Michetti: “Pobreza cero no existe en ningún lugar del mundo”

Entrevista con la vicepresidenta.

También se defendió de la causa en la que está imputada. “Nadie piensa que soy una corrupta”, asegura.

La vicepresidenta Gabriela Michetti, la semana pasada, en un acto por el 70 aniversario del inicio de los vuelos de la aerolínea Iberia entre España y América Latina.

 

La vicepresidenta Gabriela Michetti, la semana pasada, en un acto por el 70 aniversario del inicio de los vuelos de la aerolínea Iberia entre España y América Latina.

Toronto le genera recuerdos fuertes a Gabriela Michetti. Cuenta que a Canadá, por una beca, viajó por primera vez sola después del accidente y que se sintió libre al recorrer esta ciudad sin pedir ayuda. Dos décadas después volvió para buscar inversiones, por instrucción de Mauricio Macri. Dice que es un “éxito”, aunque reconoce a Clarín que el Gobierno atraviesa su “año más difícil” y que el objetivo de pobreza cero declamado durante la campaña es aspiracional: “En ningún país del mundo existe”.

Cumplida la etapa de reuniones con ejecutivos y empresarios –pendiente la agenda más política en Otawa-, Michetti muestra el optimismo habitual de los funcionarios en sus salidas al exterior: “Es un éxito absoluto. Si no están evaluando una inversión están a punto de abrir una oficina. Lo más avanzado son energías renovables, infraestructura y minería. La Argentina está en el centro de la escena porque puede liderar un proceso de reformulación de gobiernos de América Latina”.

-¿Cuándo habrá un impacto de las inversiones en la economía real?

-Este año ya hay empresas que comenzaron con inversiones y otras van a empezar el año que viene. Vamos a estar recibiendo entre 35 y 40 mil millones de dólares.

-¿Alcanza para salir de la recesión?

-Una economía en crecimiento después de cinco años de no crecer, para el año que viene nosotros ponemos una línea de 3,5 y algunos dicen más, es salir de la recesión. La obra pública va a generar 120 mil puestos de trabajo para febrero. Después del blanqueo vamos a tener más iniciativas de inversión de los empresarios nacionales.

-Se difundió el índice de pobreza, un 32,2%, y más de un millón de pobres más en esta gestión, de acuerdo con la UCA. ¿Pobreza cero fue un slogan de campaña de cumplimiento imposible?

-Poner el eje en la pobreza cero es un aspiracional, tiene que ser el tema de la agenda política. La pobreza cero como tal, cero, en ningún país del mundo existe. Ni en los países desarrollados. Si lo tenés como aspiracional lo que hacés es ir bajando la pobreza. No me parece que el Gobierno tenga que decir “tenemos un millón y pico más”, porque no hay un comparativo del Estado. El punto de partida es éste. En los últimos años lo que se hizo fue proteger con una transferencia básica las necesidades de la gente pero no se la sacó de la pobreza.

-Más allá de la herencia, ¿las medidas de este Gobierno no aumentaron la pobreza?

-Las medidas definitivamente generan el año más difícil del Gobierno. Son antipáticas, sinceramos una economía que era ficticia. Pero también aumentamos la protección social y hacemos que el año que viene por fin crezcamos. Con trabajo la gente sale y no vuelve a la pobreza.

-¿Le preocupa la conflictividad social?

-Por más que haya algunos sectores radicalizados que quieren generar conflictividad social, cuando uno habla con los intendentes dicen que no hay. Podríamos haberla tenido con el aumento de tarifas y no la hubo. El 65%, 70% dice que estamos en una situación difícil pero teníamos que pasar por esto para estar mejor. Siempre hay que tener un ojo muy puesto en eso y lo tienen especialmente Carolina (Stanley), Jorge (Triaca) y María Eugenia (Vidal).

-El Gobierno había estimado un 20, 25% de inflación, ¿por qué rechaza la reapertura de paritarias?

-En la mayoría de los casos las paritarias empataron la inflación y en otros casos hasta la pasaron. Hay que tener cuidado de que no volvamos a hacer un espirar inflacionario. No tiene que ver con achicar el poder adquisitivo, al contrario.

-¿La recuperación va a llegar antes de las elecciones de 2017, clave para el Gobierno?

-Ya estamos viviendo una situación con signos de que el camino es el correcto. Tengo mucha confianza en el proyecto político y económico, no tengo ningún miedo a que nos vaya a ir mal. Es un proyecto sano, con fortaleza, arraigo, solidez.

-Hubo errores ‘no forzados’ que también generan otra imagen del Gobierno.

-Cuando uno comete un error está bueno decirlo. Se ha abusado un poco con esto de que hicimos muchos errores, el que pudo considerarse controvertido fue el aumento del gas. Los nombramientos de la Corte fue cuando arrancamos y rápidamente se corrigió. El Presidente no es obstinado, terco, es de escuchar.

-Hubo otras metas y promesas que no se cumplieron, como la eliminación de Ganancias.

-Hay cosas que nos están llevando un poco más de tiempo, pero no es que se dejan de lado. No bien se den las condiciones queremos seguir con el plan que teníamos.

-En esta ciudad tuvo reuniones con mineras. El mes pasado se conoció otro derrame de cianuro en Veladero. ¿Habrá condiciones y control para las empresas?

-La Argentina quiere hacer minería porque son provincias con necesidades básicas insatisfechas y esto genera muchos puestos de trabajo, algunos consideran que el potencial es mayor al de la soja, siempre con el estándar de protección ambiental de sus países de origen. Planteamos eso: “Lo que están haciendo ustedes acá es lo que queremos allá”. Y agregar valor porque agregamos trabajo, que no sea solamente economía extractiva.

-Concretamente, ¿cómo será el control de los daños ambientales y dar valor agregado?

-Eso lo tiene que controlar la provincia. Podemos hacer una ley marco y las provincias tienen que adherir. Y si hacemos un país en el que va bajando la inflación, con un mercado interno que crece, con mejor infraestructura, costos de productividad más razonables, productividad laboral, la propia industria se va instalando.

-¿Cuánto afectó su imagen la causa por el origen del dinero robado en su casa y los aportes de la fundación?

-No me ha pasado en ninguna oportunidad que alguien me diga algo malo, todo lo que me dicen es ‘fuerza, mirá lo que te hacen, nadie va a pensar que sos una corrupta’. Eso me demuestra que la ciudadanía no lo cree, mi imagen sigue siendo muy positiva en las encuestas. Aun así no es lindo tener que estar defendiéndose en una causa. Lo primero que hice fue ponerme a disposición de la Justicia. No tengo ninguna inquietud sobre mi conducta.

-¿Se arrepiente de no haber denunciado públicamente el robo de inmediato? Hubo balances que no fueron presentados en la IGJ. ¿Hace autocrítica?

-Eso es una falla administrativa que no tiene consecuencias de ningún tipo porque la misma información estaba en la AFIP. Y denuncié lo que me robaron con absoluta transparencia a la Policía y a la Justicia. La Policía me pidió discreción porque era probable que pudiera ser un custodio. Las empresas que donan a SUMA son empresas que le donan a todas las instituciones benéficas. Sigo siendo la misma persona que vive de un sueldo del Estado, con el mismo patrimonio y la misma casa con timbre a la calle. No me arrepiento de nada.