Diputados británicos buscan que sea delito criticar a ‘sionistas’

londres

A efectos de investigación criminal o disciplinaria, el uso de las palabras ‘Zionist’ (‘sionista’, en inglés) o ‘Zio’ (abreviación de la anterior) en un contexto acusatorio u ofensivo debería considerarse incendiario y potencialmente antisemítico”, propone el informe “Antisemitismo en el Reino Unido” del Comité de Asuntos Interiores, publicado hoy domingo por la Cámara de los Comunes de Londres.

El texto incluso da instrucciones sobre cómo se debe hablar del régimen de Tel Aviv y sus redes de apoyo transnacionales, instando a “quienes afirman ser antisionistas y no antisemitas” a hablar de Israel, pese a que decenas de países no reconocen existencia legal al régimen de ocupación de Palestina.

A efectos de investigación criminal o disciplinaria, el uso de las palabras ‘Zionist’ (‘sionista’, en inglés) o ‘Zio’ (abreviación de la anterior) en un contexto acusatorio u ofensivo debería considerarse incendiario y potencialmente antisemítico”, recomienda el informe “Antisemitismo en el Reino Unido” del Comité de Asuntos Interiores del Parlamento británico.

De esta manera, el comité sólo distingue entre quienes “buscan de verdad criticar tan solo la política” del régimen  de Israel, por un lado, y los sospechosos de tener “intención de ofender a los judíos británicos”, por otro, para lo cual argumenta que el 59 % de los judíos británicos “se consideran sionistas”.

El informe ha sido criticado hoy mismo por su “desproporcionada” atención al líder de la oposición, Jeremy Corbyn —cuyo nombre se menciona 16 veces en 68 páginas—, pese a recoger declaraciones en las que el propio laborista denuncia el antisemitismo como “inaceptable”, e incluso una encuesta de YouGov en la que sólo un 5 % de participantes consideraron que el Partido Laborista tenga un problema particular de “antisemitismo”.

En su comunicado de respuesta, Corbyn asegura que su partido ha tomado más medidas que ningún otro contra el antisemitismo, señala indicios —recogidos por el informe— de que el 75 % de los “incidentes de antisemitismo” están vinculados con la “extrema derecha” y advierte de que usar el “antisemitismo” como arma en controversias políticas dificulta la lucha contra ese fenómeno.

El líder laborista ha sido atacado constantemente por los lobbies sionistas de su país desde que se postuló para liderar el partido en 2015 por su defensa de mantener relaciones con los movimientos de resistencia a Israel de Palestina y El Líbano. En mayo pasado, se vio obligado a suspender a 50 miembros del partido por declaraciones consideradas “antisemitas y racistas”.

FUENTE: HispanTV

Fuente:http://annurtv.com/sitio/diputados-britanicos-buscan-que-sea-delito-criticar-a-%C2%91sionistas%C2%92/