Panama Papers: Mauricio Macri cada vez más complicado

El diputado Darío Martínez presentará ante el fiscal Federico Delgado nuevos elementos sobre la presunta responsabilidad del jefe de Estado en la empresa Fleg Trading. Los datos se desprenden de documentación de Franco Macri.

La Justicia recibe hoy una ampliación de la denuncia contra el presidente Mauricio Macri, en la causa por presunto lavado de dinero que tramita en el juzgado federal de Sebastián Casanello e investiga una sociedad abierta por los Macri en Bahamas, Fleg Trading, una de las revelaciones de Panama Papers. La ampliación será presentada por el diputado neuquino Darío Martínez, a partir de datos que involucran al padre del jefe de Estado, Franco Macri.

Según dio a conocer el diario Página 12, una de las pruebas que pide el diputado del Frente para la Victoria al fiscal Federico Delgado es que se solicite a Francisco Macri el detalle del capital social de Fleg Trading Ltd en el período que va de 1998 a 2005.
Martínez pretende que se investigue la propiedad de 3050 acciones que, según el legislador, el padre del Presidente no declaró como propias en un documento que entregó al jefe de Gabinete Marcos Peña. Ese documento fue enviado por Macri padre a Peña cuando el consorcio internacional de periodistas que reveló los primeros datos sobre la existencia de sociedades offshore indicó que uno de los nombres de peso que allí aparecían era el de Mauricio Macri.

El nexo entre Peña y Macri padre fue la diputada Elisa Carrió, quien en abril exhibió en Telenoche la documentación que según ella recibió el jefe de Gabinete. Por eso, el denunciante propone que el fiscal le pida a la líder de la Coalición Cívica la información en cuestión. Carrió mostró un facsímil de una planilla Excel que al día siguiente fue publicado por el portal Infobae. El diputado Martínez tomó esos datos y advirtió que dan cuenta de un capital accionario de Franco Macri de 1950 dólares en el exterior, cuando el estatuto constitutivo de Fleg indicaba que su capital inicial era de cinco mil. La duda, entonces, es quién es el dueño del 61% restante de las acciones. En el directorio, además de Franco, figuran Mauricio Macri como vicepresidente y Mariano Macri como secretario.

Dado que según las normas de Bahamas los directores y accionistas pueden ser las mismas personas, la deducción del denunciante Martínez es que Mauricio y Mariano serían los otros propietarios. “Si la intención de Mauricio Macri es negar su participación en la sociedad Fleg Trading las ‘pruebas’ que muestra su padre no lo eximen sino que, por el contrario, lo comprometen”, es la conclusión del diputado.

La denuncia del parlamentario señala que Fleg operó en la práctica como una offshore a través de la cual los Macri crearon sociedades en Brasil. El fiscal Delgado ya dio como firme esa hipótesis y pidió un peritaje contable a la Corte Suprema y envió exhortos a la Justicia brasileña. Delgado investiga si Mauricio Macri infringió el Código Penal y si su conducta está contemplada en el artículo 303, sobre lavado de activos. “La estrategia defensiva de Mauricio Macri consiste en ‘desconocer’ o ‘haber olvidado la existencia de las offshore Fleg Trading y Kagemusha y descargar toda la responsabilidad de creación y actividad sobre su padre”, opina el diputado Martínez.

Fuente: Política Argentina