Ocho de las 12 sociedades que declaró Macri no presentaron sus balances

El año pasado la denunció por evadir unos $ 100 millones. Pero ahora detectó que la deuda es mucho mayor.

Protesta de los empleados de OCA, hace dos semanas, por deudas salariales. Foto: Gustavo Ortiz

Protesta de los empleados de OCA, hace dos semanas, por deudas salariales. Foto: Gustavo Ortiz

La AFIP analiza pedir la quiebra de la empresa postal OCA, por una deuda que fuentes del Gobierno sitúan cercana a los $ 4.000 millones. Además, el organismo tiene embargadas las cuentas de OCA y es muy probable que la semana que viene no cobren sus sueldos los 7.000 empleados de la empresa.

“Se vienen tiempos difíciles”, dijo ayer el gremialista Hugo Moyano, en una reunión que encabezó en la biblioteca sindical del gremio de Camioneros, donde expuso sobre la situación de OCA. Allí citó a 20 empresarios postales, a quienes les pidió que tengan “códigos” y en los próximos días “no tomen” clientes de OCA, para poder mantener a flote la empresa.

Este periodista de Clarín asistió ayer a esa reunión y llegó a sentarse en una silla, al costado de la amplia mesa, mientras hablaba Moyano. Pero al instante le advirtieron que tenía que abandonar ese lugar y salir a la calle, porque no tenía autorización para estar ahí. Al finalizar la reunión, los empresarios postales contaron qué les había dicho Moyano; aunque a él no se lo pudo ubicar.

El sindicato de Camioneros, que conducen Hugo y Pablo Moyano, pagó el mes pasado entre el 30% y el 40% de los sueldos adeudados a los empleados de OCA, tras varios días de paro, ya que el Grupo RHUO, dueño de la empresa, no tenía la plata para hacerlo.

“Todos los empleados de OCA están afiliados a Camioneros. Pero la empresa postal hace años que no paga los aportes de la seguridad social de sus empleados y evadió miles de millones de los impuestos”, dijo una fuente oficial, que pidió mantener su anonimato.

El año pasado la AFIP denunció a OCA por evadir $ 100 millones. Pero la semana que viene podría pedir su quiebra, porque el organismo detectó que la deuda es mucho mayor: fuentes oficiales dicen que son $ 4.000 millones.

En el Gobierno tomaron nota de la situación y hay febriles reuniones entre el presidente Mauricio Macri y varios de sus funcionarios, que tratan de encontrar alguna solución. Las propuestas van desde alguna moratoria de la AFIP, hasta el pedido de quiebra, que es la que hasta ahora tiene más posibilidades de materializarse.

Así como Hugo Moyano reunió ayer a los empresarios del sector postal, el Gobierno está tratando de generar algún mecanismo para incorporar a parte de los 7.000 empleados de OCA que quedarían en la calle, si se concretara su quiebra. Esas gestiones habrían logrado el compromiso de reabsorver a 3.000 de sus empleados en otras empresas del sector, incluyendo al estatal Correo Argentino. Pero es una incógnita qué sucedería con el resto de los empleados, lo cual podría convertirse en un potente foco de conflicto.

OCA es la empresa de correo postal privado más grande del país. Tiene 7.000 empleados, 150 sucursales y 1.000 vehículos. La empresa era de Alfredo Yabrán en la década del ‘90, aunque él no la reconocía como propia. En 1997 la compró el Exxel Group. Luego pasó a manos de los bancos acreedores y de ahí al fondo de inversiones Advent, que en 2009 la vendió a Alfredo Romero, un empresario ligado a Yabrán, que ya había estado en OCA.

Fue Romero el que le vendió la empresa hace tres años a otro grupo empresario opaco, el Grupo RHUO (Recursos Humanos Organizados), de Patricio Farcuh, en US$ 60 millones, más la asunción de un pasivo de $ 300 millones. Farcuh apalancó esa compra con plata de otras empresas del grupo -en áreas de servicios y personal temporario-, más la evasión impositiva y previsional.

Farcuh, de 42 años, es un empresario hiperkinético, que tuvo un crecimiento meteórico durante la última década. Ligado al kirchnerismo y a Daniel Scioli, tiene una relación muy cercana con los Moyano.

Ese vínculo con los Moyano quedó de manifiesto hace dos semanas, cuando el gremio de Camioneros pagó parte de los sueldos adeudados a los empleados de OCA. Y se materializó ayer, cuando Hugo Moyano se sentó en la cabecera de una larga mesa, en el primer piso de la biblioteca de Camioneros, Eva Perón, para pedirle a los empresarios del sector que “tengan códigos” y en los próximos días no se lleven los clientes de OCA.

Fuente:http://chequeado.com/investigaciones/ocho-de-las-12-sociedades-que-declaro-macri-no-presentaron-sus-balances/