la Ley de Educación Superior. Normativa criticada por haber desligado al Estado de su deber de garantizar la educación pública, por la flexibilización laboral de los docentes, el crecimiento de la deserción y el achicamiento de las partidas para investigación.

Ya identificado con la derecha peronista, se incorporó al equipo de gobierno de Carlos Saúl Menem en 1994. Durante las presidencias del riojano más famoso tuvo a su cargo la Secretaría de Desarrollo Social de la Nación hasta 1998 y luego fue designado Secretario de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar), donde logró la aprobación de la Ley de Lavado de Dinero que hoy rige en el país.

Amadeo y en la jura como funcionario de Menem.
Amadeo y en la jura como funcionario de Menem

En 2002 acomodó el cuerpo y se cruzó al otro carril del PJ de entonces; fue vocero presidencial de Eduardo Duhalde y Vicejefe del Gabinete de Ministros de la Nación. Durante estas últimas gestiones hizo lobby para derogar la ley de subversión económica y salvó de la cárcel a sus amigos banqueros.

Hecho los deberes en casa, Duhalde le reconoció su rol de miembro de la Sociedad de las Américas y lo envió como Embajador a Estados Unidos para recomponer las relaciones post-default de 2001.

Más tarde en los comienzos del Kirchnerismo, siguió en las huestes duhaldistas y durante el año 2003 fue Jefe de Gabinete de la Presidencia del Mercosur.

Amadeo (derecha) y Eduardo Duhalde.
Amadeo (derecha) y Eduardo Duhalde.

En 2009 fue electo diputado nacional del Peronismo Federal por la Provincia de Buenos Aires junto a Unión PRO, el armado político que arrimó a duhaldistas y macristas en contra del matrimonio Kirchner. Para las elecciones de 2011, fue candidato a Gobernador de Buenos Aires junto a la diputada Claudia Rucci por Unión Popular, partido que el 2003 había presentado como candidato a presidente al ex gobernador puntano Adolfo Rodríguez Saa y en 2007 al neuquino Jorge Sobisch.

En las elecciones de 2013, Eduardo Amadeo presentó su candidatura para renovar su banca de diputado por la provincia de Buenos Aires en alianza con los hermanos Alberto y Adolfo Rodríguez Saá por el Partido Compromiso Federal, aunque luego decidió abandonarla para apoyar a Sergio Massa y a los pocos meses abandonar a Massa para pasarse al PRO de Mauricio Macri.

Amadeo y Sergio Massa
Amadeo y Sergio Massa

En 2015 fue electo diputado nacional por la Provincia de Buenos Aires, esta vez por el frente Cambiemos que llevó a Mauricio Macri a la presidencia.

Incubadora del lobista

Amadeo estudió en la Universidad Católica Argentina, donde se recibió de Economista en 1970. Se especializó en Política Científica y Tecnológica en la Universidad de Sussex (Inglaterra). El lugar donde realizó sus estudios de posgrado este político argentino, tiene objetivos y lineamientos económicos que permiten entender la orientación política de su trayectoria. La Unidad de Investigación de Políticas Científicas y Tecnológicas es un centro académico de la Universidad de Sussex, Brighton, Reino Unido, que se especializa en los estudios de la política y la gestión para la ciencia, la tecnología y la innovación. Fundada en 1966 por el economista Christopher Freeman, discípulo del austro-estadounidense Joseph Alois Schumpeter. Schumpeter fue docente en Harvard y desde allí se destacó por sus investigaciones sobre el ciclo económico del capitalismo, al cual consideró que es por naturaleza cambiente, y nunca estacionario.

Lejos de posturas heterodoxas, tanto Freeman como Schumpeter se encuadran entre los economistas neoclásicos que encuentran su fundamento en el individualismo metodológico (que explica los fenómenos económicos y sociales a través de comportamientos individuales). Al igual que los clásicos, los neoclásicos afirman que el mercado se autorregula por sí mismo y que a largo plazo, todos los mercados tienden al equilibrio.

En esta línea de pensamiento, la formación de Amadeo lejos está de una mirada que otorgue al Estado un rol central en las definiciones económicas, sino más bien que este último se limite a dejar hacer al mercado.

Problemitas con los vueltos

En 1998 cuando ejercía el cargo Secretario de Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráficos (Sedronar), durante la administración de Carlos Menem, el programa televisivo Día D, que conducía Jorge Lanata, realizó una denuncia sobre irregularidades en la entrega de subsidios, “se habló de un sugestivo fondo de 150 mil dólares para una fundación mendocina, que presidía el sindicalista hipermenemista Antonio Cassia“.

En ese mismo año fue denunciado otra vez, ahora junto al viceministro del Interior, Jorge Matzkin “malversación de caudales públicos y mal desempeño de sus funciones“.

En septiembre de 2015 dos ONG —Asociación Argentina de Políticas Sociales y Asociación Civil Observatorio Social, ambas presididas por Eduardo Amadeo- recibieron fondos millonarios por parte del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, gobernada por Mauricio Macri, sin haber sido publicadas en el Boletín Oficial de la ciudad. En el período de 2008 a 2015 estas ONG cobraron 4,2 millones de pesos del gobierno porteño por servicios de consultoría y subsidios. Amadeo no negó los hechos pero calificó su difusión como una “campaña sucia” del Kirchnerismo.

nota-amadeo-final7

Eduardo Amadeo es un economista que ha forjado política su trayectoria en la derecha peronista, tiene algunas cuentas pendientes con la justicia y hoy milita en el PRO, partido al cual llego producto de los pactos del duhaldismo.

Es un lobista de Wall Street y utilizó al peronismo como espacio popular a través del cual ejercer influencia para sostener el esquema de endeudamiento argentino. Ha hecho del cabildeo, de la rosca en el pasillo su profesión y así logró ser el delgado del TIO SAM.

Fuente:http://stripteasedelpoder.com/2016/10/3888/