Los bancos zombie ponen en peligro la economía europea

banquero banco

El sector bancario todavía no se ha recuperado y amenaza con provocar una nueva crisis económica.

Foto ilustrativa

Foto ilustrativaReuters / Pixabay / RT

El sector bancario todavía no se ha recuperado de la grave crisis financiera que comenzó hace casi una década. Según los analistas, Europea podría enfrentarse a una nueva recesión, incluso más profunda que la pasada, si no se corrigen ciertos comportamientos de la banca que ponen de nuevo en peligro la economía de la Unión.

Uno de los principales problemas son los bancos zombie, instituciones financieras con un valor económico neto menor que cero pero que continúan operando gracias a que pueden pagar sus deudas con el crédito gubernamental directo o indirecto. Así lo explica el periodista económico David McHugh en un artículo para ‘Associated Press’ en el que analizar los seis problemas fundamentales de la banca europea y cómo perjudican a la economía.

  • La “deuda mala” de los bancos

Para McHugh, este es uno de los principales problemas de la banca, especialmente en Italia, ya que crean un círculo vicioso: la desaceleración económica ha supuesto que las empresas tengan dificultadas para devolver sus préstamos a los bancos, lo que ha provocado que las entidades dispongan de menos dinero para poder financiar nuevos proyectos empresariales que, a su vez, tiene como consecuencia una ralentización del crecimiento económico.

Sede del Banco Central Europeo iluminada con una imagen gigante del euro

Sede del Banco Central Europeo iluminada con una imagen gigante del euroKai PfaffenbachReuters

Deshacerse de los activos tóxicos es una lucha constante de las entidades bancarias. Un claro ejemplo de esta situación es el banco italiano Monte dei Paschi, que está tratando de inyectar 5.000 millones de euros mediante una ampliación de capital para aliviar sus 28.000 millones de “deuda mala” mediante una titularización.

En el caso concreto de Italia, una de las razones que dificulta sanear este tipo de préstamos es que los tribunales están saturados, por lo que a la banca le puede llevar años perseguir a los deudores y recuperar el dinero. Esta situación provoca que el valor de los activos sea todavía menor, y cuanto menor es el precio, mayor es el agujero financiero del banco.

  • Bancos y empresas zombie

Mientras tanto, los bancos bajo presión financiera, mantienen su apoyo a empresas “zombie”; es decir, facilitan las concesión de más créditos a empresas con deudas en lugar de presionar para que las paguen, ya que acabar con la financiación a estas compañías implicaría reconocer las propias pérdidas de las entidades bancarias.

Esta situación deja tanto a los bancos como a las empresas como “muertos vivientes”: técnicamente todavía están en el negocio, pero son incapaces de crecer. Según el periodista de AP, estas empresas acaparan los créditos que podrían ir a otras compañías que son solventes, lo que provoca una ralentización de la recuperación económica.

Asimismo, la economía de los 19 países de la eurozona creció a una tasa intertrimestral del 0,3% entre abril y junio. Sin embargo, según los expertos, esta cifra no es suficiente para reducir con la rapidea necesaria la tasa de desempleo, situada en el 10,1% de media.

  • Caída de las cotizaciones

Los débil precio de las acciones de los bancos han agravado los problemas, ya que hace más difícil para las entidades financiera recaudar fondos de los inversores. En lo que va de año, el índice STOXX Europe 600 banks ha caído un 21,9%, la cotización de Deutsch Banck un 52% , Monte dei Paschim un 86% y Switzerland’s Credit Suisse un 37%.

Estatua frente a una sucursal de Deutsche Bank en Frankfurt

Estatua frente a una sucursal de Deutsche Bank en FrankfurtKai PfaffenbachReuters

El desplome de Deutsch Bank se explica en parte por sus frentes abiertos en los tribunales. A principios de septiembre, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos presentó una demanda por el valor de 14.000 millones de euros por las malas praxis del banco a la hora de respaldar operaciones con hipotecas basura.

  • Ganancias escasas, grandes problemas

Todo esto sería un problema menor si los bancos ganasen el suficiente dinero para construir nuevas reservas de capital. Sin embargo, este no es el caso.

La rentabilidad de las inversiones y los préstamos no se ha recuperado a los niveles que tenía antes de la crisis económica. Incluso los bancos de los países que han tenido menos problemas – como Austria, Francia y Alemania -, tienen un rendimiento medio del 0,8%, frente al 1,3 que tenían antes de la crisis.

Foto ilustrativa

Foto ilustrativa pixabay.com

Si los bancos ganasen más dinero, podrían atraer a los inversores con mayor facilidad. Así lo ha expresado el experto en finanzas de la Universidad Goethe de Frankfort Pieter Krahnen: “Tan pronto como regrese la rentabilidad habrá capitales, porque la gente estará encantada de invertir”.

No obstante, los bancos sostienen que parte del problema es que el BCE ha reducido a cero el índice de referencia del tipo de interés, lo que aprieta considerablemente sus ganancias.

  • Demasiados bancos

Por su parte, el BCE y el FMI piden que los bancos europeos solucionen sus modelos de negocio subyacentes: sus costes son demasiado altos y tienen demasiadas filiales. Esto es especialmente importante en un momento en el que cada vez más los trámites bancarios se hacen de forma online, y sin necesidad de ir a una oficina o un cajero.

Según algunos expertos, la solución podría ser hacer fusiones y recortar empleos más allá de las fronteras nacionales. “Apenas hemos visto nada en términos de reestructuración de la industria, lo que debería haber sucedido hace un par de años, pero que ahora es todavía más urgente que antes, no tanto a causa de la crisis, sino debido a los cambios tecnológicos”, añadió Krahnen.

  • No más rescates financieros

La situación que atraviesan los bancos se complica todavía más por las nuevas restricciones de la Unión Europea a los rescates financieros de los gobiernos. Las nuevas reglas, que entraron en vigor este año, tienen el propósito de evitar que los contribuyentes paguen la factura de los bancos rescatados, tal y como sucedió a partir de 2008 con la crisis financiera.

Así, las restricciones plantean la posibilidad de que los accionistas y los titulares de bonos menores – los inversores que dejaron dinero al banco sin obtener una garantía real de devolución prioritaria – estén obligados a asumir las pérdidas antes de que se utilice el dinero de los gobiernos.

Sin embargo, en algunos casos, según Hugh, como el del banco italiano Monte dei Paschi, los inversores son ahorradores. Así que un rescate podría significar liquidar los ahorros de toda la vida de miles de pequeños inversores.

María Jesus Vigo Pastur

Fuente:https://actualidad.rt.com/actualidad/221463-bancos-zombie-economia-ue-europa