NISMAN / Operaciones sin fundamento contra Cristina

Juan Gabriel Labaké, abogado, analizó la situación de la causa Nisman en el contexto actual y Malvinas a raíz de los movimientos del gobierno actual.

En diálogo con Terapia de Grupo de La Señal Medios por Radio Gráfica, Labaké aseveró: “Este gobierno comete torpezas. Reabrir la causa de Nisman contra Cristina era un fracaso porque nunca hubo una prueba nueva y por lo tanto se ratificó el rechazo de la denuncia”; agregó: “Lo que quieren es satisfacer los caprichos de Israel y molestar al gobierno anterior”.

El experto en el tema atentado AMIA expresó: “La acusación contra los iraníes no tiene ninguna base jurídica. El ex embajador de los Estados Unidos, Wayne, dijo que toda la acusación eran suposiciones porque nunca existió un coche bomba”; agregó: “Cuando la Nación consultó a los especialistas liberales le dijeron que no prosperaría porque esta denuncia no tiene base jurídica”.

Respecto a la necesidad de reabrir la causa Nisman, refirió: “Hay un compromiso político entre el gobierno e Israel. Aproximadamente en agosto del 2015, meses antes de las elecciones, Macri fue a un Congreso de Municipalidades de todo el mundo que convocó Israel. Él acordó que si llegaba a ser presidente iba a unificar criterios con Israel para una alianza estratégica en tema de seguridad, en tema de terrorismo y en tema de informática”.

Luego añadió: “Estamos en manos de un operativo de terror del Mossad y esto lo dijo Leopoldo Moreau hace unos días, han entrado en diciembre seis agentes del Mossad para llevar a cabo operaciones contra Cristina, presión para que se reabra la causa, etc. Hay tres personajes en el gobierno al servicio de Israel: Patricia Bullrich, Sergio Berman y Claudio Avruj; y Laura Alonso al servicio de Estados Unidos”.

Sobre la muerte de Nisman, resaltó: “Yo creo que se suicidó cuando vio que todo el mundo le soltó la mano, todos los que lo habían empujado a hacer esa denuncia. Además hay mucha sospecha de la participación del Mossad y el tema de la difusión de la noticia por parte Damian Patcher y consecuente huída a Israel”.

De las próximas elecciones de Estados Unidos en contraste con el caso AMIA, formuló: “Gane Trump o gane Clinton, vamos a pasar momentos feos. Obama le ha puesto algún límite a Israel. Pero Clinton, creo yo, va a volver a Bush en tema de Israel por los compromisos fuertes que tiene; y por otro lado Trump pertenece al sector más duro del Partido Republicano que es el grupo que apoya al famoso complejo industrial militar que es el que está apoyando a Israel, le interesa cualquier guerra”.

En el caso Malvinas, concluyó: “Se debe exigir una hoja de ruta a Gran Bretaña para llegar a la soberanía plena de Malvinas y reorientar todas las relaciones exteriores del país para que cualquier otro nuevo tratado bilateral o multilateral con cualquier país se exija como primera medida que apoyen nuestro pedido avalado por las Naciones Unidas”.

LI/GF/RG

Fuente:http://www.laseñalmedios.com.ar/?p=4570