El gobierno reconoce que usa fondos públicos para promocionar cuentas personales de funcionarios

Como respuesta a un pedido de Acceso a la información pública de Nueva Ciudad, desde la Secretaría de Medios confirmaron que destinan parte del presupuesto para promocionar la cuenta del jefe de Gobierno porteño, a través de la que comunica “sus opiniones sobre temas de coyuntura”.

A comienzos de agosto de este año, cuando se acababa de lanzar la aplicación +Simple, había comenzado a circular en Twitter un tuit promocionado de la cuenta personal de @horaciorlarreta, el jefe de Gobierno porteño, en la que hacía referencia a la aplicación.

Ante este hecho, desde Nueva Ciudad presentamos una solicitud de Acceso a la Información Pública -de acuerdo a lo normado por la Ley 104- en la que se solicitó que se detallen los mecanismos de planificación de medios digitales que llevaron a realizar la campaña “Conocés + Simple” en la cuenta personal de Twitter del jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta; se detalle la inversión publicitaria en dicha campaña y a qué partida presupuestaria fue asignado ese gasto; se informen los motivos por los que se definió la promoción de una política pública en el perfil personal del alcalde de la Ciudad; y que se informe si la cuenta de Twitter @horaciorlarreta es una cuenta personal o institucional y cómo es administrada.

Como respuesta al pedido de Nueva Ciudad, la Secretaría de Medios encabezada por Marcelo Nachón, explicó que la campaña de comunicación +Simple “se diseñó abarcando una gran amplitud de soportes y diversidad de medios, incluyendo TV abierta y por cable, radio, gráfica, cine, vía pública y digital”. Más, específicamente, explican en qué consistió la planificación de la comunicación digital que incluyó difusión vía Twitter, Facebook, Youtube y “varios medios online como Clarín, Perfil y La Nación, entre otros sitios web”.

“La cuenta de Twitter donde se publicó, entre otros medios, la campaña mencionada pertenece al Jefe de Gobierno e integra las herramientas de comunicación digital del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. A través de esa vía, el Jefe de Gobierno comunica las actividades de Gobierno, los nuevos lanzamientos de políticas públicas, y también sus opiniones sobre temas de coyuntura”, dicen en la respuesta a la solicitud de Acceso a la información pública que envió Nueva Ciudad.

Sin embargo, la cuenta del Jefe de Gobierno porteño no es la única que aparece promocionada. Desde el perfil de Facebook del vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, también se hace publicidad oficial, a pesar de que es su cuenta personal, que continuará utilizando incluso cuando haya terminado su mandato como funcionario y, si así lo quisiera, en otro proceso electoral.

Lo mismo sucede con las cuentas personales del jefe de Gobierno, Rodríguez Larreta, que hace uso de los fondos públicos para promocionar su cuenta durante su gestión en la Ciudad, incluso para comunicar “sus opiniones sobre temas de coyuntura”, tal y como reconoce el mismo Secretario de Medios, Marcelo Nachón. Nadie dudaría en utilizar el presupuesto del Estado para comunicar políticas públicas a través de canales de comunicación institucionales, pero no pasa lo mismo con las opiniones personales de un funcionario desde las vías de comunicación que no son institucionales.

En la respuesta firmada por el Secretario Nachón, explica que “la inversión publicitaria de la campaña +Simple en la cuenta de twitter asciende a la suma de $17.833,66, la que fue imputada a la partida presupuestaria de la Subsecretaría de Comunicación Social”.

El hecho es concreto. No se está utilizando el dinero del Estado para comunicar las cuentas oficiales del Gobierno, sino que se está financiando una cuenta partidaria, ya sea la del Jefe de Gobierno, de su Vicejefe o de cualquier funcionario público de la Ciudad. El nivel de confusión entre público y privado resulta evidente y es precisamente eso lo cuestionable y lo que hace que el hecho sea polémico.

El problema del veto a la Ley de Publicidad Oficial en la Ciudad

Otra de las situaciones con las que uno puede encontrarse en los anuncios de publicidad oficial es el de la difusión de una política pública en la que la figura principal es un funcionario del gobierno, algo que intentó modificarse a través de una ley de Publicidad Oficial pero que fue vetado por el entonces jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri.

El 3 de diciembre de 2009, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires había sancionado la ley 3.391 -con firma de Diego Santilli y Carlos Pérez– para regular la producción, el contenido, el gasto, la contratación y la distribución de la Publicidad Oficial de la Ciudad, “así como establecer mecanismos de control con el fin de garantizar la transparencia en el uso de los recursos públicos destinados a tales fines”, según versa su artículo 1°.

El abogado y especialista en políticas y derecho de la comunicación, Damián Loreti, consultado por Nueva Ciudad, explicó que el proyecto de ley incluía diversas prohibiciones en su artículo 8°, lo que no puede hacer la publicidad oficial. Este artículo, en el inciso a) prohíbe: “Incluir el nombre, voz, imagen o cualquier elemento identificable con funcionarios del sector público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”. Este es, precisamente, uno de los artículos vetados por el actual Presidente de la Nación -a través del decreto 122/2010-. Sobre esto, Loreti explicó: “La ley 3.391 de la Ciudad tiene el veto parcial de Macri de los artículos 3, 5-a, 6, un par de incisos del 8, 9, 15 y 16. El artículo 8 a) no curiosamente está vetado por Macri. El objetivo de este artículo era que no se pudiera pegar la figura del Estado con la figura del gobernante. De hecho, en las nuevas reglas que sacó Jorge Grecco en Nación, publicaron algo similar en su artículo 13. Sin embargo, al ser de la Nación no tiene injerencia en la Ciudad”.

A pesar de que la Ley de Publicidad Oficial no hace referencia al mismo caso del uso de fondos públicos para financiar cuentas personales o partidarias de los funcionarios en las redes sociales, es importante comprender que este artículo, que no casualmente fue vetado por el presidente Macri durante su mandato como alcalde de la Ciudad, tiene la intención de evitar confundir y mezclar la comunicación y difusión de las personas del gobierno con la difusión de las políticas públicas del Estado.

Respuesta del Secretario de Medios, Marcelo Nachón, al pedido de Acceso a la información pública de Nueva Ciudad: