Agua: cambios en el cuadro tarifario

Agua: cambios en el cuadro tarifario - El actual sistema no premia a los que racionalizan el consumo.

Se instalarán medidores con miras a que los usuarios paguen por lo que utilicen. En tal sentido, los residenciales comenzarán a abonar por su nivel de consumo, y no por la superficie de la vivienda. El sistema comenzaría a implementarse a principios de 2017.

El gobierno nacional tiene en estudio un nuevo cuadro tarifario para el servicio de agua y saneamiento, que entraría en vigencia en noviembre próximo. El objetivo final es disminuir el consumo per cápita ya que el país registra uno de los promedios más altos de la región. El primer paso será licitar unos 30.000 aparatos para hacer la prueba en las capitales de Salta, Tucumán, Catamarca, Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones.

Según los resultados obtenidos -si consigue buenos precios en esta licitación-, se pondrá en marcha el Plan Nacional del Agua, que depende del Ministerio del Interior y que se propone instalar otros 100.000 medidores con el financiamiento de organismos multilaterales.

La apertura de sobres de esta licitación se hará el 8 de noviembre, por lo cual se comenzarían a instalar los medidores a principios de 2017.

Consumo razonable
“El gobierno nacional está estudiando un cambio del cuadro tarifario que es muy antiguo y no premia al que disminuye el consumo, hacia un cuadro que premie a los que consuman menos”, adelantó ayer el subsecretario de Recursos Hídricos, Pablo Bereciartúa. “En el área metropolitana de Buenos Aires, se consumen 337 litros per cápita por día. En Córdoba, 272 litros. El consumo por persona es de 361 en Salta. Son niveles que superan al valor promedio de América latina”, agregó.

Según datos del Banco Mundial (BM), instalar un medidor en el hogar representa un ahorro de entre un 20 y 25% del consumo diario, un número que no sólo se da por la sumatoria de litros que salen por día de las canillas de cada residencial, sino también por la cantidad de agua que hay que colocar en las redes para que finalmente el ciudadano consuma lo que está demandando.
Sistema de medición

La iniciativa oficial pretende cambiar la forma de abonar la boleta. En tal sentido, los residenciales comenzarán a pagar por su nivel de consumo, y no por la superficie de la vivienda.

Asociar lo que un hogar paga según los metros cúbicos consumidos y no en la cantidad de metros cuadrados del departamento o casa permitirá establecer un esquema en que el costo variable tenga más peso, ya que hay períodos con mayor o menor consumo.

Respecto de la zona de la ciudad de Buenos Aires y el conurbano bonaerense, el funcionario señaló que “los medidores están a disposición de los usuarios, y cualquiera que esté bajo el servicio de Aysa puede pedir el medidor y lo instalan, con cargo a nombre de la empresa”.

Fuente:http://www.cronica.com.ar/article/details/101152/agua-cambios-en-el-cuadro-tarifario